sábado 13 de agosto de 2022
POLICIA Lo asfixiaron y prendieron fuego

Condenaron a perpetua a Aldana, la joven que condujo a una trampa mortal a su víctima por codicia

Aldana Rosarno Díaz tenía 18 años cuando participó del robo y homicidio de Gustavo García Ibañez (36) en 2018, junto a su novio y otro hombre. Ahora la sentenciaron a la pena máxima.

14-07-2022 16:30

Aldana Rosarno Díaz (21) recibió la pena máxima por haber participado del asesinato de un joven al que enamoró y condujo a una trampa mortal que terminó con su vida. Su entonces novio también fue condenado a la misma pena: prisión perpetua. La víctima fue asfixiada, atada de pies y manos y luego la prendieron fuego para borrar pruebas. 

La joven tenía 18 años cuando participó activamente en tres hechos ocurrido en días distintos pero todos como parte del mismo plan criminal, según entendió la Justicia. La víctima fue Gustavo García Ibañez un hombre de 36 años que tenía una personalidad bohemia, solitaria y vivía en la localidad bonaerense de Banfield. 

Aldana Rosarno Diaz 20220714
Gustavo fue asesinado el 29 de diciembre de 2018 en Ezeiza.

El 30 de junio pasado, un jurado popular había encontrado culpables a Aldana y a su novio Axel Segovia (26) por el “homicidio criminis causa” (es decir, cuando se comente un delito para ocultar otro) de Gustavo. Este martes el juez Luis Gabián dio a conocer la pena que deben cumplir: perpetua para ambos. La lectura de la sentencia se realizó por zoom y ninguno de los dos acusados se conectó para escucharla, informaron fuentes judiciales a PERFIL. 

Se trata de la misma pena que recibió Nahir Galarza. Ambas tienen en común haber sido sentenciadas a perpetua por un crimen cometido cuando eran mujeres muy jóvenes. Las dos mataron un 29 de ciciembre, pero con un año de diferencia. 

Aldana, la historia de una chica que mató por codicia a los 18 años

El caso. Gustavo había conocido a Aldana en el tren y comenzaron una relación de amistad. De a poco Gustavo se fue enamorando de la joven. Mientras que la acusada, según la investigación, se “aprovechó” de esta situación para sacarle “tajada” a la víctima.

El joven quería invitarla a la cancha a ver a San Lorenzo, club del que es hincha Aldana. Se preocupaba por comprarle mercadería cuando ella le planteaba que no tenía dinero. “La quería cuidar. Se estaba enamorando”, describió la fiscal del caso Marcela Dimundo cuando PERFIL contó la historia de Aldana

“Esta chica tenía un manejo de seducción entre los amigos, ex novios, por redes sociales o mensajes. A todos les mandaba mensaje diciendo que los extrañaba”, la describió Dimundo y recordó que según las pericias psicológicas se determinó que “tenía vínculos por interés” y “no se implicaba emocionalmente con las personas”. 

Aldana Rosarno Diaz 20220714
Aldana Rosarno Díaz y Axel Segovia juntos en prisión.

Así fue como Gustavo, el joven que se había interesado en el bienestar de Aldana, se convirtió en una potencial víctima. Todo comenzó el 19 de diciembre de 2018 cuando tres personas ingresaron a robar en la casa de Gustavo, ubicada en Belelli 1381 en la localidad de Banfield. 

Gustavo y Aldana fueron sorprendidos por los ladrones (uno de ellos era Segovia y los otros dos no pudieron ser identificados aún) que le pedían a la víctima el dinero de la venta de un auto. Pero la plata, que solo conocían su existencia tres personas entre ellas Aldana, no estaba en la casa

Los ladrones golpearon con sus armas a Gustavo exigiéndole el dinero y éste les entregó unos 10 mil pesos que tenía ahorrados para que se fueran. Luego Aldana y Gustavo realizaron la denuncia ante la policía por el robo. 

En la causa se pudo determinar que Aldana le había enviado la ubicación exacta de la casa de Gustavo a Segovia, momentos antes del robo. Además le pasó videos de la fachada de la propiedad y de su interior.

Aldana Rosarno Diaz 20220714
Un jurado popular la encontró culpable el 30 de junio pasado.

El plan criminal continuó diez días después. Gustavo se había comprado una moto y en este vehículo fue junto a Aldana, a la casa de ella en la localidad bonaerense de Ezeiza. “De hoy no pasa”, se habían propuesto la joven y Segovia según quedó registrado en los mensajes que se intercambiaron. Y así fue.

Cuando Gustavo ingresó a uno de los departamentos que había en esa propiedad en el que vivía Aldana, fue sorprendido por dos personas: Segovia y “Pipi”, que aún se encuentra prófugo

A Gustavo lo golpearon y lo asfixiaron hasta matarlo. Lo ataron de pies y manos y dejaron el cuerpo sobre la cama de la habitación. Los tres implicados en el hecho escaparon del lugar y se llevaron la moto de la víctima.  

“La codicia y las ganas de tener dinero fácil los llevó a planificar un segundo robo", había contado la funcionaria sobre este hecho del 29 de diciembre de 2018. “Ella aprovechó que él (la víctima) se estaba enamorando y lo llevó engañado a Ezeiza. Fueron en moto y ahí lo atacaron en la propia casa donde estaba viviendo ella”, indicó Dimundo. “Ella no se hubiese animado a matar. Por eso recurrió a otros”, entendió la fiscal.

Aldana Rosarno Diaz 20220714
Aldana fue detenida en enero de 2019, a los pocos días de matar a la víctima. 

El 29 de diciembre fue el crimen de Gustavo y dos días después, Aldana volvió con otro joven a deshacerse del cuerpo. Primero pensaron en trasladarlo a algún lado y luego optaron por prender fuego la propiedad. Sin reparar en que en los otros departamentos vivían otras personas, entre ellas una pareja con sus dos hijos y que pudieron ponerlas en peligro. 

Nada les importó. Aldana agarró la planchita de pelo, un secador y el portarretrato con la foto de su mamá y abrió una garrafa para propagar el fuego. 

En la huida esa bolsa con pertenencias se le cayó cerca del portón de salida. Fue el primer indicio en su contra. El plan y la libertad le duraron pocos días a Aldana. La joven recurrió a un ex novio para contarle lo que había hecho y pedirle dinero para ir a la casa de su mamá en Las Toninas. 

Pero, en los primeros días de enero de 2019, en la costa Atlántica fue detenida por la policía. La joven tenía entonces 18 años y ningún antecedente. Su familia tampoco era del ambiente delictivo. Segovia cayó un año después. Los que la ayudaron a prender fuego la casa y vender la moto de la víctima fueron condenados en un juicio abreviado por encubrimiento. 

Ahora a Aldana, le quedan muchos años de encierro por delante.