lunes 30 de enero de 2023
POLICIA por el asesinato a golpes de fernando báez sosa

Comienza el juicio a los ocho rugbiers en plena feria judicial

El lunes próximo empezarán a ser juzgados, en la localidad bonaerense de Dolores, los ocho jóvenes acusados de asesinar a golpes a Fernando Báez Sosa (18) en Villa Gesell, adonde habían ido a vacacionar. Los jueces María Claudia Castro, Christian Rabaia y Emiliano Lázzari estarán al frente del debate y se estima que den un veredicto a fines de enero. Los padres de la víctima serán los primeros en declarar en el juicio oral y esperan escuchar “qué tienen para decir” los acusados sobre esa madrugada fatal para saber “por qué fueron tan malos con Fernando”. La querella pedirá perpetua.

31-12-2022 02:34

Comienza la cuenta regresiva. Todo está listo para que el lunes arranque el juicio contra los ocho acusados de matar a Fernando Báez Sosa (18) en Villa Gesell en 2020. De un lado estarán sentados los rugbiers que se encuentran detenidos desde un par de horas después de haber dejado tendido en la vereda sin vida al joven estudiante de Derecho frente a un boliche bailable. Del otro lado se encontrarán los padres de la víctima, a la espera de que se haga justicia por su único hijo.

“Caducó”. “Matamos a uno”. “No se cuenta nada de esto a nadie”. Los mensajes de Whatsapp entre el grupo de amigos agresores iban y venían, mientras Fernando era asistido en la vereda frente al boliche Le Brique. Pero ya no había nada que hacer para salvarlo. Fernando había perdido la vida aquel 18 de enero de 2020 producto de los múltiples golpes recibidos. 

Las cámaras de seguridad de la zona y los videos registrados por testigos en el momento del hecho fueron claves para identificar a los agresores. En un principio fueron apresados diez jóvenes en la casa que alquilaban cerca del boliche, pero con el avance de la investigación dos de ellos fueron sobreseídos. Ahora Máximo Thomsen, Enzo Comelli, Matías Benicelli, Blas Cinalli, Ayrton Viollaz y Lucas, Ciro y Luciano Pertossi deberán enfrentar al tribunal que determinará sus responsabilidades, roles y culpabilidad en el asesinato de Fernando en un juicio que se desarrollará en plena feria judicial. 

Los ocho llegan a juicio acusados de “homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas”. Los jueces María Claudia Castro, Christian Rabaia y Emiliano Lázzari, del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Dolores, escucharán a partir del lunes a los distintos testigos y peritos que desfilarán durante las 22 audiencias que, en principio, durará el debate hasta que los magistrados den su veredicto.

Según la reconstrucción de los hechos que hizo la fiscal Verónica Zamboni, los dos grupos tuvieron “un altercado” dentro del boliche. Fernando junto a sus amigos fueron sacados de Le Brique y minutos después hicieron los mismo con los rugbiers.

Una vez afuera, Thomsen, Pertossi, Comelli, Benicelli y Cinalli abordaron “por detrás” a la víctima, “aprovechándose de que estaba de espaldas e indefenso”, y, “en virtud de la superioridad numérica y física, lo rodean, se abalanzan sobre él y comienzan a propinarle golpes de puño en su rostro y cuerpo” hasta quitarle la vida, según se detalla en la acusación.

Mientras que Villaz, Lucas y Luciano Pertossi también “participaron premeditadamente de la agresión”. Según la fiscalía, con “previo acuerdo y distribución de tareas” rodearon a Fernando y a los amigos que estaban con él “impidiendo de esa forma que este pudiese defenderse por sí solo e incluso recibir defensa por parte de sus amigos y/o terceros”.

El ataque mortal ocurrió entre las 4.41 y las 5 de la mañana. “Estoy acá cerca donde está el pibe y están todos ahí a los gritos, está la policía, llamaron a la ambulancia..., caducó”, dijo Lucas Pertossi en un audio que envió al grupo de Whatsapp de sus amigos a unos pocos minutos del ataque. 

Él fue uno de los que filmaron con su celular la golpiza a Fernando y cortó el video para agredir a un amigo de la víctima, según la acusación. Una hora después del hecho, se fue junto con Thomsen a comer a una casa de comidas rápidas y enviaron imágenes al grupo de ese momento. “Chicos, no se cuenta nada de esto a nadie”, pidió Ciro Pertossi. Mientras que Cinalli escribió: “Amigo, flasheamos, matamos a uno” y luego le contó a otro amigo que no formaba parte del grupo implicado: “Nos cagamos a piñas en el boliche; nos sacaron a todos. Esperamos a que se vaya la policía y ahí los recagamos a piñas”. 

Alrededor de las 10.30 de la mañana del día del crimen, el grupo de amigos oriundos de Zárate fueron detenidos y desde entonces están en prisión. Ahora pasan sus días en la Alcaidía 3 en el penal platense de Melchor Romero.

Del otro lado están los padres de Fernando, que esperan el inicio del debate para escuchar lo que van a declarar los acusados. Silvino contó que cuando se siente angustiado recurre a los audios que se había mandado con su hijo para recuperar las fuerzas. 

“Espero tener la fuerza para escucharlos y saber qué dicen, qué pasó esa noche, por qué eran tan malos con Fernando, por qué le pegaban a traición. Le rompieron la cabeza a patadas, quiero escuchar lo que van a decir”, sostuve Silvino. Y fue contundente: “Queremos perpetua”.

 

Los roles de los acusados

◆ Máximo Thomsen (22) era uno de los más destacados en el ámbito del rugby del grupo de amigos. “A este me lo voy a llevar de trofeo”, gritaba, según los testigos, tras golpear a Fernando Báez Sosa.

◆ Ciro Pertossi (21) fue, según los testigos, quien le pegó a la víctima cuando estaba en el piso. Las cámaras de seguridad lo tomaron chupándose los dedos con sangre cuando fue interceptado por la policía antes de ser considerado uno de los agresores. 

◆ Enzo Comelli (21) es, según la fiscalía, quien les propina golpes a otros jóvenes que se encuentran en el piso y luego observa de cerca la golpiza que recibe la víctima.

◆ Matías Benicelli (23), según los testigos, fue uno de los que les pegaron a Fernando y a un amigo de él.  

◆ Blas Cinalli (21) es uno de los que golpearon a Fernando. Su ADN fue hallado debajo de las uñas de la víctima. Jugaba al rugby en el club Náutico Arsenal Zárate. 

◆ Ayrton Viollaz (23) es visualizado cerca de Fernando y, según la acusación fiscal, podría tratarse de “un agresor directo”. Es el único del grupo que no tenía celular.  

◆ Lucas Pertossi (23) fue uno de los acusados que filmaron el ataque a Fernando en su iPhone. Diez minutos después del hecho, mandó un audio al grupo de amigos y les informó que Fernando “caducó”.  

◆ Luciano Pertossi (21) es hermano de Ciro y primo de Lucas. Es otro de los acusados que quedaron filmados golpeando a la víctima, según la investigación.

En esta Nota