lunes 14 de junio de 2021
OPINIóN Expectativas internacionales
22-01-2021 14:23

Biden mejoraría el diálogo con Latinoamérica

Joe Biden, un presidente americano que por fin nos conoce y mira más allá de México… ¿Nos ayudará en esta crisis?

22-01-2021 14:23

Generalmente, Estados Unidos no mira hacia un área de poca relevancia estratégica en el mundo que solo pesa 8 % del PIB del planeta, como es América Latina. La excepción es México, con quien tiene lazos muy marcados potenciados por un tratado de libre comercio de 1994 y de reciente readecuación.

En este sentido, Estados Unidos quiere que México cumpla todas las cuestiones legales vinculadas fundamentalmente a reglas de origen y cuestiones laborales. Desde el miércoles de la asunción de Biden, los demócratas conocen a México “sin muro” por decreto bien simbólico pro inmigración. Como América Central está más cerca en geografía, naturalmente hay mayor conexión y apoyo americano.

Mientras tanto, en la región latinoamericana predominan múltiples necesidades de recursos y demandas crecientes de las clases medias, como las que se evidenciaron en Chile en 2019. Perú sufre con la polarización americana. El Brasil de Bolsonaro que estaba más alineado con Trump, ahora está en el centro de la escena y con recelos por su repudio a las causas de medio ambiente –como el caso del Amazonas- que Biden propone impulsar.

En líneas generales se percibe así una América del Sur más distante. Con Argentina en particular, siempre existió cierta falta de complementariedad, e incluso por momentos relaciones tensas, que se remontan muy atrás en la historia. Debe reconocerse que últimamente Trump nos ayudó mucho a propósito del mega préstamo del Fondo Monetario Internacional.

En líneas generales se percibe así una América del Sur más distante. Con Argentina en particular, siempre existió cierta falta de complementariedad

Así y todo, se intuye mejor diálogo con nuestra región por parte de un demócrata moderado como es Biden. Tendremos que seguir de cerca el proceso y “hacer la tarea” para encontrar sinergias con el hermano mayor del continente.

También es sabido que Biden conoce la región y que hizo 16 giras por sus diferentes países cuando era Vicepresidente de Obama. Y para América Latina es clave el apoyo en temas sanitarios, de refuerzo financiero, medio ambiente, infraestructura, y seguridad, entre otros aspectos centrales.

Por otra parte, la agenda americana incluye un punto muy delicado en la región que es Venezuela. Mientras Estados Unidos la percibe claramente como dictadura, otros países -como es el caso de Argentina- quieren mediar para llegar a posiciones de consenso muy idealistas, propias del Grupo de Lima, frente a un régimen que ya demostró su inoperancia, corrupción y crueldad.

Estados Unidos ve crecer a China en América Latina y sabe muy bien que esto no le conviene

Será clave el rol del Secretario de Estado Antony Blinken en esta orientación hacia América del Sur, y se lo percibe abierto y razonable. Por otra parte, la posición de Yanet Yellen será muy relevante por las negociaciones con el FMI, en particular para Argentina que está en un acuerdo de facilidades extendidas. También es crucial el papel del Banco Interamericano de Desarrollo, por primera vez dirigido por un estadounidense.

Continuando con el plano económico, ¿Reflotará Estados Unidos el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, alianza que tanto prometía? Esto cobra relevancia particular después del mega Tratado de Libre Comercio que se celebró en Asia el año pasado.

En definitiva, podemos ser espectadores pasivos de la evolución de la agenda americana, o estar muy atentos a buscar acuerdos de “ganar-ganar”. Estados Unidos ve crecer a China en América Latina y sabe muy bien que esto no le conviene.

 

Por Eduardo Fracchia, Director del Área Economía del IAE Business School, Universidad Austral