domingo 02 de octubre de 2022
POLICIA investigan unas anotaciones halladas en su hogar

Acusan por trata a un pastor que ayudaba a los presos de Batán y personas en situación de calle

Roberto Tagliabúe pertenece a la Iglesia “El Shaddai”, que funciona hace más de treinta años en la ciudad de Mar del Plata. Lo acusan de explotar laboralmente a las personas que alojaba en su hogar, pero también investigan posible casos de abuso. En uno de los operativos descubrieron anotaciones que hablan de desnudos en retiros espirituales y mencionan relaciones sexuales consentidas. En un comunicado, la Federación de Pastores Evangélicos de Argentina destacó la labor del religioso en la comunidad y pidió por su pronta liberación.

20-08-2022 01:06

El pastor Roberto Tagliabúe (58) anotaba todo. Llevaba un control de los gastos de sus negocios, de los nombres de los fieles que vivían en su hogar y del dinero que debía pagarles por sus trabajos. En la Iglesia Evangélica “El Shaddai” de Mar del Plata había registro de casi todo, al punto que en uno de los operativos hallaron un borrador escrito por una supuesta víctima que hablaba de desnudos en retiros espirituales y situaciones que podrían ser interpretadas como abuso.   

Hace cerca de un mes que Tagliabúe está detenido (ver aparte) por el delito de trata. Lo arrestaron el lunes 25 de julio pasado en su domicilio de la calle Génova al 8000, donde además funciona un hogar para personas en situación de calle y un almacén, pero la investigación sobre su sospechoso accionar comenzó mucho antes. 

En septiembre del año pasado, la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex) recibió una denuncia sobre explotación laboral en el Hogar que dirige el pastor y de inmediato envió un oficio a la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) para que investigue el caso.

Hubo tareas de campo y seguimientos hasta que el 28 de diciembre de 2021 el juez Santiago Inchausti, a cargo del Juzgado Federal Nº 3 de Mar del Plata, ordenó cuatro allanamientos, entre ellos el templo y el domicilio particular del religioso investigado. 

Según fuentes del caso, los investigadores secuestraron distintos elementos de prueba, como documentación de destinos espirituales y registros de los trabajos de los internos. En aquel momento, tanto el pastor como su esposa Sandra García fueron notificados de la investigación en curso, pero continuaron con sus actividades comerciales y religiosas.

Siete meses después, y en base a los nuevos indicios que sumaron, la Justicia repitió los operativos con la diferencia que Tagliabúe, el principal apuntado, terminó esposado y detenido en un procedimiento realizado por la Unidad Operacional de Control del Narcotráfico y el Delito Complejo del Este de la PSA. 

De acuerdo a los voceros consultados por PERFIL, la sospecha que disparó esta investigación es por trata laboral, pero en el curso de la pesquisa surgieron indicios sobre la posible comisión de otros delitos.

Tres décadas. La Iglesia Evangélica “El Shaddai”, ubicada sobre la calle Brumana al 2200, que dirige el pastor Tagliabúe, funciona en Mar del Plata hace más de tres décadas. En febrero pasado celebraron los 35 años de ministerio. La familia también posee dos negocios comerciales: un almacén y una follajería.

Según la denuncia que recibió la Protex, algunos de los empleados que trabajaban en los negocios familiares vivían en el Hogar para personas en situación de calle y eran obligados a trabajar en sus negocios o realizar tareas de albañilería, limpieza y pintura en la iglesia. “El dinero que debían cobrar lo administraba la familia, pero ellos nunca disponían de esa plata”, refiere un vocero que interviene en la investigación.  

Los internados, al parecer, eran reclutados por la iglesia de Tagliabúe en la calle o en la cárcel de Batán, donde el pastor daba charlas espirituales y ofrecía la iglesia como una posibilidad de reinserción en la sociedad. 

Los que vivían en el Hogar tenían que cumplir con ciertas normas. Por ejemplo, no podían disponer de un teléfono celular. Lo más sorprendente surgió en el primer allanamiento, cuando los investigadores hallaron anotaciones donde se relatan sucesos en medio de salidas tipo “retiros espirituales”. 

Los textos hablan de desnudos en los rituales y de relaciones sexuales consentidas. Lo que creen es que el pastor habría obligado a escribir a mano alzada que lo ocurrido allí “fue con consentimiento de ellos mismos”.

Tagliabúe negó las acusaciones en su contra y, según su abogado, Mauricio Varela, acercó testigos para aclarar su situación procesal. “Pudo brindar su declaración de los hechos y dar claridad. Hemos aportado testigos, que estuvieron junto al pastor durante muchos años. Esto no se trata del delito que la Justicia está investigando y podremos denunciar que se trata de una falsa denuncia”, señaló.

Varela también destacó que las presuntas víctimas ampliaron sus testimoniales y que sus dichos “fueron favorables a la posición del pastor”. “Ninguno de ellos se considera víctima, ya que, el pastor intenta ayudarlos desde la fe”, indicó el letrado. 

Desde la Federación de Pastores Evangélicos de la Argentina (FAPE), emitieron un comunicado de apoyo al pastor. “Queremos hacer llegar nuestra solidaridad a toda la familia pastoral y sus congregantes, sabiendo del testimonio y obras del pastor”, dice el texto. 

“Es notorio su trabajo y trayectoria en recuperar jóvenes de la calle para su rehabilitación, dando esperanza de progresar a través de la fe en Cristo Jesús. Desde FAPE Argentina queremos hacer llegar este mensaje a toda la comunidad cristiana de Mar del Plata. Convocamos a una cadena de oración para la paz del consiervo y su pronta liberación. Creemos en la inocencia del pastor Roberto Tagliabúe”, cierra el mensaje de la comisión directiva.

 

Marcha y encierro

El próximo jueves 25 de agosto el pastor Roberto Tagliabúe podría cumplir un mes detenido. Desde que fue arrestado permanece alojado en una celda de la sede de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) de Mar del Plata, ubicada en el aeropuerto de la ciudad. 

Mientras se define un posible traslado a una unidad penitenciaria federal, el pastor recibe visitas y ayuda de su familiares más cercanos. 

En tanto, algunos de los fieles que concurren  a la Iglesia “El Shaddai” anunciaron en las últimas horas una nueva marcha para reclamar por la inocencia del religioso. La convocatoria es para este sábado 20 de agosto a las 18 en la esquina de Irigoyen y Luro.

El viernes 12 de agosto pasado hubo un reclamo por la liberación del pastor Roberto en Bolívar y Mendoza, pero ante la falta de respuestas de la Justicia decidieron lanzar una nueva convocatoria.  

El reclamo cuenta con el apoyo de la pastoral Asociación Marplatense de Iglesias Evangélicas (AMIE), que también salió públicamente a reclamar por la libertad del líder espiritual de la iglesia “El Shaddai”. “Desde AMIE llamamos a apoyar la marcha programada para este sábado 20 a las 18 y también convocamos a una cadena de oración”, señala el comunicado difundido en las últimas horas en las redes sociales.

En esta Nota