lunes 23 de mayo de 2022
POLICIA Escondida en Escobar
27-02-2022 02:42

Apareció Betiana después de 19 días de misterio: “No quería hablar con nadie”

La mujer de 38 años y madre de tres adolescentes había sido vista por última vez el 7 de febrero pasado en el partido de Tres de Febrero. La Policía la ubicó gracias al llamado de un vecino.

27-02-2022 02:42

Betiana Rossi (38) llevaba 19 días desaparecida. La habían visto por última vez en un supermercado del partido de Tres de Febrero, el lunes 7 de febrero pasado. Casi no había pistas sobre su paradero y el paso del tiempo y la falta de noticias no hacía otra cosa que aumentar la angustia entre sus familiares más cercanos. 

El misterio, finalmente, terminó por develarse cuando un vecino advirtió un comportamiento extraño de una mujer desconocida en la zona del puerto de Escobar y decidió dar aviso a la Policía. Era Betiana, la mujer más buscada de las últimas semanas.

Según fuentes policiales, fue ubicada por la Policía de Buenos Aires este viernes 25 de febrero a la noche en unas cabañas que están en construcción cerca de un camino interisleño. Llevaba una campera con capucha y unas bikers negras, y su aspecto no parecía el de una persona que estuvo deambulando durante cerca de diez días.

De acuerdo con los datos aportados por los voceros, personal del Destacamento Islas realizó un rastrillaje por la zona hasta que logró ubicar a la mujer. Según trascendió, les habría dicho a los policías que se había ausentado de su casa “porque no quería ver ni hablar con nadie”. 

Desde que desapareció, los investigadores trabajaron sobre la hipótesis de que Betiana había decidido irse de su casa por sus propios medios debido a una serie de deudas que tenía y otros problemas personales. La mujer, que tiene tres hijos varones de 18, 15 y 13 años, vivía con sus padres en el barrio de Villa Real, en la Ciudad de Buenos Aires. Había sido despedida de su trabajo y aparentemente estaba en conflicto con su novio, con el que discutió antes de desaparecer.  

El ministro de Seguridad, Sergio Berni, reconoció que el dato que guio a los investigadores fue aportado por un vecino y que Betiana “se encontraba en un bosquecito”. “Sabemos que es ella y por eso destaco el trabajo del personal policial”, dijo en declaraciones a C5N.

Ante la falta de pistas, el pasado viernes 18 de febrero el Ministerio de Seguridad de la Nación ofreció una recompensa de un millón y medio de pesos para quienes aporten datos sobre el paradero, por lo que se entiende que la persona que colaboró en la resolución del caso estaría en condiciones de cobrar ese dinero. 

Berni agregó que tenían “la seguridad de que estaba en la provincia, ya que no había pasado nada grave”. “No llama la atención que se haya movido hasta esa zona (ya que la última vez que se la vio fue en Tres de Febrero, a unos 58 kilómetros), es parte de lo que esperábamos teniendo en cuenta el territorio de la provincia, que además tiene 17 millones de personas circulando”, amplió.

Finalmente, dijo que Betiana “se movió en esa zona en los últimos días”, que es fácil poder seguir a personas que tiene antecedentes criminales, pero “cuando no los tiene, como en el caso de esta mujer, es muy difícil seguir el rastro”.

De hecho, a pocas horas de su desaparición, uno de los hermanos de la mujer reconoció que la sospecha que tenían era que se había ido de motu proprio. “Jamás se fue varios días, esta es la primera vez. Uno puede irse a caminar, a respirar un rato, pero solo por un rato. Yo presiento que está con alguien, que alguien la está cubriendo porque no creo que se anime sola a hacer esas cosas”, indicó Walter Rossi.

Betiana había sido vista por última vez el 7 de febrero pasado en el partido bonaerense de Tres de Febrero, luego de salir de su casa del barrio porteño de Villa Real. Un día antes, el jueves, y en un descampado cercano al lugar en el que desapareció, la Policía encontró la riñonera, el celular, dos tarjetas SUBE y el DNI de Betiana.

Según señalaron distintos voceros vinculados a la investigación, Betiana será sometida en las próximas horas a una serie de estudios tanto clínicos como psicológicos. En principio, no existirían indicios de que haya sido privada de su libertad. 

Ayer, todavía se encontraba en el destacamento policial de Escobar, donde fue revisada por personal médico, y luego llevada hasta la Ciudad de Buenos Aires, donde la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N° 23, a cargo del fiscal Marcelo Retes, lleva adelante la causa por “averiguación de paradero”.

 

La fiscalía se enteró por los medios

La aparición de Betiana Rossi desató una polémica entre los investigadores. Es que tanto la fiscalía interviniente como el Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas (SIFEBU), que intervinieron en los distintos operativos realizados en los últimos días, se enteraron del hallazgo de la mujer por los medios de comunicación. 

“La División Búsqueda de Prófugos tomó conocimiento a través de medios Periodísticos de la aparición de Betiana Solange Rossi, en la zona de Escobar; se sabe que el SIFEBU ni la Fiscalía fueron avisados oficialmente por la Policía local; se está realizando averiguaciones al respecto. Se ampliará”, admitió en un breve parte la Superintendencia de Investigaciones Federales. 

En otro orden, Martín, hermano de la mujer, aseguró en declaraciones a C5N que sentía que “Betiana estaba viva”. “No tengo palabras de agradecimiento. La quiero ver y después no tengo problema de hablar, estoy muy feliz, es un gran día”, aseguró.

En esta Nota