miércoles 17 de agosto de 2022
MODO FONTEVECCHIA Locura de festejo

Un cumpleaños de locos: Marcelo Bielsa celebra sus 66 años estando en el radar de la Selección de Perú

En el aniversario número 66 de su nacimiento, el ex entrenador del Leeds United podría tener un futuro cercano de mucha envergadura. ¿Por qué? El Loco es uno de los mayores candidatos para tomar la Selección de Perú, tras la salida de su compatriota, Ricardo Gareca.

Dueño de una mirada única sobre el fútbol, criticada por muchos y adorada por otros Marcelo Bielsa festeja sus 66 años sin certezas de quiénes serán sus nuevos dirigidos. Eso sí, la selección peruana pica en punta para ser su nuevo rumbo. Alejado Ricardo Gareca del combinado peruano, habría trueque argentino, el “Loco” por el “Tigre”.

Alejado del Leeds, último club que dirigió y en el que dejó una huella importante, Bielsa mostró sus ganas de sentarse, con su manera icónica, en la heladerita al ras de la línea de cal. Sumado al entusiasmo del DT en dirigir nuevamente aparece la salida de Gareca de la selección peruana, donde también hizo historia. El ex Vélez metió a Perú en un mundial (Rusia 2018) luego de 36 años. No fue la misma la suerte para Qatar 2022 y el Tigre decidió dar un paso al costado. De esta manera, con más ilusión que certeza en Perú sueñan con Marcelo Bielsa dando indicaciones. De efectuarse su llegada sería la tercera selección que se haría cargo: su paso entre 1998 y 2004 en Argentina y su recorrido más exitoso, a comparación de lo realizado con la albiceleste, al mando de Chile entre 2007 y 2012.

Dejando de lado la especulación de si Marcelo llega a hacerse cargo de Perú, hoy el Loco celebra sus 66 años, de los cuales 45 le dedicó exclusivamente a la redonda. Debutó con la camiseta de Newell´s, el club de sus amores, en primera división el 29 de febrero de 1976 con 21 años ante River Plate. De todos modos, el Loco no es reconocido por lo hecho dentro del rectángulo verde, sino fuera de él. Esto deja en evidencia su temprano retiro del fútbol profesional. En 1980 Bielsa colgó los botines para cambiarlo por el buzo de DT. 

Ricardo Gareca reveló la razón de su salida de la Selección de Perú e ilusionó a los hinchas de Boca

Su recorrida empezó con un paso fugaz en el seleccionado de la Universidad de Buenos Aires, cargo que abandonó al ser convocado por su Newell´s querido. En 1982 comenzó a dirigir en las inferiores de la Lepra. Su buen manejo de los equipos lo llevaron al primer equipo donde trazó las primeras líneas de su recordadísima trayectoria como director técnico. En julio de 1990 tomó las riendas del primer equipo y para convertirse en un héroe para gran parte de Rosario, sacó campeón a Newell´s del Torneo Apertura de ese año. 

Poco tiempo después llegó la tercera conquista del club rosarino. Venció en el mano a mano a Boca para llevarse el certamen de 1990/91. Luego con una final de Libertadores (1992) mediante, el Loco estampó la cuarta estrella en el pecho de la Lepra. El Torneo Clausura de 1992 fue el adiós exitoso de Bielsa al club de sus amores.

De allí armó las valijas y partió al Atlas de México. Fugaz paso entre el Altas y el América tuvo a Bielsa entre 1992 y 1996. Ya en 1997 retornó al país para tomar las riendas de Vélez. En Liniers el Loco tomó una silla caliente luego de lo realizado por Carlos Bianchi y Osvaldo Piazza con el Fortín. Para no ser menos aportó una estrella consagrándose en el Clausura 1998. El buen manejo del conjunto velezano le permitió dar el gran salto a Europa. Arribó al Espanyol, cargó al que renunció a los pocos meses para tomar el mando en la Selección Argentina.

