viernes 27 de enero de 2023
MODO FONTEVECCHIA Creer o reventar

Siguen apareciendo coincidencias para que Argentina gane el Mundial de Qatar 2022

Los aires en Doha ahora son de puro optimismo y el empuje de la gente lo hace notar para lo que se viene. Con el correr del tiempo, las coincidencias siguen al pie de la letra y aparecen otras nuevas que ilusionan.

La previa del Mundial de Qatar se hizo extensa, teniendo en cuenta que la corriente edición del mundial se está disputando en noviembre y diciembre, y no en junio y julio como suele ser habitualmente.

Así, con tanto tiempo por llenar para que le espera sea menos intensa, los análisis futbolísticos y demás cuestiones se llevaron el protagonismo de todos los especialistas, pero también de los fanáticos que a través de redes sociales también hacían su trabajo de hallar cuestiones que arrojen fe de cara a la Copa del Mundo.

La increíble historia de cuándo y por qué la Selección Argentina enamoró a Bangladesh

En el análisis previo, en cuanto a las coincidencias del último campeonato y el actual certamen fueron varias y que claro está despertaban mucha ilusión en los fanáticos. Alguna de ellas era por ejemplo, que tanto Chile como Nigeria, dos rivales que siempre han aparecido en el horizonte de Argentina en distintas competiciones, no estuvieron presentes en México 1986 y tampoco estuvieron en Qatar 2022.

Otro caso fue el de Canadá. El equipo comandado por Alphonso Davies jugó su primer y único Mundial en 1986 y el destino en este caso hizo que el conjunto canadiense juegue recién en 2022 su segunda cita mundialista.

Después los hinchas se ataron a distintos tipos de coincidencias que escapaban meramente de lo futbolístico, pero en estas instancias la fe es una cuestión importantísima, aún con el que sea ateo, porque el fútbol es eso, pasión y muchas cuestiones internas que llevan a uno a idealizar cualquier tipo de escenario con tal de ganar.

La predicción de Los Simpson que los argentinos "eligen no creer" sobre el ganador del Mundial

Además, se destacó la presencia de Robert De Niro en el país. El reconocido actor estuvo presente en la Argentina en 1986 y reapareció para filmar otra de sus películas en 2022. También surgieron otras situaciones similares en el plano político. Tanto en 1986 como en el corriente año hubo intentos de magnicidio en Argentina.

En la década de los ochenta sucedió con el presidente en ese entonces, Raúl Alfonsín. Ahora en 2022 sucedió lo mismo con Cristina Fernández de Kirchner, vicepresidenta de la Nación.

Ahora con la Copa del Mundo en pleno desarrollo y Argentina ya clasificada a los octavos de final siguen apareciendo coincidencias, en este caso tanto con el campeonato de 1978 y 1986, las cuales desatan más locura y esperanza en los hinchas. La primera de ellas es que Polonia clasificó a los octavos de final por primera vez en 1986 y se volvió a meter entre los mejores 16 en la corriente edición.

Luego en la vereda de enfrente, México quedó eliminado en primera ronda en Qatar 2022, hecho que no sucedía desde 1978, luego en las demás participaciones el conjunto azteca pasó la primera ronda.

La increíble historia de cuándo y por qué la Selección Argentina enamoró a Bangladesh

Por último, en redes sociales surgió una coincidencia, que a pesar de arrojar optimismo hay que desmentirla porque es falsa. Se trata de que, supuestamente en 1978, en el tercer partido de aquella Copa del Mundo, Mario Kempes falló un penal. Luego en 198 habría sucedido lo mismo con Diego Maradona y su remate desde los doce pasos en el tercer encuentro mundialista.

Estos dos datos son erróneos, en el afán de relacionar el penal fallado por Lionel Messi ante Polonia. De todos modos, si hay otro caso que da esperanzas en la carrera hacia la gloria de Argentina. En este caso no tiene relación alguna con el mundial de 1978 o de 1986, sino con el próximo rival, Australia.

La última vez que el conjunto de Oceanía se metió en los octavos de final fue en Alemania 2006. En aquel encuentro se enfrentó con Italia que lo superó por 1-0 con gol de Francesco Totti. 

En aquel encuentro la victoria fue para los italianos, que luego de un auspicioso recorrido gritaron campeón del mundo tras vencer a Francia en aquella recordada final en Berlín. A fin de cuentas, las coincidencias aparecieron y siguen apareciendo, es creer o reventar.

FM JL