lunes 26 de septiembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA NEGOCIACIONES EN EL EXTERIOR

Daniel Marx: "El FMI en su ADN no ha cambiado"

El economista y ex presidente del Banco Central habló en Modo Fontevecchia y afirmó que el Fondo no cambió su genética. Además, expresó que "hay mejoras en este mes, en cuanto a materia fiscal por la recaudación de retenciones".

21-09-2022 11:01

El economista y ex presidente del Banco Central, Daniel Marx, brindó detalles y opiniones sobre el seguimiento que está realizando de las reuniones que Alberto Fernández está teniendo en Estados Unidos. Si bien ve una relación positiva entre el organismo internacional y Argentina, aseguró que "el FMI en su ADN no ha cambiado", en diálogo con Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

Ayer el Fondo Monetario aprobó la segunda revisión del acuerdo de facilidades extendidas que le dio al país para refinanciar su deuda. ¿Considerás que están las condiciones para que se apruebe la tercera?  

Todavía no aprobó la segunda, termina con el tratamiento, con el directorio, que puede ser a fines de este mes o principios de octubre. Lo que pasó es que aprobó el staff, que es quien recomienda al staff aprobar esto.

¿Hay casos en el que el staff recomienda y el directorio luego no aprueba?

No conozco.

Por eso, porque quizás simplemente pueda ser un trámite de orden formal si es que no existen antecedentes entre lo que recomienda el staff y aprueba el directorio.

El directorio no lo considera así, pero no hay antecedentes.

¿El tercer tramo lo ves más difícil?

Hay mejoras en este mes en cuanto a materia fiscal por la recaudación de retenciones a importaciones especialmente producto de la liquidación "gracias" al dólar soja. Por el lado de reservas también está ese ingreso, veremos los momentos precisos de ingresos de desembolsos de préstamos del Banco Interamericano de Desarrollo que son alrededor de 1000 millones de dólares.

El Gobierno consiguió la aprobación del FMI

Lo importante no solamente es mirar si las metas de septiembre se cumplen o no, sino cuáles son las perspectivas del programa. Eso va a tener que ver con la evolución de la discusión del presupuesto en el parlamento, mucho más con la tasa de inflación y si uno puede dominar las expectativas dentro de la economía y transformarlas para que brinden alivio.

Los dichos de Kristalina Georgieva son bastante fuertes y uno podría interpretar que la salida de Martín Guzmán fue un retroceso pero luego la llegada de Sergio Massa dos pasos para adelante. ¿Es cortesía de organismos institucionales o demuestra una simpatía que es inusual y una emocionalidad que tampoco es usual?

Esto es Argentina y parecen estar comprometidos con el Fondo Monetario. Una diferencia respecto a la historia más lejana de Argentina y su relación con el Fondo es que hoy hay mucha más plata en juego. Están los 45 mil millones de dólares cuando antes era una fracción. Esto lleva a que las dos partes traten de buscar una solución y hacerla menos disruptiva.

A veces el Fondo jugaba con llevarlo a un extremo porque no tenía tanta plata en juego. El FMI en su ADN no ha cambiado, ellos miran las cuentas fiscales con mucho énfasis, cómo evoluciona las cuentas monetarias y lo que llaman las reformas estructurales con una vista que no varió mayormente a lo largo de los años.

Esta analogía del paso para atrás y dos para adelante es porque se veía que había desvíos especialmente proyectados para el tercer trimestre. Hay algunos matices y mucha más plata en juego, además buscar alguna idea de salida compartida entre las partes.

El FMI aprobó la segunda revisión del acuerdo y le otorga US$ 3.900 millones a la Argentina

En esencia, el Fondo sigue siendo el mismo y lo que cambia es la relación de poder. Se puede citar la famosa frase de que cuando alguien debe poco dinero el problema del deudor, y cuando uno debe mucho el problema es del acreedor.

Tampoco hay que llevarlo tan al extremo. Algo que dicen desde el Fondo es, que si bien Argentina es el mayor deudor en relación al capital del Fondo, sigue siendo una fracción menor que él podría absorber como pérdida si uno lo lleva al extremo, pero nadie quiere tener pérdidas por supuesto.

Se especula con un Plan Austral de Sergio Massa que primero tenga un poco más de inflación, pero que luego desemboque en una inflación cercana al 1% o 2% y sea reactivador, aunque produzca algún ajuste como lo fue el Plan Austral antes de las elecciones de 1985, la convertibilidad en 1991 y salvando las distancias el plan real en Brasil ¿Te parece probable que un plan de esa naturaleza puede ser lanzado en el contexto económico actual de la Argentina?

Desconozco, pero sería bienvenido. Si uno ve las preocupaciones de la gente, la tasa de inflación está en el tope de la lista. Esto no es magia, corresponde ubicarlo dentro de un plan y hacerlo factible. Tenemos que ver qué iniciativas toma el Gobierno al respecto y cuál es su margen de acción en esta materia. 

BL PAR