sábado 31 de julio de 2021
OPINIóN opinión
19-06-2021 00:52

Un desafío en pandemia

19-06-2021 00:52

El complejo escenario pandémico por el que transitamos nos incita a reflexionar sobre la ciudad que hemos construido hasta hoy y sobre la que colectivamente deseamos tener.

En las ciudades se concentra la mayor cantidad de población, de inversiones, de conocimiento, de innovación. Son motores de la economía y de la producción, de mayor generación del producto bruto, de la creatividad, del desarrollo social, de provisión de bienes y de servicios.

Sin embargo, las ciudades también son detonadoras de conflictos si no están debidamente gobernadas, si tienen un desarrollo social inequitativo, si son económicamente inviables, si son predadoras del ambiente. Las previsiones apuntan a que los espacios urbanos serán cada vez más densos y tendrán que afrontar crecientes problemas ambientales. De modo que tenemos por delante la oportunidad de definir colectivamente un nuevo paradigma.

Esto implica rediseñar la estructura urbana en función de una red articulada de policentralidades complementarias que tiendan a disminuir los traslados intraurbanos, mutando hacia un modelo de ciudad de proximidad, con movilidad sustentable, que favorezca la caminabilidad y la solidaridad colectiva. Resulta clave la redensificación de la ciudad con dotación prioritaria de espacios públicos, articulación de usos mixtos y diversificación de comercios.

De modo que las áreas centrales deben ser protagonistas en tiempos de crisis. De lo contrario, la ciudad desarticula su contrato fundacional representado en su trama urbana. Herida por exclusiones, aquella calle que hasta no hace mucho tiempo funcionaba como articuladora social, como integradora de barrios, humores y vivencias, parece ser hoy una plataforma de desolación y temor, pierde ritmo y vitalidad, redobla conflictos y desigualdades.

*Arquitecto, Doctor en Urbanismo y docente.

En esta Nota