martes 27 de septiembre de 2022
OPINIóN Polémica

"La plataforma política de los libertarios contra la libertad"

Néstor Pitrola asegura que la plataforma política de José Luis Espert "embate contra todos los derechos posibles que los trabajadores conquistamos en un siglo y medio de luchas".

08-11-2021 08:00

José Luis Espert, el candidato a diputado nacional en la provincia de Buenos Aires por el frente Avanza Libertad ha dejado las huellas de su carácter fascistoide en su programa político.

El economista ultraliberal no habla de economía, ni de cómo terminar con la saga de devaluaciones de los gobiernos liberales y anti neoliberales que se han sucedido por décadas, ni de cómo evitar la fuga de capitales, ni cómo terminar con la desindustrialización del país, el saqueo de sus recursos naturales, con la depredación ambiental y mucho menos con la pobreza que él mismo denuncia y que abarca a millones de desocupados, jubilados y trabajadores precarizados. No se refiere al negociado de los bancos con las Leliqs y mucho menos a la “insustentabilidad” de una deuda en dólares y en pesos, de todo orden que crece como bola de nieve mediante tasas usurarias. Nada de eso.

Javier Milei, el libertario menos liberal

En cambio, embate contra todos los derechos posibles que los trabajadores conquistamos en un siglo y medio de luchas, algunos de ellos inscriptos en la Constitución como el derecho de huelga. Propone incluso la prisión contra las huelgas generales (que no hay hace años en el país, porque la burocracia sindical pactó con Macri y directamente se considera parte del gobierno de los Fernández).

Pretende declarar esencial toda tarea estatal prohibiendo así todo derecho de huelga y reglamentar que cualquier paro debe tramitarse con permiso previo del propio Estado que lo regula. Lo que sería el fin del derecho a la lucha más elemental para defender los otros pocos derechos que les quedan a los trabajadores.

Como además califica como delito la movilización callejera, este libertario socio de Milei, está contra toda libertad popular que no sea la libertad del capital y su Estado para oprimir a la población de todas las maneras posibles e imaginables.

Jóvenes libertarios: los nuevos “apolíticos”

La plataforma política presentada por José Luis Espert ataca también el “costo laboral” de las llamadas cargas sociales proponiendo eliminar los aportes patronales. ¿Qué son los aportes patronales? El aporte jubilatorio, el aporte a la Obra Social, el aporte al PAMI y el aporte ala ANSES para asignaciones familiares. De esta manera propone terminar con la salud de 11 millones de personas que se atienden en las Obras Sociales, desfinanciar (aún más) las jubilaciones que ya son víctimas de las rebajas de aportes desde el menemismo, de la evasión y la contratación informal, y llevar al PAMI a la quiebra.

De hecho propone eliminar cuatro leyes concretas: Ley 14.250 de Convenciones Colectivas de Trabajo (1953), Ley 18.610 de Obras Sociales (1970), Ley 20.744 de Contrato de Trabajo (1974) y Ley 23.551 de Asociaciones Sindicales (1988). Como se aprecia no queda títere con cabeza en materia de derechos de los trabajadores. Mientras el peronismo va alterando los convenios colectivos a la baja, Espert propone eliminar la ley 14.250, pero por si acaso, más adelante aclara que los convenios de empresa se imponen sobre todo otro convenio o legislación pudiendo perforarlas a la baja.

De hecho, lo que propone es que se flexibilicen los plazos y modos de contratación; se reconozca el carácter multifuncional, multiprofesional y polivalente de las tareas; se permita una movilidad funcional y de localización; se incorpore el trabajo a distancia y desde el hogar; se permitan esquemas de remuneración flexible basados en productividad y en beneficios. Es decir la más absoluta flexibilización laboral por la cual el trabajador es un moderno esclavo de la patronal sin atenuantes. Como además propone el fin del sistema de indemnizaciones y sustituirlo por un seguro que aporta el propio trabajador, al trabajador que no le guste se va gratis.

¿Tienen chances los libertarios?

Desde luego, el candidato a diputado de Avanza Libertad, no se priva de volver al desastre de las AFJPs. No sólo fracasaron en la Argentina sino también en su adorado Chile pinochetista, siendo uno de los motivos de la rebelión popular contra Piñera y su régimen. Espert propone “libertad de contratación” de un seguro de la vejez. Chau jubilación, gran negociado para las compañías aseguradoras. Con esta plataforma se retrata en todos los planos como lo que es: un agente del capital financiero y un asesor de los empresarios y banqueros off shore que se robaron y fugaron la Argentina.

Por supuesto su corolario es terminar con la educación pública para privatizarla, “eliminar la AUH”, reivindicar todos los impuestos al consumo y adherir a la doctrina Chocobar para terminar con “la excusa del gatillo fácil contra los pobres y las organizaciones sociales”. Es decir, sacar los tanques a la calle para hacer cumplir su programa. Además propone echar 1,5 millones de empleados públicos, pero ni un solo policía. Debemos colegir que se acaba la educación y la salud pública, donde los hospitales estatales se financiarían vendiendo “planes prepagos de salud”. De los tanques en las calles ya tenemos experiencia, nos costó 30.000 desaparecidos.