jueves 26 de mayo de 2022
OPINIóN
21-03-2022 19:35

Integración del transporte para una región con futuro

La necesidad de ser más sustentables y competitivos, no solo para los mercados extra zona, sino también dentro de la región, pone al transporte de cargas en el centro de la escena.

21-03-2022 19:35

Vivimos un tiempo de inflexión, el mundo está cambiando y nadie tiene en claro hacia dónde nos dirigimos, aunque sí queda claro que nada va a ser como era antes de la crisis sanitaria y del lamentable conflicto bélico. La consecuente tragedia humanitaria y también la problemática economía internacional, hoy tienen en vilo a todas las regiones del planeta.

En relación a la actividad logística vinculada al comercio exterior, hay aspectos que sin dudas serán relevantes para que los países de LaTam puedan desenvolverse de forma exitosa en el incierto contexto futuro.

La necesidad de ser más sustentables y competitivos, no solo para los mercados extra zona, sino también dentro de la región, pone al transporte de cargas en el centro de la escena.

Movilidad sustentable, la gran transformación

Quizás esta sea la ocasión de replantear definitivamente la matríz de transporte en Latinoamérica, desde luego un proceso que demandará tiempo, dedicación e inversiones, pero, como dice el dicho, “incluso la travesía más larga comienza con un primer paso”.

 

El futuro sustentable viaja sobre vías

Europa, a través del “Pacto Verde Europeo”, se ha planteado el reto de ser el primer continente climáticamente neutro en 2050, por eso no es casual que, tras identificar que el transporte es responsable de más de un cuarto de sus emisiones de gases contaminantes, haya designado de forma simbólica al 2021 “el Año Europeo del Ferrocarril”, como una forma de destacar el interés de la región en potenciar al medio de transporte menos contaminante.

Si bien en la Unión Europea el ferrocarril es responsable, en promedio, del 18% del transporte de cargas, desde la comisión de Transporte del Parlamento Europeo, recientemente han pedido apoyo para optimizar las conexiones ferroviarias transfronterizas regionales y así poder incrementar este porcentaje.

De hecho, en plena crisis del transporte marítimo, la línea ferroviaria que conecta España con China, a través de un tendido de más de 13 mil kilómetros, duplicó su número de viajes, igualando en tiempo al transporte en barco, aunque siendo aún más costoso, logró brindar una cuota de previsibilidad en un contexto del transporte internacional realmente caótico.

Movilidad sustentable, un desafío urbano para todos

Del otro lado del Atlántico, en Estados Unidos, el tren lidera el transporte de cargas con casi el 40% sobre el total movilizado, y se conecta con México a través de 7 pasos ferroviarios que mueven más de 50 millones de toneladas al año. Como país latinoamericano, México es un caso particular en este sentido, ya que sus ferrocarriles solo “miran” hacia el gran país del norte y toda esta actividad no impacta en la conexión ferroviaria latinoamericana.

 

LATAM, todo por hacer, mucho por sumar

Volviendo a Latinoamérica, en Argentina y en Chile, por ejemplo, el tren tiene solo un 5% de participación sobre el total de las cargas transportadas. Brasil, por su parte, pica en punta operando el 15% de sus cargas en tren, un número mucho más significativo, y se encuentra desarrollando un plan para duplicar este porcentaje en 2035.

Es importante valorar el potencial que la integración del tren con el camión, los buques y los aviones podría ofrecer para el desarrollo de la región.

Claro que existe un gran número de dificultades a superar, sobre todo al llegar a las fronteras donde los trenes presentan diferencias de trochas, falta de infraestructuras, normativas incompatibles, entre otras.

Logística: 9 consejos para avanzar en la digitalización de las cadenas de suministros

Pero también existen señales y tendencias. El desarrollo creciente de Hubs Logísticos como centros de transferencia, servicios e integración de modos de transporte, podría representar la posibilidad de comenzar a trazar un esquema logístico regional pensado para sumar competitividad, aprovechando los beneficios particulares que cada modo de transporte puede ofrecer.

La capacidad del tren para recorrer con eficiencia grandes distancias transportando mucho volumen, la flexibilidad del camión para las distancias medias y el “puerta a puerta”, la inmediatez de los aviones y la masividad de los buques para los tránsitos intercontinentales.

En un mundo que ante la incertidumbre generalizada y su impacto en las cadenas logísticas, comienza a pensarse más regionalmente, Latinoamérica tiene la oportunidad de reinventarse como región, de estar conectada más eficientemente y ser realmente competitiva a nivel internacional.

Huella de carbono: el impacto de la construcción

Cuenta en el centro con Brasil como motor, nada menos que la sexta economía mundial, y la gran posibilidad de avanzar en la conectividad logística, incluso, uniendo dos océanos a través de américa del sur con proyectos como la ruta interoceánica.

Podemos conectarnos más y mejor con el mundo pero, paradójicamente, primero tenemos que mirar hacia adentro como región y, sin mezquindades, pensar en un mejor futuro en conjunto.

 

* Javier Carrizo. Empresario emprendedor del mundo de la logística vinculada al comercio exterior. 
Director de Movant Connection. CEO de GEA Logistics. www.javiercarrizo.com / @javiercarrizook / @movantconnection

En esta Nota