viernes 20 de mayo de 2022
MODO FONTEVECCHIA Insólito delito en un museo
18-04-2022 12:02

¿Qué es una obra de arte?

En el Museo Picasso de París, una jubilada se robó una chaqueta azul, obra del artista catalán Oriol Vilanova, y la llevó al sastre para ajustarla a su medida.

18-04-2022 12:02

En el Museo Picasso de París ocurrió algo insólito: una jubilada francesa de 72 años se robó una chaqueta azul, obra del artista catalán Oriol Vilanova, y la llevó al sastre para ajustarla a su medida. Semanas después del hurto, que ocurrió a comienzos de marzo, volvió al museo y pudo ser detenida. La mujer dijo que pensaba que alguien se había olvidado la prenda, que colgaba de una de las paredes de la institución junto a una foto de Picasso. La obra de Vilanova integra una exposición dedicada a Picasso que se inauguró en noviembre de 2021 y se extenderá hasta febrero de 2023.

La muestra se centra en las apariciones de Picasso en películas amateurs, documentales y entrevistas televisivas. En el tercer piso del museo, una instalación reproduce el atelier del artista en Cannes, donde el artista residió y trabajó entre 1955 y 1961. Allí estaba exhibida la chaqueta creada por Vilanova, del color del periodo azul de Picasso, junto a una foto en la que se veía al artista español usando el saco de trabajo original.

"Genio violento": activistas feministas denunciaron a Pablo Picasso por misógino

La obra de Vilanova, titulada Old Masters, está dispuesta de modo tal que los visitantes pueden probarse la prenda. La jubilada francesa dio un paso más en la propuesta interactiva y se llevó la chaqueta para achicarla y poder usarla.

Al advertir la desaparición de la obra, el museo realizó la denuncia y los agentes de la policía solo tuvieron que ver las imágenes de la cámaras de seguridad del museo para reconstruir los hechos. Las imágenes mostraron que la anciana había tomado la prenda, la guardó en su bolso y salió a la calle.

Pablo Picasso, entre la genialidad y la cancelación

Semanas después del hecho, la anciana volvió al museo. Los guardias de seguridad alertaron a la policía y la jubilada fue detenida por el robo de la obra de arte. Al cabo de unas horas, la fiscalía de París ordenó su liberación. Cuando la jubilada devolvió Old Masters, las autoridades del Museo Picasso notaron que tenía treinta centímetros menos de tela: la mujer la había llevado al sastre para ajustarla a su talle.