lunes 26 de septiembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA LIGA PROFESIONAL

Boca se quedó con el Superclásico y sueña con el campeonato

El Xeneize le ganó 1-0 al Millonario con gol de Darío Benedetto y quedó a dos puntos de Atlético Tucumán, el líder del torneo. Cuáles fueron los factores determinantes del triunfo y cómo sigue el camino de ambos equipos.

Un duelo de dientes apretados en la Bombonera con el equipo de Hugo Ibarra llevándose el triunfo 1-0 ante River con gol de Darío Benedetto que sacó la mufa, se trepó en el alambrado de la hinchada y empezó a festejar. Tres puntos de oro para el Xeneize que llega a 32 unidades, un escalón debajo de los 34 de Atlético Tucumán.

Con más corazón que fútbol Boca se llevó una nueva edición del Superclásico. Tres puntos vitales no solo para seguir por el camino de la resurrección a base de victorias, sino que también le permitieron meterse en los primeros puestos y empezar a apretar en serio al Decano que sigue siendo el líder de la Liga Profesional. Si bien el buen fútbol brilló por su ausencia, el hincha de Boca reflejaba sonrisas y euforia en sus rostros luego de la victoria 1-0 sobre el eterno rival.

El duelo de los entrenadores y las claves del partido

Tanto el "Negro" Ibarra como Marcelo Gallardo plantearon algunos cambios respecto a partidos anteriores intentando arrancar con ventaja desde lo táctico el duelo en la Bombonera. Por su parte Ibarra puso a Martín Payero en el medio, no solo por su buen manejo de balón y cambio de ritmo, sino para que sea la sombra de Enzo Pérez en todo momento. Ese plan funcionó en gran medida porque el ex jugador del seleccionado argentino no tuvo la comodidad de siempre para marcar la diferencia en ese sector del terreno de juego. Por su parte, el Muñeco planteó una línea de tres centrales con Paulo Díaz, Emanuel Mammana y Javier Pinola, y con Milton Casco y Marcelo Herrera como una especie de laterales, pero con mayor proyección al ataque. Con la intención de sobrepoblar el ataque ambos jugadores pisaron los últimos metros en reiteradas ocasiones.

Hugo Ibarra le respondió a Gallardo luego de la victoria en el Superclásico: "Nosotros estuvimos cómodos hoy"

La primera media hora del partido reflejó una intensidad que dejaba en evidencia que en el complemento no sería igual. Ambos equipos corrieron mucho, apretaban la marca y ocupaban los espacios intentando achicar el margen de maniobra del rival. Así los primeros 45’ fueron de pura intensidad y de constante estudio para encontrar el error del otro. La más clara la tuvo River con un gran anticipo de Mammanna al primer palo luego de un buen envío al área de Juanfer Quintero. Quien reaccionó aún mejor fue Agustín Rossi, que a puro reflejo sacó una pelota que tenía como destino la red. Esta intervención de Rossi se festejó como un gol y le dio más razones al hincha para gritar por su arquero figura que sigue respondiendo y diciendo presente.

Los cambios en el segundo tiempo que definieron el Superclásico

En el complemento se prestaron más la pelota y al igual que Rossi, apareció Franco Armani que en los clásicos se agiganta y siempre tiene intervenciones excepcionales. Un remate a quemarropa de Pol Fernández se topó con una volada espectacular del arquero del combinado argentino. De ese mismo remate detenido por Armani llegó el córner del gol Xeneize. Desprendiéndose de su marca, Benedetto pisó el área chica y poniendo la cabeza llenó la red de gol para el delirio de los presentes. Tal fue el desahogó del 9 xeneize, que se trepó al alambrado, fiel al estilo del Manteca Martínez, para gritarlo con la hinchada. Un grito que no solo significó el gol del triunfo, sino que fue un alivio para el Pipa que se reencontró con el gol luego de varios partidos de sequía y malos rendimientos.

Con el resultado en su favor Ibarra movió las piezas. Para la sorpresa de propios y extraños finalmente llevó a cabo lo que había sido un rumor. Mando a Carlos Zambrano como quinto defensor entre Nicolás Figal y Marcos Rojo. Algo que le dio mayor presencia en el área para hacer el 2-1 a Borja y Beltrán, pero al mismo tiempo cedió terreno en el medio a los de Gallardo. Así fue, Palavecino, Pérez y De La Cruz se adueñaron de la pelota y Boca no hizo más que refugiarse de manera peligrosa en los últimos 20 metros. Fueron 15 minutos de constantes golpes de River para llegar al empate. Para la buena fortuna de Ibarra le faltó precisión en los últimos metros a los Millonarios. Luego un destello de fútbol de Benedetto dejó con un taco en la puerta del área con una gran chance para Pol Fernández de poner el 2-0. Pero pecando de ser diestro definió con la zurda y la tiró por las nubes.

Benedetto filoso después del Superclásico: "Me encanta cuando puedo cerrarle la Boca a todos"

En líneas generales el segundo tiempo fue más corte que juego. Boca se cargó de amarillas y de infracciones lejos del área de Rossi para hacer el segundo tiempo lo más lento posible. Sin jugar de la mejor manera Boca se llevó una nueva edición del clásico y se trepa los primeros puestos. Cosechó su cuarta victoria al hilo y llega a los 32 puntos, apenas a dos unidades de Atlético Tucumán, único líder del certamen. A pesar de la derrota, River sigue a tiro porque se mantiene con 29 unidades y restan ocho fechas para que culmine el torneo.

Cómo sigue el camino para el Xeneize

Para estirar el buen momento habrá fecha entre semana y Boca visita a Lanús que anda complicado con los promedios. Partido de diferentes realidades en el sur el próximo miércoles 21:30 con un Boca que querrá seguir por la senda del triunfo para seguir peleando arriba.

JL PAR