jueves 06 de octubre de 2022
MODO FONTEVECCHIA LA SALUD MENTAL Y EL SUICIDIO

Una psicóloga analiza los efectos de los grupos de prevención y su vínculo con un famoso

Cintia Castañeda, coordinadora de la agrupación Empesares, cuenta su historia y cómo colabora con familiares de personas que se quitaron la vida. Además, el caso de la detención de Marcelo "Teto" Medina y la relación entre las personas famosas y su llegada a estos espacios de contención y ayuda.

23-09-2022 12:17

La psicóloga Cintia Castañeda detalló como se manejan en la organización para prevenir a aquellas personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad mental. Y, a propósito del caso de Marcelo "Teto" Medina, en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9), remarcó que "es un peligro que se confíe en el famoso sólo por ser famoso, porque no están capacitados".

Basándonos en su doble condición de psicóloga y coordinadora de estos grupos. ¿Por qué muchos de estos grupos de autoayuda terminan produciendo el efecto opuesto al que buscaban?

Cualquier grupo, sobre todo cuando trata temáticas graves de salud mental, tiene que estar coordinado por un profesional capacitado en el tema, no por cualquier persona, porque puede terminar mal. El profesional se tiene que dar cuenta si el paciente está evolucionando, si hay un retroceso o incluso si hay un riesgo de suicidio.

Cuando ve que se apela a la figura de un famoso en el caso de Marcelo "Teto" Medina, ¿se está sustituyendo un profesional por fama?

Claro, primero porque las personas confían en el famoso sin preguntarse qué actitudes tiene. Sólo por ser famoso, lo ven y lo sienten cercano. Y, para ellos, eso es suficiente. No se preguntan qué capacidades tiene para manejar el tema. Eso es un peligro de alta riesgo.

Estremecedora campaña: "La última foto" de personas que se suicidaron

Cuéntenos su propia experiencia con la fundación Empesares...

Nace a partir del suicidio del hijo de mi prima, Ignacio, que tenía 28 años. Fue el 10 de abril del 2020, en pleno inicio de la pandemia. Fue un tema bastante triste ya que nadie pudo viajar a despedirlo. Su mamá Jesica estaba en Londres y no pudo venir a despedirse de él porque no se podía entrar al país.

Ella ya escribía un blog pero, a partir de este suceso, cambia y empieza a contar su experiencia con el suicidio de Nacho. Y ahí se suma mucha gente, le mandan muchos mensajes de ayuda, y ella se quedaba hasta tarde contestándolos.

Un drama que duele: cada año Argentina registra 3 mil suicidios

Pero la mejor amiga y yo coincidíamos en que, de ninguna manera, ella estaba en condiciones de contestar mensajes de ayuda a personas que se querían suicidar o a familiares que había perdido a sus hijos. Entonces tomamos la posta nosotras, y debido a la cantidad de mensajes nos dimos cuenta de la falta que había de una intervención de este estilo.

Por eso se me ocurrió armar grupos de terapia para familiares que perdieron a sus seres queridos por suicidio. O incluso para padres que tenían a sus hijos vivos pero que amenazaban con suicidarse. Y así nace Empesares, que aún no es fundación, pero estamos en eso, por ahora sólo somos un grupo de personas que quiere ayudar.

AO PAR