lunes 19 de abril del 2021
OPINIóN Entender los cambios
03-04-2021 00:14

Vender ya no es suficiente

Sebastián Ugarte
03-04-2021 00:14

Hoy los consumidores exigen marcas que entiendan sus necesidades integralmente; tener un buen producto con buena distribución y precio ya no es suficiente.

En tiempos de crisis e incertidumbre, es comprensible que las empresas hagan foco en la optimización de costos y colocación de productos en el mercado. Esto es esencial, dado que sin flujo de ingresos es imposible subsistir. El problema radica en sostener este enfoque como un modelo de gestión constante.

La mayoría de los hábitos de comportamiento y consumo con los que hoy convivimos son distintos a los de hace pocos años. Estos cambios no solo son consecuencia de la pandemia, sino que responden a la evolución natural de las comunidades y se aceleran por el avance y penetración de la tecnología.  

La clave está en plantear estrategias disruptivas dotadas de “sensibilidad” para dar verdadera satisfacción a las nuevas exigencias de los consumidores y, de esta manera, lograr los resultados operativos necesarios para la evolución del negocio, generando una relación con nuestros clientes que no solo se enfoque en un vínculo transaccional.

Para lograrlo, debemos mirar más allá, ponernos en perspectiva y entender cuáles son los cambios que está viviendo nuestra sociedad. Por eso, no importa a qué sector o rubro pertenezcamos, los cambios de hábitos son transversales a todas las organizaciones. Debemos ser capaces de involucrar todos los factores externos que inciden en las decisiones de nuestros consumidores, abrir la cabeza y entender que el camino que nos trajo hasta aquí no será el mismo que nos lleve hacia los objetivos futuros. El cambio es constante, debemos asumirlo, entenderlo y anticiparnos.

Sin dudas, el primer paso que deben dar las empresas para estar a la altura de las exigencias actuales y futuras debe ser contar con profesionales de marketing con formación y actitud para gestionar sistémicamente. El capital más importante que tienen las organizaciones es el humano. Las áreas de comercialización deben estar integradas por profesionales que puedan plantear, resolver y convertir en oportunidades situaciones que aún no se han presentado, pero que en el corto o mediano plazo serán una realidad que condicionará nuestro desempeño.

Es por ello que desde las organizaciones se debe poder interpretar el contexto, analizar las tendencias y escuchar a los consumidores –actuales y potenciales– para plantear estrategias sólidas que permitan cumplir los objetivos planteados en el presente, potenciándonos en el futuro.

Nadie dijo que fuese fácil. Lograr un equilibrio entre lo que podemos y lo que debemos hacer no es sencillo. Pero nuestros consumidores necesitan satisfacer sus necesidades, y si nuestra empresa no lo hace lo hará un competidor.

No debemos abrumarnos. No podemos pretender cambiar la dinámica de nuestra empresa de un día para el otro. Sí será importante poder evaluar cuáles son los resultados claves que debemos lograr y gestionar día a día para evolucionar junto a nuestros clientes.

*Coordinador académico de la Especialización en Marketing y Dirección Comercial de Universidad Siglo 21.

Producción: Silvina Márquez

En esta Nota