jueves 30 de junio de 2022
MODO FONTEVECCHIA Testimonio

El 24 de marzo de Jorge Fontevecchia

El periodista recuerda la persecución que sufrió durante la dictadura del 76, que lo empujó al exilio.

23-03-2022 14:40

Yo no puedo dejar de reflexionar sobre mi propio 24 de marzo, o sea, el último 24 de marzo de la dictadura fue el día que a mi me pusieron a disposición del Poder Ejecutivo Nacional, en aquel momento acusado de ser espía inglés durante de guerra de Malvinas, obviamente un disparate absoluto, y tuve la suerte de tener a Alfonsín como abogado del habeas corpus que recién salió con la llegada del nuevo Gobierno, y tuve que vivir el último año de la dictadura, en el exterior, en el exilio, pero quería recordar lo disparatado de aquello.

Creo que lo que estoy contando como historia personal demuestra la locura a la que esa gente podía llegar, como por ejemplo la de Galtieri en la invasión de Malvinas. Es decir, no solamente fueron personas que llevaron adelante con maldad y alevosía actitudes criminales, sino que además fueron muy incompetentes, que esa es otra de las diferencias que tuvo la dictadura en Argentina comparada con la chilena, que nadie puede decir que Pinochet haya sido aún más monstruoso y sangriento, aunque en términos de vida es probable que nuestro país haya superado a todos. En el caso de otros países no sabemos cuán exactos son los números, por eso tenemos el caso de Brasil que fueron apenas centenas de personas.

 Lo que quiero marcar para las nuevas generaciones es que además de gente atravesada por el mal, eran muy ignorantes, y creo que esos dos elementos, como siempre marcaban los griegos, la ignorancia es una forma de mal, se potencian. Es decir, que el mal y la ignorancia son de un grado de destrucción monumental. Probablemente, esa ignorancia de los dictadores que tuvimos, no por defender a los que no lo sean como uno podría decir de Pinochet, al contrario, pero la ignorancia aumenta los males que producen y, al mismo tiempo, quizás sea una señal de una enfermedad que atraviesa toda la sociedad y es que ni siquiera logramos ser eficientes en lo que cada uno se propone.

A 46 años del golpe de Estado, aumentan a $5.5 millones la recompensa sobre represores

Por ejemplo, veníamos hablando del fracaso tanto de la gestión de Cristina como de Macri, o sea, que una de las cosas que tenemos que tratar de recordar de aquella experiencia horrible que tuvo la Argentina con la dictadura, además de la maldad, y la bestialidad, el altísimo grado de incompetencia que se plasmó en llevar al país a una guerra como la de las Malvinas.