domingo 29 de mayo de 2022
OPINIóN Columna de la USAL
23-03-2022 09:00

La revolución Blockchain

Si bien aún no se vislumbra la potencia del desarrollo de la tecnología blockchain, la veremos cambiar el mundo. Como en su momento Internet, blockchain hará de las instituciones tradicionales, lo que el correo electrónico hizo al correo postal.

23-03-2022 09:00

Podemos entender una red blockchain como una infraestructura digital sobre la que se monta una red de usuarios que la utilizan para almacenar, transmitir y validar datos de forma descentralizada, segura e incorruptible. Sobre esta tecnología se está desarrollando una arquitectura en forma de aplicaciones que están orientadas al intercambio de valor y la coordinación económica entre individuos y/o proyectos de carácter global.

Estas interacciones cada vez más seguras y eficientes, están dando el puntapié inicial para convertirse en el sistema operativo de una nueva forma de sociedad global, descentralizada y democrática; pues es la misma comunidad quién crea y utiliza una red, determina su objeto, los mecanismos y normas sobre los que se ejercerá su gobernanza, con la función de mejorar la funcionalidad y utilidad de la misma red.

Los blockchain y la tokenización de activos

Con el surgimiento de Bitcoin (2008) y Ethereum (2013), hoy se observa un ecosistema creciente de proyectos alrededor del universo blockchain. Aquí, nos interesa resaltar las Organizaciones Autónomas Descentralizadas o DAOs, un nuevo tipo de estructura organizacional a través de la cual un conjunto de individuos, puede coordinar su colaboración en torno a un(os) objetivo(s) común(es), bajo un modelo de gobernanza democrático, participativo y productivo, que permite a su vez aumentar la eficiencia y reducir la corrupción asociada a los intermediarios.

Su diferencial está en que a través de la tecnología blockchain codifican sus estatutos permitiendoles:

  1.  Tomar decisiones de forma directa, transparente y eficiente;
  2. Diseñar y desarrollar proyectos colectivos; 3- Administrar procesos, asignar recursos y hacer transacciones abiertas y públicas, de forma global (sin fronteras) y libre (sin censura ni burocracias externas a la organización).

Blockchain: casos de uso concreto con impacto social

En la actualidad prácticamente todos los proyectos de criptomonedas son ejemplos de DAOs en funcionamiento. Algunas de las más exitosas en términos de cantidad de miembros, son ENS (45k miembros) y Gitcoin (33k); a su vez, en términos de sus tesoros, tenemos que Uniswap y BitDAO tienen unos 2 mil millones de dólares. Asimismo, existen otras concebidas para cumplir con objetivos específicos como por ejemplo, la AssangeDAO, que se creó para luchar por la liberación de Julian Assange; o la UkraineDAO creada con fines humanitarios.

Aunque las DAO son embrionarias, ya muestran el potencial de transformar cómo nos organizamos, tomamos decisiones y asignamos recursos según la decisión de los miembros de un colectivo. Esto cobra especial valor si observamos cómo las instituciones dominantes en el escenario internacional, están mostrando una marcada incapacidad para hacer frente a los cada vez más complejos desafíos globales como son las pandemias, la crisis climática, la creciente desigualdad social, o la inflación del sistema monetario centralizado, etc.

Cripto: ¿una amenaza para el modelo tradicional? 

Los beneficios que podemos experimentar con esta tecnología son potencialmente infinitos, y aunque no contamos aún con la experiencia suficiente, resulta alentador el hecho de que podamos organizarnos de un modo descentralizado, eficiente y transparente que ya tenemos a disposición. Esto nos invita a pensar y ensayar su aplicación en la política real, por ejemplo, imaginemos una DAO Partido Político ¿No lo haría realmente democrático? Y para gestionar bienes y servicios comunes a todos de forma eficiente y transparente, ¿Cómo sería una DAO Estado-Nación?

 

* Francisco Tuñez. Doctorando en Estudios Globales, Universidad del Salvador.