21 oct 2020
OPINIóN |Economía
martes 22 septiembre, 2020

Impuestos argentinos: el aporte de cada uno, lo que son y cómo deberían ser

Sólo tres impuestos aportan casi el 90% de la recaudación impositiva nacional: el IVA, el Impuesto a las Ganancias y el de débitos y créditos bancarios.

Pago de impuestos. Foto: Telam

Sólo tres impuestos aportan casi el 90% de la recaudación impositiva nacional. Son el IVA, el  Impuesto a las Ganancias y el de débitos y créditos bancarios. El comercio exterior colabora con el 10% sobre el total de la recaudación tributaria. Esos son los pilares en los que se apoya la recaudación argentina.  

Los fundamentos teóricos:

Los impuestos se clasifican en directos e indirectos. Los primeros recaen sobre el contribuyente; por ejemplo, el Impuesto a las Ganancias. Los indirectos alcanzan a las transacciones que se realizan con los bienes y servicios, las personas físicas y jurídicas lo tienen que pagar  en función de sus actividades. Un ejemplo de los indirectos es el IVA que grava las operaciones de ventas y las locaciones de obras y servicios.

Otra clasificación define a los impuestos que gravan el consumo, los que alcanzan la renta y los que afectan el patrimonio. Entre los primeros, se encuentra el IVA, el Impuesto a las Ganancias representa a los segundos, y dentro de los patrimoniales, aparece Bienes Personales y activos empresarios (eliminado en el 2019)

Los que se cobran a todos los contribuyentes por igual, sin importar la capacidad contributiva que tiene cada uno de ellos son regresivos. Los progresivos consideran la capacidad económica de los contribuyentes. Se puede concluir que los impuestos indirectos son regresivos y los directos son progresivos.

Cómo obtener la Clave de Identificación Tributaría de ARBA en forma digital

En nuestro sistema tributario conviven  impuestos nacionales y provinciales, generándose casos de múltiple imposición; por ejemplo, los tributos que gravan la misma materia imponible como es el caso del IVA (nacional) e Ingresos Brutos (provincial). Ambos alcanzan a las ventas y las locaciones de obras y servicios.

También existen impuestos altamente distorsivos, como es el caso del impuesto a los movimientos bancarios que realizan las empresas. El punto máximo de regresión se produce con el Impuesto al Valor Agregado, porque afecta directamente al consumo. Los  bienes más representativos de la “inequidad” son los que componen la canasta básica de alimentos.

Los impuestos nacionales se clasifican en: 1) coparticipables con las provincias; 2) los no coparticipables y 3) los que tienen una asignación específica. Luego están los impuestos provinciales que se entrecruzan con los nacionales afectando la misma materia imponible. La coparticipación o distribución de los recursos es una materia que está pendiente. 

Las 5 claves para entender la nueva resolución que cambia la compra del dólar ahorro

Incongruencias en los impuestos al consumo:

Los principales son el IVA y el Impuesto sobre los Ingresos Brutos.

a)      Todas las personas humanas pagan la misma alícuota de impuesto en el momento de la compra de un bien o en el pago de un servicio, independientemente de la capacidad contributiva que tiene cada uno. La devolución del impuesto en las tarjetas de débito/crédito a los sectores de bajos recursos parece ser la mejor solución.

b)      Las personas jurídicas pagan dos impuestos, el IVA nacional e Ingresos Brutos provincial, que gravan la misma materia imponible. El inconveniente es que los impuestos se tienen que abonar al mes siguiente de realizar la venta, a pesar que no se haya cobrado la factura. Esto produce un desfinanciamiento para las empresas. La liquidación y el  pago del IVA e Ingresos Brutos deberían basarse en el sistema de lo percibido en lugar de lo devengado. Únicamente las Micro y Pequeñas Empresas tienen una extensión en el vencimiento de 60 días

Impuesto a la riqueza: por qué puede ser ilegal

El aporte del IVA el año pasado llegó al 47% de toda la recaudación impositiva. Hasta agosto de este año, por la crisis de la pandemia, hubo una disminución de la participación llegando al 42%.

Cuestionamientos sobre los impuestos patrimoniales:

Son “fotografías estáticas” de los bienes que tienen las personas o las empresas al 31 de diciembre, o a la fecha de cierre del ejercicio comercial.

En Bienes Personales, no se tienen en cuenta las deudas de las personas, como antes las consideraba el Impuesto sobre el Patrimonio Neto. El gravamen patrimonial sobre el patrimonio de las empresas queda en cabeza de los accionistas, aunque lo tienen que liquidar las firmas. 

En 2019 el aporte no llegó al 1% del total recaudado por impuestos, mientras que este año, considerando las reformas de la ley vinculadas a la creación de alícuotas progresivas, que se incrementaron por los bienes del exterior subió al 3,65%.

Moratoria 2020: Afip habilitó la adhesión al plan y hay tiempo hasta el 31 de octubre para inscribirse

Objeciones sobre el Impuesto a la renta:

El Impuesto a las Ganancias lo pagan las personas humanas y las jurídicas. Aporta el 33% de la recaudación total de impuestos.  La objeción mayor es que no se permite aplicar plenamente el ajuste por inflación, ya que se habilita sólo en la  medida que la variación del costo de vida de los últimos tres años supere el 100%. Además, se pone como condición un porcentaje específico para cada uno de los años. Adicionalmente,  el resultado obtenido por el ajuste se difiere en 6 ejercicios sin posibilidades de actualización. El primer anticipo que pagan las sociedades es exagerado, se calcula con la tasa del 25% sobre el impuesto determinado el año anterior.

 

Otros impuestos:  

El Impuesto al cheque, es el tercero,  contribuye con un poco más del 10%  a la recaudación impositiva. No tiene justificación teórica ya que no es un impuesto que grava el patrimonio, ni el consumo y tampoco la renta. Es sólo un indicador que en base a los movimientos bancarios registrados el Estado se anticipa de otros impuestos. Dado ese esquema, que fue ideado en su creación en el 2001, debería luego permitirse descontar plenamente de las liquidaciones definitivas de los otros impuestos. Pero esta posibilidad está limitada para las Micro y Pequeñas Empresas. Las manufactureras (Tramo I) pueden deducir el 60% de todos los movimientos. Los demás contribuyentes computan contra Ganancias sólo el 33%.

El aporte del Impuesto sobre los Combustibles no llega al 5% de la masa de los impuestos, de Impuestos Internos se logra menos del 4% y otros no mueven el amperímetro. El Monotributo apenas el 0,70%. La novedad es el Impuesto PAIS, que se aplica sobre la compra de bienes y servicios del exterior y por dólar ahorro, ya que en lo que va de este año colaboró con el 3,30% a la recaudación impositiva. Ahora se suma la nueva percepción creada por el dólar.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5155

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.