MODO FONTEVECCHIA
NUEVA HERRAMIENTA

Sin miedo al ridículo, Facebook insiste con el metaverso

A pesar de las señales negativas, la compañía buscó vender las bondades de sus avatares en una accidentada conferencia de prensa.

Facebook
Facebook | Telam

Mientras todas las miradas confluyen en las potencialidades y amenazas de los nuevos desarrollos de inteligencia artificial, Meta -la compañía madre de Facebook- insiste en que el metaverso, ese espacio virtual en el que nos convertimos en avatares que interactúan entre sí, es el verdadero futuro de la web. Así lo hizo saber su jefe de asuntos globales, Nick Clegg, durante una conferencia de prensa que dio desde Londres a un grupo de periodistas en Washington, usando una de las plataformas de la empresa. 

Los asistentes, a quienes Meta había prestado cascos de realidad virtual para comunicarse, “lucían como torsos sentados alrededor de una gran mesa de madera, pero sólo el avatar de Clegg se parecía realmente a él”, describió Bloomberg con algo de malicia. Es que el evento tuvo momentos que bordearon el ridículo. Cuando un periodista hizo una pregunta, tres avatares movieron la boca al unísono. Y mientras sus colegas trataban de librarse de los cascos para tomar nota, los mismos avatares empezaron a revolear los brazos en forma descontrolada. Atento al desastre, Clegg prometió experiencias más amigables en el futuro. Quizá una “que no pese tanto en la cabeza e incluya piernas virtuales”, ironizó el sitio.

Meta despedirá otros 10 mil empleados, según anunció Mark Zuckerberg

La estrategia del emporio de Mark Zuckerberg es capitalizar el metaverso en el mundo del comercio y la publicidad, donde ya probó su éxito personalizando anuncios para usuarios de Facebook e Instagram. La incógnita es cuántas personas estarán dispuestas a gastar su dinero en bienes digitales o a usar dispositivos de realidad virtual para sus compras. Si bien sectores como el gaming y el fitness recibieron a los nuevos entornos con cierto entusiasmo, las promesas optimistas están lejos de concretarse en la educación, la salud y la política.

De hecho, buena parte de los jugadores del mundo tecno parecen haber perdido el interés inicial, generando una desinversión también obligada por una economía global con señales recesivas. Hace dos meses, Microsoft canceló su proyecto para un metaverso industrial, como parte de un recorte que implicó 10 mil despidos. La semana pasada, Disney eliminó a la división que trabajaba en esas mismas estrategias.

Cuántas serán las personas despedidas en Meta Argentina

Aunque no lo reconozca, la propia Meta está en aprietos. El año pasado, cuando se enfrentó al escenario inédito de tres trimestres consecutivos de caída de ganancias, Zuckerberg anunció que aceleraría su compromiso con el metaverso, una decisión que los inversores castigaron con el desplome de las acciones. Un panorama que perjudicó a 21 mil personas que perdieron su trabajo en el emporio entre 2022 y lo que va de 2023, comprobando el rigor de una decisión muy real, bien lejos de la virtualidad.

BL JL