lunes 21 de junio de 2021
OPINIóN Columna
09-09-2020 11:14

Currículum Vitae Participativo para un Gobierno Abierto

El ideal democrático de la participación tiene dilemas de hierro y podemos pensar en cambiar la tendencia histórica de una administración opaca y el secretismo hiper-presidencialista.

09-09-2020 11:14

La historia de las ideas políticas y los más importantes estudiosos sobre teoría política, administración del Estado y políticas públicas siempre se han preguntado cómo abrir la caja negra de la toma de decisiones de un gobierno y cómo hacer para que las personas se interesen por asuntos públicos con capacidad de aportar al debate, sin perder el tiempo, y todo ello genere finalmente bienes públicos sostenibles.

El ideal democrático de la participación tiene un dilema de hierro y es que no todos podemos tener tiempo ni capacidad para participar de todos los temas en todo horario ni en cualquier día. Menos, en sociedades complejas y en los inicios de estos tiempos de revolución exponencial.

Por ello, todo lo anterior es aún hoy, parte del debate de las Ciencias Políticas y por eso hablamos de Gobierno Abierto, Estado Abierto, Gobernanza Pública, Transparencia e Integridad Pública y hasta de Hackatón de Gobierno.

Por lo tanto, en el escenario de nuevas experiencias de gestión pública gracias a las nuevas tecnologías de relacionamiento y comunicación emergen casos que son dignos de hacer un seguimiento, y para el caso, sería interesante tomar como referencia al Laboratorio de Gobierno de Aragón de España para Voluntariado.

Movimientos sociales y acción política

Este programa de participación tiene la particularidad de unir necesidades sociales de entidades y personas. Mediante una plataforma web habilita a entidades sociales a dar a conocer sus proyectos de voluntariado, y por otra parte, invita a que las personas formen su currículum vitae o portafolio de voluntariado digital en donde sumando antecedentes y acreditando trayectoria en cursos que se proporcionan entre universidad y gobierno le permiten generar un perfil de voluntariado.

En todo el país, unos 90 mil voluntarios ya salieron a trabajar para combatir la pandemia

La trayectoria formativa lo habilitará para postularse según el conocimiento y las habilidades desarrolladas para ser voluntarios en algún asunto público como puede ser: social, cooperación internacional, ambiental, cultura, deportivo, educativo, socio-sanitario, ocio y tiempo libre, comunitario y protección social.

Esto, que bien puede ser una estrategia replicable en nuestro contexto en materia de voluntariado, podríamos también retomarlo pero para ir un poco más allá y generar empoderamiento en las personas en materia de co-creación de políticas públicas y así con conocimiento y habilidades reconocidas puedan estas participar de modo vinculante en las instancias que aún tienen vigencia en el Decreto del Poder Ejecutivo Nacional 1172/2003, y sus modificatorios del 2016 y 2017, sin necesidad de requerir mayores esfuerzos ni recursos a tales efectos.

Al sólo efecto de recordar la importancia de revitalizar el antedicho decreto podemos enumerar su trascendente contenido: Los Reglamentos Generales de Audiencias Públicas para el Poder Ejecutivo Nacional, el Registro Único de Audiencias de la Gestión de Intereses del Poder Ejecutivo Nacional, para la Elaboración Participativa de Normas y de Reuniones Abiertas de los Entes Reguladores de los Servicios Públicos, Formularios de inscripciones, registro y presentación de opiniones y propuestas.

El creciente protagonismo de los jueces

Por esto, la ley que aún hoy nos falta, como pieza clave para transparentar el proceso de toma de decisiones de los funcionarios públicos, es determinante para un sistema representativo de gobierno que se moderniza y progresa hacia uno más participativo o de gobernanza pública. Una buena ley de cabildeo y telecabildeo es el complemento perfecto, en contexto de pandemia y zoomlobbying, para las actuales normas de integridad en materia de regalos a funcionarios, peticiones por cambios en normativa de producción y comercio, en las compras públicas propias del Estado, o en las consultas por acciones de implementación o co-creación de las nuevas políticas públicas que un gobierno federal realiza.

Sintetizando entonces, de este modo podríamos pensar en cambiar la tendencia histórica de una administración opaca y el secretismo hiper-presidencialista habilitando instancias de capacitación y participación en la que mediante universidades y el Instituto Nacional de Administración Pública, por ejemplo, se certifiquen aptitudes y se permita la generación de un currículum vitae participativo (CVP) de ciudadanos para co-crear y colaborar en soluciones de políticas públicas mediante plataformas digitales abiertas y transparentes que nos permitan acercarnos al ideal democrático histórico y al del Gobierno Abierto en boga. 

En todo el país, unos 90 mil voluntarios ya salieron a trabajar para combatir la pandemia

Todo ello, de seguro, nos devolverá como resultado que las personas interesadas en asuntos públicos se capaciten en sus áreas de interés, sumen conocimiento y destrezas, sea reconocidas por sus aportes, nos ahorren tiempo y mejoren así la asignación de recursos públicos, acrecienten la legitimidad en las decisiones del Poder Ejecutivo y obtengamos como resultado final: La sostenibilidad en la cultura democrática y una pacífica vida en sociedad que tanto nos hace falta sólo se consigue con objetivos y prácticas sectoriales inclusivas y no extractivas o radicalizadas.

 

* Analista de Asuntos Públicos.