lunes 26 de septiembre de 2022
POLICIA doble crimen de vicente lópez

“Apurate Martín por favor, tus padres están muertos en el garaje”

Martín Del Río, el empresario que está sospechado de asesinar a sus padres, recibió ese mensaje de la empleada doméstica, pero su reacción llamó la atención de los investigadores. Lejos de conmoverse, le pidió que le repitiera el mensaje: “¿Qué pasó? No te entiendo, me hablás tan rápido que no te entendí”, le respondió.

17-09-2022 01:19

“Apurate Martín por favor, tus padres están muertos en el garaje, los dos en el auto, ¡Sale Martín que me estoy muriendo yo también!”. A María Ninfa “Nina” Aquino, la empleada doméstica que estuvo detenida por el doble crimen de parricidio, se la escucha desesperada. Es el primer mensaje de audio que le envía a Martín Del Río, el empresario sospechado de asesinar a sus padres, pero el hombre responde con frialdad. 

La seguidilla de mensajes de WhatsApp entre Aquino y Del Río (hijo) se da entre las 9.01 y las 9.26 del 25 de agosto pasado, momento en el que la empleada le cuenta al hijo menor del matrimonio que sus padres José Enrique Del Río (74) y María Mercedes Alonso (72), habían aparecido muertos.

La siguiente es la transcripción de esos mensajes de audio que en paralelo fueron analizados con la geolocalización por las antenas de celular del ahora imputado:

—9.01 (antena de Camino Bancalari y Uruguay, Tigre):

“Nina” Aquino (NA): “Martín… Martín, soy Nina, apurate corré para acá. Tus padres están muertos en el garaje en el auto. Dale Martín por favor apurate, yo estoy afuera, no entro más a la casa”.

—Martín Del Río (MDR): “Hola Nina… ¿Qué pasó? No te entiendo, me hablás tan rápido que no te entendí. ¿Qué pasó?”.

—9.03:

—NA: “Apurate Martín por favor, tus padres están muertos en el garaje, los dos en el auto, ¡dale Martín que me estoy muriendo yo también! Salí afuera. ¡Por favor Martín, vení!”.

—9.04: Luego de este primer intercambio de audios, en este horario se produjo la llamada que Del Río hizo a la línea de emergencias policiales 911, donde, con tranquilidad, dijo: —“Sí ¿cómo estás? Mirá… La mucama de mis padres me está diciendo que hay un problema en la casa de ellos. Que mis padres están muertos en el garaje, dice. Recién me acaba de llamar”.

—9.04 (Tras el llamado al 911, envía otro audio de WhatsApp):

—MDR: Nina, ahí llamé a la Policía, ahí están yendo, yo estoy yendo a paso de hombre, pero bueno estoy yendo.

—NA: Avisale a tu hermano, por favor Martín. ¿Puedo entrar de vuelta en la casa, Martín? Si viene la Policía, ¿entro?

—9.06:

—MDR: No sé Nina qué decirte, la verdad, ahí me dijeron que están yendo. Sí… te van a decir ellos. Yo estoy yendo. Ahí le aviso a Diego.

—9.26 (Antena de Panamericana y Avenida José de San Martín, Florida):

—MDR: Nina, ya estoy por Melo y Panamericana. Es imposible subir, pero bueno, acá voy en la cola.

—9.51: Del Río llegó a la escena del crimen. Su celular es captado por la antena de telefonía que cubre la zona de Melo y Gaspar Campos, la esquina de la casa de sus padres.

“Al igual que en el 911, responde con suma frialdad. Estos audios son otro indicio de su puesta en escena”, dijo a la agencia Télam uno de los investigadores.

Ahora, los fiscales Martín Gómez, Alejandro Musso y Marcela Semería y los detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Isidro analizan también los videos obtenidos de las cámaras de seguridad del edificio de la calle Virrey Arredondo 2465 de Colegiales, donde se ve que el día del crimen –24 de agosto–, Del Río (hijo) estuvo entre las 20.02 y las 20.52.

En esta Nota