4th de March de 2021
OPINIóN Comunicación en tiempos de pandemia
06-05-2020 12:22

El periodismo atraviesa una situación tan delicada como la epidemiológica

Está bajo estudio y análisis constantemente. Su acción o inacción representa críticas por doquier, en medios, blogs y redes sociales.

06-05-2020 12:22

Está bajo estudio y análisis constantemente. Su acción o inacción representa críticas por doquier, en medios, blogs y redes sociales. Incluso en charlas por videoconferencias o acalorados debates por whatsapp, tan de moda por estos días de confinamiento. Lo cierto es que el periodismo atraviesa una situación tan delicada como la epidemiológica

En tiempos del COVID-19, la información se ha vuelto indispensable y las personas consumen mas noticias que de costumbre, amparados en conocer las primicias y principales novedosas de este virus “desconocido”. Esta tendencia, que se ratifica a nivel mundial, ha puesto al periodismo otra vez bajo todos los flashes. La gran mayoría de los diarios digitales del mundo eliminaron el pago de sus noticias, algo que en nuestro país pasó sin pena ni gloria pero que representó toda una declaración de intenciones en otras redacciones del mundo. El derecho a la información en tiempos de pandemia es esencial y los medios supieron asumir la demanda ciudadana aún contra sus propios intereses.

#FakeNews y el COVID19: bombardeo en redes y la pseudoinformación

En términos generales, los medios tradicionales se enfrentan a una paradoja. La gente se está volcando como nunca a consumir los noticieros, algo que se contradice con la recomendación que se suele brindar de informarse lo justo y necesario para preservar la salud mental. Esa fuerte demanda informativa contrasta con las dudas que se esbozan sobre el futuro de la profesión en materia financiera, sobre un modelo de negocios que varios especialistas consideran obsoleto. Eso, sumado al cierre de algunas empresas periodísticas, reducción de sueldos y también despidos -al igual que ocurren en otros empleos también- se presentan como una problemática en el horizonte inmediato de la profesión.

En el plano de lo particular, muchos critican el oficio del periodista pero pocos proponen cómo mejorar una profesión que ha sufrido los desgastes propios del avance tecnológico y de la nefasta división entre los argentinos, comúnmente conocida como grieta. Grieta que se acrecienta con lo que el sociólogo Manuel Castells supo definir, en materia de consumo de medios, a fines del año pasado en una entrevista al diario Perfil, como el “consumo para confirmarnos no para informarnos” que implica el alejamiento del análisis que no es de nuestro agrado y el divorcio absoluto con lo que ese otro pueda observar