jueves 06 de mayo de 2021
POLICIA fallo ejemplar
10-04-2021 03:54

Condenas de 50 años de prisión por el copamiento de la comisaría de San Justo

El caso ocurrió en abril de 2018. Cuatro de los ocho acusados juzgados, entre ellos una mujer, recibieron la pena más alta.

10-04-2021 03:54

“No pueden tolerarse actos de esta naturaleza”, advirtió uno de los jueces, antes de dar a conocer el veredicto por el copamiento de la comisaría de San Justo, ocurrido en abril de 2018. Acto seguido comunicó la decisión unánime del tribunal: cuatro de los ocho acusados eran condenados a cincuenta años de prisión, una de las penas más altas que se recuerden. 

La justicia dio por probado que en la madrugada del 30 de abril de 2018, vestidos con uniformes policiales y arma-dos, los imputados intentaron rescatar a tiros a Leandro Aranda (25) de uno de los cuatro calabozos de la comisaría Distrital Noroeste 1ª San Justo.  

La reacción de los policías, que lograron repeler con sus armas la agresión, hizo que la banda abortara el golpe y huyera del lugar sin poder llegar al sector de los calabozos. La sargento Rocío Villarreal fue la única de los cuatro policías atacados alcanzada por dos disparos que le provocaron lesiones “gravísimas” y la dejaron parapléjica.

El fallo unánime fue dado a conocer ayer por el Tribunal Oral en los Criminal (TOC) 4 de La Matanza, integrado por los jueces Gerardo Gayol, Franco Fiumara y Nicolás Grappasonno.

Aranda, su esposa Zahira Ludmila Bustamante (22) -quien ayudó a organizar el golpe-, Tomas Axel Sosa (22) y Sebas-tián Ariel Rodríguez (42), éstos dos últimos reconocidos como dos de los cuatro delincuentes que entraron a los tiros a la comisaría, fueron condenados a 50 años de prisión, mientras que Gonzalo Fabián D’Angelo (25), otro de los imputados, fue condenado a 8 años como participe secundario.

En tanto, la abogada Leticia Analía Tortosa (41) recibió una pena de 3 años de prisión condicional y los mismos años de inhabilitación para ejercer su profesión, pero solo por el delito de “facilitación a la evasión”, ya que fue quien en una visita previa le entregó a Aranda el celular con el que se contactó desde el calabozo con el resto de la banda para coordinar su fuga.

Además, otros dos imputados que llegaron a juicio detenidos, Daniel Alberto Rodríguez (33) y Bruno Damián Postigo Marullo (22) -a quien sólo se lo acusó de haber hecho la falsa denuncia del robo de uno de los autos empleados por la banda-, fueron absueltos por el tribunal.

En un breve resumen de los fundamentos leído por la secretaria de TOC 4, Liliana Quiros, los jueces destacaron “el arrojo homicida dirigido hacia una institución del Estado provincial” y el “dolo homicida hacia cuatro funcionarios policiales” demostrado por la “banda atacante” cuando intentó rescatar a su jefe.

“No pueden tolerarse actos de esta naturaleza”, señalaron los jueces y agregaron que “el ataque a la seccional primera de San Justo demuestra el riesgo mayúsculo al que está expuesta la sociedad bonaerense con sujetos de esta naturaleza”.

El tribunal destacó además el “acto heroico” de Rocío Villarreal, la sargento que quedó parapléjica al recibir dos balazos en el ataque tras ser la primera en desenfundar su arma, al afirmar en el fallo que fue ella “quien no solo frustró la comisión ilícita de un grupo de varios malvivientes, sino que además salvó la vida de sus compañeros a costa de su propia integridad”.

En esta Nota