MODO FONTEVECCHIA
ACUERDO HISTÓRICO

Microsoft llevará juegos a las consolas de Nintendo durante 10 años

La japonesa Nintendo firmó en un momento clave para Microsoft: en medio de las acusaciones de monopolio.

Microsoft llevará juegos a las consolas de Nintendo durante 10 años
Microsoft llevará juegos a las consolas de Nintendo durante 10 años | Europa Press

Microsoft y Nintendo recientemente firmaron un acuerdo histórico, para traspasar algunos de los juegos, incluido el famoso “Call of Duty”, a las plataformas propiedad de la compañía japonesa. Este pacto contractual tendrá una duración de 10 años.

Por su parte la compañía de Bill Gates ya había dado indicios de su intención de llevar “Call of Duty” a otras plataformas, incluida Nintendo, mediante la firma de pactos con distintas compañías. A su vez, esta alianza se enfoca al futuro lanzamiento de juegos de Xbox en las consolas de Nintendo Switch y también futuras plataformas de Netflix.

El acuerdo ya es oficial, de hecho el presidente de Microsoft, Brad Smith, confirmó la firma en un comunicado desde su perfil de Twitter. En ese sentido, el directivo afirmó que el acuerdo es “parte del compromiso de llevar juegos de Xbox y Activision, como Call of Duty, a más jugadores en más plataformas”.

Microsoft presenta su nuevo motor de búsqueda con Inteligencia Artificial

El pacto, entonces dejaría abierta la puerta para que todos los juegos creados en Xbox Game Studios, puedan estar incluidos en el mundo Nintendo por los próximos 10 años. Entre los principales juegos que podrían pasarse: las sagas de Halo, Forza, Gears of War, Doom, Fallout, Age of Empires, entre otros.

Aun sin fecha cierta de vigencia

No obstante, el acuerdo no especifica desde cuando comienzan a tener vigencia sus cláusulas, ni si será necesario esperar a la resolución del conflicto judicial que enfrenta a Microsoft con los estrados, es decir, si queda condicionado a la compra de Activision Blizzard, dueños de Call of Duty y otras franquicias de videojuegos como Crash, Candy Crush, World of Wacraft y Overwatch.

Un acuerdo conveniente para ambas partes

Lo cierto es que la firma de este pacto, entre dos de las compañías más importantes del sector de los videojuegos, llega en un momento clave para ambas. Por una parte Microsoft se encuentra en medio de una disputa judicial que se prolonga, mientras espera la resolución para poder certificar la compra de Activision Blizzard.

Despidos en las tecnológicas: ¿cuáles son los efectos colaterales en la Argentina?

Por otro lado, la compañía japonesa, Nintendo, hace más de 10 años que no posee una franquicia tan potente y con la presencia en el mercado que tuvo Call of Duty. De este modo, y con necesidades paralelas, ambas compañías llegaron a la firma del histórico acuerdo histórico.

Peligro de monopolio

Y pasó un año desde que Xbox anunció que su casa matriz, Microsoft, iba a adquirir a Activision y todos los estudios de la compañía. Esta compra, desde entonces quedó trabada debido a que las autoridades de varios países y regiones, como la Unión Europea, recibieron esa potencial compra como un peligro para los jugadores.

En concreto, aseguran que podría generarse una situación de control monopólico por parte de Microsoft, ya que en caso de convertirse en dueña de franquicias fuertes como Call of Duty, que tienen millones de jugadores en el mundo, se volvería exclusiva de las consolas de Xbox, perjudicando a usuarios de PlayStation.

En medio de la pelea judicial

El acuerdo, no es casual que llegue en estos momentos: se da en momentos en que Microsoft debe defender la adquisición de Activision Blizzard ante la Unión Europea, uno de las entidades que más se opone al cierre exitoso de compra desde el anuncio en enero de del año pasado.

Por ello, se especula que el acuerdo se traduce como un argumento de peso para demostrar con hechos que Microsoft tiene un compromiso real, y desde la firma del acuerdo, también contractual, para incorporar a Call of Duty en otras plataformas. La forma más directa de restarle credibilidad y fundamento a las acusaciones de monopolio y competencia desleal, que pesan en su contra.

Jugadores y gamers: estrellas del fútbol en el mundo del streaming

Esta batalla legal, se da en el contexto, en el que recientemente se conocieron las declaraciones del presidente de la Asociación de Trabajadores de Comunicación de EE.UU., Chris Shleton, en las que insta a que la Comisión Europea acepte la compra de Activision. El argumento para tal declaración: la compra por parte de Microsoft mejoraría las condiciones laborales de los empleados del sector de los videojuegos.

Por lo pronto, el presidente de Microsoft deberá demostrar a las autoridades reguladoras antimonopolio de la Unión Europea (UE), que la oferta de USD 69.000 millones del gigante estadounidense del software para perfeccionar la compra de Activision Blizzard, desarrollador y dueño de “Call of Duty”, será un elemento que impulsará la competencia en beneficio de la industria.

AO JL