domingo 04 de diciembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA AVANZA LA CAUSA

Gastón Marano: "El atentado contra Cristina Kirchner fue obra de dos marginales"

El abogado de Gabriel Carrizo, quien está señalado por la vicepresidenta en el intento de asesinato que recibió, aseguró que su defendido "no ha tenido nada que ver con este hecho". A su vez, opinó sobre Sabag Montiel, Brenda Uliarte y la jueza Capuchetti.

23-11-2022 11:27

Gastón Marano, defensor legal de Gabriel Carrizo, reveló cómo avanza la causa en su contra por el ataque a la expresidenta de la Nación. "El atentado contra Cristina Kirchner fue obra de dos marginales", enfatizó.

También manifestó en Modo Fontevecchia (Net TV y Radio Perfil FM 101.9) que la jueza Capuchetti "está llevando adelante una investigación rigurosa". Por qué los mensajes de su defendido "eran producto de una broma".

Dado que la vicepresidenta publicó un mensaje de Gabriel Carrizo en el que textualmente dice "recién intentamos matar a Cristina", ¿cuál será la estrategia para desvincular a su defendido de ser acusado del intento de magnicidio?

La estrategia responde a develar lo que es cierto y lo que Carrizo ha venido sosteniendo desde el comienzo, que se ha ido probando con los testigos que pudimos citar. Vale recordar que hay testigos que hemos ofrecido y no han sido escuchados. Carrizo dijo desde el comienzo que los mensajes que se mandaron a la madrugada eran producto de una broma que estaba haciendo con los amigos.

La estrategia es poder presentarnos con los testigos y los peritajes a los teléfonos para demostrar que Carrizo no ha tenido nada que ver con este hecho. Hasta ahora no sabemos qué es lo que ha ocurrido en verdad.

¿Está bien de la cabeza su defendido?

Él es un muchacho marginal, que estaba rodeado de amigos en una madrugada, donde estaban haciendo bromas bromas repudiables. Sin embargo, los testigos han explicado el tipo de humor que tenía Carrizo y sus antecedentes en este sentido. Y hay personas involucradas en la causa que han hecho comentarios similares. Entiendo que no es inimputable y así lo han dicho los médicos.

Si está bien de la cabeza es una apreciación demasiado amplia. Evidentemente, tuvo un momento de falta de cordura cuando se produjeron esos hechos. Pero Carrizo está arrepentido por eso. Y salvo esos mensajes, no hay ninguna prueba contra él.

Cristina Kirchner difundió mensajes de WhatsApp de la noche del ataque: "Recién intentamos matarla

¿Cómo conoció a su defendido?

Lo conocí estando detenido. Él estuvo en Ezeiza y, antes de defenderlo, estuve en contacto con su madre y su hermano, que fueron los que me convocaron para tomar su defensa. Me hice presente la misma noche en que fueron allanados y, desde entonces, hemos llevado adelante la defensa. A la mayoría de gente que defiendo es porque la conozco a través de terceros que llaman al estudio buscando una defensa.

A diferencia de los procesados como autores, Carrizo tiene una defensa privada, que es la mía. Pero Sabag Montiel y Brenda Uliarte se mantienen con una defensa pública.

¿Se podría decir que el contexto de Carrizo tiene mayor contención que el de los otros detenidos?

Eso está claro. En los informes que se aportaron a la causa, está claro que Sabag Montiel y Brenda Uliarte carecen de contención alguna. Esa puede ser la explicación por la cual no han dado con una defensa privada. Pero es correcta la diferencia sociológica que marcás entre Carrizo y los otros imputados.

Las acusaciones de Cristina Kirchner

La vicepresidenta también plantea que se investigue y se procese por asociación ilícita a los tres involucrados. ¿Cómo ve usted esa calificación?

Es una estrategia de la querella que está viendo cómo está causa pierde sustancia y cada vez está quedando más claro que el atentado contra Cristina Kirchner fue obra de dos marginales. El problema es que se fuerza y se utiliza también el poder mediático para ejercer presión. Por otra parte, acabo de interponer un recurso respecto de la domiciliara de Carrizo, para que se modifique el modo de detención que se está llevando adelante.

Y de golpe aparecen estos mensajes que tienen un mes y medio. No es casual el momento que eligieron para eso. Además, Carrizo no ha sido procesado como autor, él está con procesamiento firme como partícipe secundario. A partir de eso, no se aportó nada a la causa que justifique su situación.

Atentado a Cristina Kirchner: qué dicen los mensajes de Nicolás Carrizo que lo comprometen aún más en la causa

¿La asociación ilícita es una abstracción que vale para cualquier caso?

No, la asociación ilícita requiere una unidad funcional en el tiempo para cometer una serie de crímenes o delitos. En todo caso, aún ante la hipótesis de la querella, la figura no cuaja aquí. Por eso el pedido no es inocente.

El rol de la Justicia en la causa

¿Cuál es su opinión sobre el pedido de recusación de la jueza Capuchetti?

No comparto los argumentos de la querella en lo más mínimo. Con respecto a su recusación, las cosas que se le achacan están fuera de tiempo. Además, yo he sido crítico en varias ocasiones del accionar de Capuchetti, porque ha rechazado algunos pedidos que hicimos y tengo mis reparos sobre su labor.

Pero eso no es más que un disenso con lo que decide, es decir, no dudo que está llevando adelante una investigación rigurosa. Si vieran la causa, se darían cuenta que están investigando pavadas.

El futuro de los involucrados en el ataque a CFK

¿Cómo imagina la vida de Carrizo después de esto?

Imagino que madurará de manera repentina con respecto a algunas conductas y compañías de su vida. Todavía carga con una cierta inmadurez. Si uno mira a los involucrados en el hecho, desde el punto de vista sociológico, son personas que estaban buscando algún tipo de vida a través de las changas y de la venta ambulante. Es difícil ponerse en su lugar.

La "no investigación" de Capuchetti "es insostenible": Cristina Kirchner cuestionó la continuidad de la jueza

¿Cuál es su opinión sobre Sabag Montiel y Brenda Uliarte?

No tenían ningún tipo de sostén, en un contexto que los guíe y los ponga en circunstancia y les explique lo que está bien o mal. Con esto no justifico lo que hicieron, pero trato de comprender. Eran verdaderamente dos marginales, viendo qué hacer con su vida.

Ese nivel de marginalidad, ¿se la encontraba de la misma forma hace 20 años? ¿O marca un grado de deterioro social?

Creo que marca un deterioro social. Si se analizan las conversaciones de los chats, su desagrado con la política es total. Eso parte del hecho de que la juventud no siente que la política le haya aportado nada a su vida. Y en ese desencanto han criticado a todo el arco político. La política no les ha dado oportunidad de nada.

JL PAR