lunes 13 de julio de 2020 | Suscribite
POLICIA / Crimen de Villa Gesell
miércoles 3 junio, 2020

Chats, sangre y videos: las pruebas que complican a dos rugbiers por el asesinato de Fernando

Blas Cinalli y Matías Benicelli quedaron más comprometidos después de un cotejo positivo de ADN. El detalle de los indicios que más los involucran en el crimen. 

Blas Cinalli (izq.) y Matías Benicelli (der.), acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa. Foto: Cedoc
miércoles 3 junio, 2020

Fernando Báez Sosa (18), el joven que fue asesinado a golpes hace cuatro meses en Villa Gesell, y los diez rugbiers sospechados por el crimen están clasificadas por números.

El ADN de la víctima, por ejemplo, figura como 814.1. Ese guarismo es el que fue hallado en el análisis de una camisa floreada secuestrada en el allanamiento realizado en la casa que los jóvenes alquilaron en las últimas vacaciones de verano, y que también detectó rastros genéticos de Matías Benicelli (20), uno de los ocho detenidos que tiene la causa.

Esta prueba de sangre ubica a Benicelli entre los agresores directos, aunque en el procesamiento todavía figura como "partícipe necesario" y no como coautor del delito de "homicidio agravado".

Lo mismo sucede con Blas Cinalli (18), porque su ADN (814.7) fue hallado en el hisopado realizado en el dedo menique izquierdo de Fernando Báez Sosa. 

Qué es la scopometría, la pericia clave en el crimen de Fernando

Benicelli no solo fue reconocido en rueda por varios testigos, sino que además uno de ellos aseguró que fue el que le pegó una patada a Fernando y otro dijo que en la puerta del boliche le gritó:  “A ver si volvés a pegar, negro de mierda” y "esto te pasa por pegar de atrás". Por si fuera poco, aparece en dos videos en los que se lo ve golpeando a Fernando.  

Cinalli también figura entre los golpeadores. De hecho, uno de los declarantes en la causa dice que es el que agrede al chico cuando éste se encontraba arrodillado.

Pero hay un dato que lo compromete tanto como el ADN. Y es el chat en el que reconoce haber participado del ataque que le costó la vida a Fernando: "Amigo, flasheamos, matamos a uno", escribió por WhatsApp.

Antes, habló de la pelea en el boliche y hasta reconoció que esperaron que se fuera la policía para atacar a Fernando.  "Nos cagamos a piñas en el boliche. Nos sacaron a todos. Esperamos a que se vaya la Policía y ahí los recagamos a piñas. Dos convulsionaron, uno lo mandamos al hospital sin signos vitales. Ahora estamos yendo al Mc Donald's a ver qué pasa", relató.

Tanto Cinalli como Benicelli están alojados en la Alcaidía Penitenciaria de Melchor Romero, junto a los otros seis detenidos: Máximo Thomsen (20), Ciro Pertosi (19), Luciano Pertossi (18), Lucas Pertossi (21), Enzo Comelli (21) y Ayrton Viollaz (20).  

Crimen de Fernando Baéz Sosa: un padre de los rugbiers acusados reclamó un debido proceso judicial

El crimen de Fernando ocurrió cerca de las 4.40 de la madrugada del sábado 18 de enero frente al boliche Le Brique, en pleno centro de Villa Gesell, cuando el joven fue atacado a patadas y trompadas por varias personas. 

El ataque quedó filmado por cámaras de seguridad y teléfonos celulares, por lo que horas después fueron detenidos como autores del crimen diez rugbiers que se hallaban de vacaciones y se alojaban en una casa cercana al boliche. Dos de los acusados (Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino) fueron excarcelados en febrero, pero siguen bajo proceso.

LN CP


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5055

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.