lunes 15 de agosto de 2022
MODO FONTEVECCHIA VICE A DOS PUNTAS

Alfredo Cornejo: "Cristina quiere jugar en el oficialismo y en la oposición a la vez"

El senador nacional por Juntos por el Cambio habló sobre el rol de la vicepresidenta respecto del rumbo de la economía del país. “Se ve a Batakis sin apoyo, sus líderes no están sintonizando con su discurso”, dijo. Mirá la entrevista completa.

15-07-2022 10:28

En diálogo con Modo Fontevecchia (Radio Perfil FM 101.9 o Net TV), Alfredo Cornejo, senador nacional, analizó el panorama político y económico del Gobierno y dijo que Cristina Kirchner “quiere jugar en el oficialismo y en la oposición a la vez”. En ese sentido agregó: “No quiere ser vista como parte de la fallida gestión económica de Alberto Fernández”. 

Con respecto a Silvina Batakis, intuyo que le pareció adecuado su discurso más ortodoxo.  ¿Tiene dudas de si podrá llevarlo adelante?

Conceptualmente, es correcto lo que dijo, pero a los gobiernos kirchneristas hay que evaluarlos por lo que hacen, no por lo que dicen. Decir que hay que equilibrar gastos e ingresos y que hay que unificar las cuentas para lograrlo suena correcto y responsable. Esos anuncios los contextualizaría en el miedo a una hiperinflación, una crisis de deuda en pesos por los grandes vencimientos a cubrir y no tener con qué hacerlo.

Ese mensaje ortodoxo tiene que ver con eso más que con convicciones profundas. Cuando toquen las cajas de la gente de La Cámpora, hay que ver si se puede cumplir con esa tarea. Se hará una segmentación de tarifas correctas por el lado del consumo y no por los ingresos, algo ridículo. El kirchnerismo no está preparado para hacer una organización macroeconómica racional de los recursos. Políticamente se ve a Batakis sin apoyo, sus líderes no están sintonizando con su discurso.

Por omisión, la vicepresidenta al no opinar en contra, ¿le habla al mercado y pospusieron la interna por ese miedo a la hiperinflación?

Si. Ella tiene doble vara para analizar hechos y personas y un doble discurso de hechos y relatos. La supongo asustada por una hiper que haga estallar por los aires su proyecto de poder. Cristina quiere jugar en el oficialismo y en la oposición a la vez. Quiere conservar sus privilegios administrando cajas con su grupo y la relación con la justicia, pero también no quiere ser vista como parte de la fallida gestión económica de Alberto Fernández. Eso es incompatible.

En el acuerdo con el FMI, ella prefirió que se hiciera porque si no hubiésemos entrado en default, no quiso quedar pegada y su gente votó en contra. En los enunciados de Batakis vas para el mismo lado de no obstaculizar pero no banca la ortodoxia. Su grupo de influencia pide salario universal y ella se queda callada. Es donde ella se siente más cómoda dentro de la incomodidad de este Gobierno.

"Hoy se está cayendo un gobierno entero y el propio peronismo", sentenció Carrió"

¿Percibe que pasa lo mismo con el caso de Grabois y ciertos movimientos piqueteros, que también están aspirando a cargos y protestando contra el Gobierno al mismo tiempo?

Grabois goza de independencia del Gobierno pero está como Cristina. Quiere estar en la parte crítica pero su gente sigue estando en el Gobierno administrando caja. Como el fondo que se creó con el impuesto a la riqueza que lo administra su gente. Estoy estudiando el tema y tiene una pésima ejecución ese fondo. 

¿Cree que la estrategia del Gobierno es estirar este status quo y surfear la crisis económica con una inflación alta sin grandes devaluaciones  para entregarle al próximo Gobierno la tarea de tener que hacer la devaluación que sea necesaria?

Sí, lo que no sé es si eso le saldrá. Ellos quieren una inflación alta porque es parte del proyecto de poder que los bolsillos del Estado estén llenos. La inflación es un impuesto en sí mismo. Administrar esa caja es un signo de poder en sí. Pero se les fue la mano y no pueden bajar la inflación porque ya afecta a su propia base electoral, que cada vez es más chica.

Hablamos con Hugo Yasky y él decía creer que Martín Guzmán renuncia porque tenía la expectativa de que el acuerdo con el FMI, una vez firmado, iniciaría una situación de bonanza de la economía, pero no fue así. Por ende, Guzmán vio que no tenía nada para ofrecer porque todo lo que tenía era el acuerdo con el FMI. ¿Le parece una descripción plausible?

Me cuesta coincidir con él, pero es muy probable que esa sea la hipótesis. Creo que el kirchnerismo, incluido Yasky, decían que Guzmán era un genio que venía de Stiglitz. Alberto Fernández busca a un discípulo de Stiglitz para congraciarse con Cristina. Cuando el ex ministro hizo la pésima decisión de los bonistas privados antes que con el FMI, el kirchnerismo duro aprobó esa estrategia.

Hoy se hacen los distraídos pero no creo que sea justo para el devenir del país. El FMI debería dar explicaciones a los gobiernos, el acuerdo era muy liviano a la hora de obtener resultados sostenibles. Si en Cambiemos hubiésemos tenido un desempeño económico bueno, no hubiesen ganado las elecciones.

CB PAR