MODO FONTEVECCHIA
ESCÁNDALO EN BRASIL

Copa Libertadores: los hinchas de Boca fueron agredidos

Mientras las familias vestidas de azul y oro disfrutaban de las playas de Copacabana, un grupo de simpatizantes de Fluminense y, posteriormente, la fuerza policial local agredieron a los argentinos, que sufrieron heridas leves, robos y detenciones.

Los hinchas de Boca fueron agredidos por sus pares del Fluminense y la policía local
Los hinchas de Boca fueron agredidos por sus pares del Fluminense y la policía local | NA

El periodista deportivo, Román Iucht, informó detalladamente lo ocurrido entre los hinchas de Boca que fueron agredidos por la policía de Río de Janeiro y sus pares de Fluminense, mientras disfrutaban de la playa de Copacabana en la previa de la final de la Copa Libertadores, en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

Dos episodios de violencia se produjeron, este jueves, en las adyacencias de la plaza de Copacabana, cuando grupos de hinchas de Boca, familias con niños, en una postal de tranquilidad y con su camiseta, alentando por el club, hasta que de una manera completamente irracional y sin ningún tipo de protección para con los hinchas de xeneizes, irrumpieron en la zona un grupo de salvajes de parciales de Fluminense y robaron pertenencias de los hinchas.

Esto va en primer lugar, porque si bien hubo algún tipo de agresión, la preocupación de muchos de los hinchas argentinos era que les habían sustraído su celular y allí es en donde tienen o tendrán el código QR con el ingreso para la cancha mañana.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Naturalmente, nadie está preparado para recibir una agresión de este tipo, lo que trajo aparejado una estampida de muchos de los hinchas que se separaron y que, en algunos casos, en esa imagen familiar de la que hablaba, perdieron transitoriamente a sus hijos porque se dispersaron entre ellos. Fue un momento muy desagradable por lo imprevisto.

¿Boca o Fluminense?: la IA adelantó el resultado de la Libertadores

¿La policía? No estaba en el lugar, miraba todo desde afuera. Claramente se armó una zona liberada para que los hinchas de Fluminense pudieran actuar con todo tipo de libertad e impunidad. Cuando aparecieron los policías de Río de Janeiro, lo que hicieron fueron dispersar de manera muy liviana a los hinchas de Fluminense y actuar de manera bastante vehemente con los argentinos. Hubo detenidos, heridos y afortunadamente ninguno de consideración.

Cerca de la noche se volvieron a producir incidentes que incluso derivaron en que la policía se introdujera dentro del hotel a buscar a algunos hinchas de Boca para sacarlos por la fuerza. En las imágenes que se fueron conociendo se ve a dos hinchas azul y oro que son golpeados con bajeza, barbarismo por siete u ocho hinchas de Fluminense que los castigaron duramente. 

Aquí tiene lugar también la cuestión deportiva mezclada con la seguridad. En las últimas horas, se escuchó hablar a Daniel Scioli, embajador argentino en Brasil, que criticó el accionar de la policía, mencionando también ciertas consideraciones que van de la mano de alguna recomendación de cómo tienen que actuar los hinchas, aunque de un modo muy pasivo.

La cónsula argentina y el embajador argentino podrían perfectamente pedirle a las Fuerzas de Seguridad de Río de Janeiro y Brasil en general que, si está claro que los hinchas de Boca harán un banderazo en las playas de Copacabana, ese sector esté protegido por la policía para que se evite cualquier tipo de incidente.

Cuánto costaron los vuelos privados para ver a Boca

Por lo tanto, las jornadas de hoy y mañana será una especie de "caza de brujas". Los hinchas están frente a una encrucijada porque si se mueven de a grupos grandes, se delatan que son hinchas de Boca, porque lo hacen con la camiseta del club. Y aún si no fuera en esta condición, en cuanto se los escucha hablar se nota que claramente no son brasileros.

Si se mueven en grupos pequeños les da la inseguridad porque son muy pocos. Entonces, ¿cuál sería la solución? Que la policía, en esos puntos donde de manera masiva los hinchas se juntarán, los protejan. 

La cónsula argentina en Río de Janeiro, Ana Sarrabayrouse, quiso ser consultada en La Oral Deportiva de Radio Rivadavia, pero la respuesta de esta mañana fue: "No puedo, estamos atentos a lo que suceda hoy y en constante conversación con policía militar y la guardia consular. Si tengo información oficial, te la paso". 

Lo primero que hizo la embajada argentina fue decir que la policía es muy dura, cualquier canto xenófobo o racista implica penas que llegan hasta cinco años de prisión, y que los hinchas se manejaran con perfil bajo. La realidad es que sí la policía libera la zona, permitirá que los hinchas del conjunto brasileño actúen con una comodidad y una fuerza tan hartera y violenta como la que se vio este jueves es que, más allá del comportamiento de los hinchas de Boca, nada podrá frenar esta ola de violencia. 

Scioli puso el grito en el cielo tras las agresiones a los hinchas de Boca: "Brutalidad"

El comunicado de CONMBEBOL dice: "La CONMEBOL hace un llamado a los hinchas de Boca Juniors y Fluminense a compartir todos juntos momentos de alegría y celebración que nos dan nuestro fútbol. Los valores del deporte que más nos apasiona deben ser inspiradores de conductas de paz y armonía. Por eso, repudiamos los actos de violencia y racismo que se puedan producir en el marco de esta final".

Esto es una crónica de una violencia anunciada, era muy probable que esto pudiera ocurrir. Invita a una reflexión e información que es que CONMEBOL tuvo la idea en los últimos años de copiar mucho de lo que tiene que ver con la dinámica de la organización de la UEFA y está claro por múltiples razones que si un partido se juega en una ciudad neutral en Europa y la final se da entre dos equipos de otras ciudades, es probable que se encuentre, porque esto ocurre, con cien borrachos de un lado y del otro, que con exceso de alcohol puedan arrojarse alguna silla o mínima discusión, pero que no pasa de allí.

La violencia no para: golpearon a un grupo de hinchas de Boca en Río de Janeiro

En una circunstancia como esta, CONMEBOL, al arrancar la temporada debería determinar, con un asterisco dentro de lo que muestra el contrato, que si la final de la Libertadores se disputará en una ciudad neutral pero uno de los dos equipos que participa es de esa ciudad, tiene que pensarse en una ciudad alternativa y, en todo caso, devolverle la sede a esa ciudad, que iba a ser en ese año, al posterior u o otro año.

En este caso, queda claro que la policía, que es la que tiene que velar por la seguridad de los hinchas, de neutral no tiene nada. 

Cómo fue a Boca Juniors jugando en el estadio Maracaná

Hay algo fundamental que no se está teniendo en cuenta porque el ojo está muy puesto en lo urgente. Habrá un partido y tendrá un resultado, uno ganará y el otro perderá, y si los hinchas de Boca se quieren ir festejando, porque Boca ganó, la situación será muy complicada. Y si los de Fluminense perdieron, también será compleja.

De todas formas, no hay casi ninguna chance de que el partido pueda suspenderse, salvo que ocurriera una tragedia y que se tenga que hablar de otro tipo de notica y no de un incidente. La única posibilidad por la que el partido podría llegar a suspenderse y hay un antecedente en 2018 es que las agresiones lleguen a los protagonistas, que algún jugador pueda ser agredido.

BL JL