martes 29 de noviembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA FIGURA CULTURAL

Muestra en la Biblioteca Nacional a 50 años de la muerte de Alejandra Pizarnik

Para conmemorar un nuevo aniversario del fallecimiento de la exitosa escritora, se inauguró un evento para homenajearla con sus grandes recuerdos. Cuáles son los puntos más destacados para ver y qué dijo al respecto la curadora.

26-09-2022 07:41

Se cumplieron 50 años de la muerte de Alejandra Pizarnik este domingo. Una de las conmemoraciones más destacadas es la que se realiza en la Biblioteca Nacional. Allí se acaba de inaugurar, en la sala Juan L. Ortiz, la muestra Alejandra Pizarnik, entre la imagen y la palabra, que, como apuntan los organizadores, tiene como finalidad “celebrar su figura y presentarle al público un fondo documental que pone de relieve sus complejos mecanismos creativos”.

Con libros anotados por su puño y letra, con manuscritos seleccionados del tesoro de la BN y con collages y dibujos que realizó la propia Pizarnik, la exhibición también exponer materiales de la intimidad de la autora y, por el otro, trae a la actualidad una faceta menos conocida, pero muy vinculada con su obra.

Tal como señala Evelyn Galiazo, curadora de la muestra y directora de Investigaciones de la Biblioteca Nacional, la exposición “intenta plasmar la plasticidad de la escritura de Alejandra Pizarnik, que convoca al dibujo y al collage como declaración de principios poéticos. “Sin ser una dibujante excepcional, o tal vez gracias a eso, Pizarnik desarrolló un estilo particular. Asistió al taller del pintor catalán Juan Batlle Planas y expuso en varias galerías".

"La fatalidad me persigue": Alejandra Pizarnik, vigente a 50 años de su trágica muerte

"Lamentablemente, se ignora el paradero de la gran mayoría de sus obras plásticas, pero gracias a un convenio de mutua colaboración con la Biblioteca de la Universidad de Princeton, la muestra incluye digitalizaciones de los dibujos y collages conservados allí, además de dos originales que la poeta le obsequió a Ivonne Bordelois y Graciela Maturo”, agregó Galiazo.

El aporte cultural que hizo la obra de Alejandra Pizarnik

Sobre la enorme cantidad de documentación, manuscritos, apuntes y libros marcados por la escritora, que estuvieron dispersos muchos años y que hoy se conservan en el Fondo Alejandra Pizarnik de la Biblioteca Nacional, detalló: “Por decisión de Horacio González, en 2007 la Biblioteca Nacional adquirió seiscientos cincuenta volúmenes que le pertenecían a la escritora. Años más tarde, Myriam Pizarnik, su heredera y hermana mayor, decidió sumar ciento veintidós ejemplares más y una importante cantidad de material de archivo”.

Es por esto que la institución en la actualidad es la encargada de custodiar “un número significativo de manuscritos y dáctilo escritos originales, distintas versiones de textos corregidos a mano y pasados en limpio, correspondencia, notas personales, separatas y recortes de prensa; papeles que ella misma recortaba y clasificaba, contribuyendo activamente en la construcción de su propia imagen como autora”.

BL JL