Racing empató y Newell's es líder de la Liga Profesional junto con Atlético Tucumán y Argentinos Juniors

Fiel a su estilo, siendo detallista para sacar lo mejor de sus equipos, el Loco llegó en 1998 al mando de la albiceleste y desde entonces residió en el predio de Ezeiza para poder hacer historia a cargo del primer equipo. Pese al entusiasmo y el gran andar en sus comienzos, la historia de Bielsa con la selección no tiene los mejores recuerdos. La Copa del Mundo 98 en Francia fue el primer revés. Luego de superar a Inglaterra en octavos por los penales, los Países Bajos, en ese momento Holanda, eliminó a los de Bielsa de la máxima cita.

En Corea-Japón 2002 Argentina llegaba como favorita, holgado en las Eliminatorias Sudamericanas clasificando primera, en el mundial la suerte fue otra. Se armaron las valijas temprano, en primera ronda el combinado nacional quedó afuera. En julio de 2004 otro golpazo, final con derrota en la Copa América de Perú ante Brasil. Para encontrar cierto alivio, el Loco ganó la medalla dorada en Atenas 2004. Pero su comodidad no era una certeza. En plena clasificación a Alemania 2006 Bielsa dejó su cargo al frente de la selección. En síntesis, dirigió 85 partidos, ganó 56, empató 18 y perdió 11 con un solo título. 

Sucedido por José Pekerman, Bielsa cruzo la cordillera para hacerse cargo de la Selección de Chile. En 2007 se puso el buzo de la Roja donde piso fuerte y es recordado con un cariño especial por el pueblo trasandino. Luego de 12 años el rosarino metió a Chile en una Copa del Mundo. En Sudáfrica 2010 la Roja avanzó de fase, llegó a octavos, pero se topó con Brasil que le borró la ilusión. Lo derrotó 3-0, la peor derrota de Bielsa al mando de Chile. En 2011 el DT anunció que ponía punto final a su cargo frente a la Roja, con quién tenía contrato hasta 2015.

Ricardo Gareca no renovó su contrato con la selección de Perú

En julio de 2011 Bielsa llegó al Athletic de Bilbao, conjunto en el que dejó una huella importante. Cambió el estilo de juego y la ilusión del pueblo de Bilbao. Con la pelota al piso con un fútbol más vistoso el Loco llevó al Athletic a la final de la Copa del Rey y de la Europa League. Habían pasado 35 años para presenciar una final europea para el equipo español. Pese al gran camino realizado se quedó en las puertas de la gloria. Cayó 3-0 en la final de Europa ante el Atlético Madrid y con el mismo marcador ante el Barcelona de Messi en la copa doméstica. A raíza de malos resultados, despidiendo el viejo estadio de San Mamés, Bielsa abandonó el conjunto vasco en 2013. 

Luego tuvo pasos fugases por el Olympique de Marsella entre 2014 y 2016, conjunto que logró clasificar a la Champions de esa temporada. Luego pasó por Lazio y Lille entre 2016 y 2018 en ambos equipos donde, a diferencia de lo realizado previamente, pasó desapercibido. A mediados de 2018 llegó a un club y una ciudad en la que se convirtió en leyenda. Tomó el mandato de un gigante de Inglaterra que estaba adormecido, el Leeds. En la temporada 2019 estuvo en las puertas del ansiado ascenso a la Premier League.

Ese año fue recordado por una de sus “locuras”. Notando que sus dirigidos anotaron un gol ilícito ante el Aston Villa en la jornada 45° del Championship. Fue un gesto de Fair Play maginifico, no solo por su honestidad sino que por hacer que sus jugadores dejaran a sus rivales meter el gol del empate su equipo no pudo ascender de manera directa a la máxima división. Luego en el repechaje no consiguió su objetivo. Ya al año siguiente formó un equipo sólido, de buen fútbol y se trepó a la Premier League luego de 16 temporadas. 

Una primera temporada en la élite del fútbol inglés ubicado en el noveno escalón fueron contrarrestados por el mal andar en la siguiente edición. Con 23 puntos en 26 partidos en febrero de 2022 la dirigencia decidió terminar el vinculo con el Loco. Pese a su salida el rosarino dejó una marca en Leeds y el respeto de los hinchas es un hecho. Ahora con ganas de volver a dirigir, Bielsa festeja sus 66 años y nuevos rumbos están al caer. 

BL PAR