sábado 13 de agosto de 2022
OPINIóN Oportunidades

El mercado latino en EEUU: una oportunidad para la Argentina

Constituyen el segmento más joven de la población estadounidense. Y representarán el 78% de los trabajadores incorporándose al mercado laboral entre 2020 y 2030. Apostar por el aumento de exportaciones de alto valor agregado hacia el mercado latino en Estados Unidos, de creciente poder adquisitivo será una oportunidad única.

14-07-2022 14:20

En apenas cuatro décadas, Estados Unidos ha transitado una auténtica revolución demográfica y cultural. En 1980, el país sumaba un total de 14,6 millones de latinos, apenas un 6,5% de la población nacional. Cuarenta años más tarde, con un total de 62,1 millones de personas, el segmento latino ha crecido consistentemente hasta representar casi 1 de cada 5 estadounidenses, según el censo de 2020. Este crecimiento, que al inicio del periodo se explicaba principalmente por las altas tasas de inmigración desde Latinoamérica, hoy en día es liderado principalmente por la población latina nacida en Estados Unidos: hijos, nietos o biznietos de aquellos migrantes que llegaron en busca de mejores oportunidades económicas o escapando de la guerra o la violencia en sus países de origen.

Los latinos constituyen el segmento más joven de la población estadounidense, con una edad promedio de 29,8 años (que contrasta con un promedio de 38,4 años para el total de la población). Más de la mitad del crecimiento demográfico en Estados Unidos entre 2010 y 2020 se explica por el crecimiento poblacional latino. Además, según estimaciones del Departamento de Trabajo, representarán el 78% de los trabajadores incorporándose al mercado laboral entre 2020 y 2030. Con una creciente proporción de baby boomers, la generación nacida entre 1946 y 1964, en edad de jubilarse, los trabajadores latinos son una pieza fundamental para sostener el sistema previsional y mantener el dinamismo económico del país. Sin embargo, aún existen desafíos para mejorar el acceso a oportunidades educativas y de capacitación para la comunidad latina, que Estados Unidos deberá resolver para mantener su competitividad global.

Semejante peso demográfico trae aparejado un poder económico en aumento. Según un reporte de 2021 de la organización Latino Donor Collaborative, el producto bruto de los latinos en Estados Unidos representaba un total de 2,7 billones de dólares a 2019. Si la comunidad latina fuera un país, representaría la séptima economía a nivel mundial, con un PBI similar al de Francia y por encima de países como Brasil, Italia o Canadá. A modo de comparación, el PBI argentino en 2019 sumaba aproximadamente 450 mil millones de dólares. Por otra parte, con más de 41 millones de hablantes nativos de español, Estados Unidos se encuentra entre los 5 países con mayor número de hispanoparlantes en el mundo, no muy detrás de Colombia, España y Argentina, constituyendo un mercado notable para bienes y servicios culturales y educativos en lengua española.

 

Distribución geográfica al interior del país

La relevancia de la comunidad latina va más allá de los números absolutos, y se basa también en su distribución geográfica al interior del país: ya representa el 40% de la población de California, por lejos el Estado de mayor peso en términos económicos (representando casi un 15% del Producto Bruto Interno de los Estados Unidos en 2021). En Texas, otro peso pesado en la economía estadounidense con casi un 9% del PBI nacional, los latinos también representan aproximadamente 4 de cada 10 habitantes. Tanto demócratas como republicanos compiten por atraer el voto decisivo de este segmento clave. En pocas palabras, la comunidad latina constituye un elemento central del presente dinamismo económico y poblacional de los Estados Unidos. Y su peso en el escenario doméstico y global está en pleno aumento.

Emprendedores en toda Latinoamérica, y en Argentina en particular, deberían tomar nota de este creciente mercado de exportación para sectores tales como las industrias culturales y del conocimiento, el sector de medios y entretenimiento, los servicios y el turismo, entre otros. La pandemia ha acelerado la digitalización de la economía y la adopción de plataformas virtuales en sectores tradicionales como la educación, la salud o el comercio minorista. En este marco, la distancia geográfica ha dejado de representar un obstáculo para la provisión de algunos servicios. A modo de ejemplo, durante la pandemia numerosas compañías estadounidenses han contratado universidades e instituciones educativas mexicanas para la capacitación virtual de sus empleados hispanoparlantes. Otro caso es el de Open English, una plataforma virtual para la enseñanza del inglés, originaria de Venezuela, actualmente pisando fuerte en el mercado hispanoparlante en Estados Unidos.

Los cantantes estadounidenses buscan latinos para relanzar sus carreras

En la actualidad, la economía argentina padece una escasez pronunciada de dólares para hacer frente al pago de la deuda externa y costear importaciones indispensables, con implicancias para el desarrollo de la estructura productiva y la estabilidad macroeconómica nacionales. En este contexto, apostar por el aumento de exportaciones de alto valor agregado hacia el mercado latino en Estados Unidos, de creciente poder adquisitivo y con afinidades culturales y lingüísticas, representa una oportunidad única para la Argentina. Con altos niveles de capital humano y extensa trayectoria en varias industrias vinculadas a los servicios y la economía del conocimiento, nuestro país está en condiciones de competir por un mercado sumamente atractivo en el presente, pero, sobre todo, con mucho futuro.

*El autor es subdirector de investigación y políticas del programa Latinos & Society del Aspen Institute, una organización no gubernamental en los Estados Unidos, donde trabaja para la inclusión digital de la comunidad latina. En 2021, recibió el premio Tech Innovadores de la Hispanic Telecommunication and Technology Partnership.