lunes 21 de junio de 2021
PERIODISMO PURO El caso del vacunatorio VIP
29-05-2021 22:38

Ginés González García: "A Verbitsky le correspondía vacunarse, con Duhalde fui yo el responsable"

"Cuando pasó lo que pasó, yo de los 70 (vacunados en el Ministerio) habré dicho que fueran unos 15. Al resto le correspondía. Sintieron que les correspondía y fueron al vacunatorio oficial de la nación argentina, desde el presidente de la Nación hasta el caso mío y de mis equipos", señaló el ex titular de Salud

29-05-2021 22:38

—Dijiste que a tu hermana, de 71 años, no la vacunaste y que Horacio Verbitsky tenía 79 años. ¿Qué diferencia hay entre ambas edades?

—Se empezaba con las edades mayores.

—¿Pero inicialmente no era más de 80?

—Sí, pero ya era también flexible. La propia resolución dice secuencial y al mismo tiempo. Varias provincias ya habían empezado a vacunar por debajo de 80 años. Cuando pasó lo que pasó, yo de los 70 habré dicho que fueran unos 15. Al resto le correspondía. Sintieron que les correspondía y fueron al vacunatorio oficial de la nación argentina, desde el presidente de la Nación hasta el caso mío y de mis equipos. Dentro de mi equipo, no solo esperamos todos los pedidos que fueran, por ejemplo, a los de más de 60 años. Incluso, en algunos casos, llegamos tarde. Se me murió, lo digo así porque era un gran amigo mío, uno de mis subsecretarios de covid-19, José Guccione. Misionero, ex ministro. Convoqué a cinco ex ministros. En este caso era un subsecretario, otro de mis subsecretarios estuvo casi dos meses entre terapia e internación, y todavía está en rehabilitación. Fue muy injusto que se hablar de setenta personas con vacunación de privilegio. Ni siquiera se vacunó a todo el Ministerio de Salud, que son muchos más.

—¿Sentías respeto intelectual por Horacio Verbitsky?

—Le correspondía y me decía que no podía. O por razones políticas no lo vacunaban en su distrito. Vacunar era el objetivo de todos los argentinos. O sea, no estaba transgrediendo nada, intentaba que accedieran algunos que estaban dentro de la nómina de los que podían ser vacunados.

—¿Cómo fue el caso de Eduardo Duhalde?

—Me preguntó un mes antes, y le dije: “Quedate tranquilo. Cuando haya disponibilidad, me voy a encargar”. Fui el responsable. Fue presidente de la Nación, tiene 80 años. Como ex presidente, tiene desde custodia hasta ingresos de otro tipo. Me pareció que correspondía. Esto sí lo asumo. Pero vuelvo a decir: tiene 80 años.

—Chiche dice que se sintió traicionada porque el envase contenía cinco vacunas. Que a la mujer, por haber sido primera dama, también quizá le correspondía, las otras tres se tiraban y que, en esa circunstancia, ella dijo: “Bueno, vacunen a mis hijas” porque no había nadie y que incluso a la persona que fue a vacunar le dijo: “¿Por qué no te vacunás vos?”, y le habría respondido que no podía.

—No sabía esa declaración. Pero sí es cierto de las setenta vacunaciones que se mencionan, las únicas dos que se hizo para uso racional de la vacuna, porque son las dos chicas, fueron las dos hijas que tienen menos años, pero sí es cierto que es para usar racionalmente todas las dosis. Una vacuna dura media hora después que la abriste.

—¿Cuando mandaste a vacunar a la casa del ex presidente no lo pensaste?

—La verdad es que no lo pensé.

—¿Y cuando se vacunó Cristina Kirchner?

—No tuve que ver.

—Pero habrán vacunado a personas que estaban junto a ella.

—Sinceramente no lo sé. Ahí no intervinimos. La vacunó el subsecretario de la Provincia.

—¿Tenés algún remordimiento o alguna autocrítica que hacerte?

—Remordimiento no, pero no estuve bien. Acepto que estuve un poco estúpido, cuando el director del hospital dijo que tenía una cuestión interna. No querían que Verbitsky fuera vacunado ahí. Me lo preguntaron entre cincuenta cosas que te preguntan, yo estaba con bastante lío, porque me iba al otro día a varias provincias y debía rearmar mi viaje, porque había una convocatoria a los gobernadores por el Consejo Económico y Social. Estuve tonto.

—¿Y por qué el director del hospital decía que no quería que se vacunara Verbitsky si le correspondía?

—Esa debió ser mi respuesta. “Esto es un vacunatorio, es público. No se puede discriminar a nadie”. Se lo dijo a mi secretario, pero yo tendría quizá que haber dicho eso y no lo hice. El Posadas es un hospital belicoso, y tuvo un antecedente terrible en la dictadura, con muertos, desapariciones, expulsiones.

—¿Pero le correspondía o no le correspondía?

—No quiero echar más leña al fuego, no podría decir eso. Es un vacunatorio público para los argentinos.

 

Producción: Pablo Helman y Debora Waizbrot.