viernes 30 de julio de 2021
POLICIA misterio en bahía blanca
04-07-2021 03:00

Crece el temor por el paradero de un hombre que lleva 44 días desaparecido

Gabriel García Gurrea fue visto por última vez el 20 de mayo pasado. Según la versión de su mujer, se fue de la casa después de discutir con ella. Una vidente colabora en la búsqueda.

04-07-2021 03:00

Realizaron rastrillajes, inspecciones y allanamientos, pero hasta el momento, nada se sabe del paradero de Gabriel García Gurrea, un hombre de 45 años que desapareció el jueves 20 de mayo pasado en la ciudad de Bahía Blanca después de discutir fuertemente con su mujer.

Los investigadores trabajan sobre varias hipótesis, desde una simple fuga de hogar hasta una desaparición forzada. Lo extraño del caso es que Gabriel, a quien apodan “Tibu”, no se llevó su teléfono celular y perdió contacto con sus amigos y sus familiares, entre ellos sus padres. 

Sin datos certeros y con la mayoría de los indicios agotados, los detectives analizaron en las últimas horas una pista que fue aportada por una vidente, como sucedió en el caso de Guadalupe Lucero (5), la nena que desapareció hace veinte días en la provincia de San Luis.  

Un grupo de policías y perros rastrillaron poco más de un kilómetro siguiendo las vías del ferrocarril, pero no obtuvieron nada.  

Según reconoció el comisario José Luis Obechacka, a cargo de la seccional 1ª, el dato fue acercado por la familia a partir de una persona que realiza videncias. “Nosotros estamos para darle contención a la familia y hacer todo lo que consideren que es necesario para la investigación. En este caso, una persona que realiza videncias les dio un dato y nosotros tenemos que chequearla para descartar o seguir por esa línea”, refirió, en comunicación con el sitio La Brújula 24.  

La mujer les dijo que para ella García Gurrea podía estar cerca de su casa, en una obra en construcción o en un descampado. Sin embargo, los investigadores no hallaron indicios del hombre que están buscando. 

Misterio. Los investigadores insisten con algo que solo alimenta el temor de la familia: “No descartamos nada”, responden acerca de las líneas de trabajo que están analizando. “En principio todas las hipótesis que trabajamos tienen la misma fuerza, no tenemos un dato certero y por ende no descartamos nada. Hay varios elementos que se están peritando, como teléfonos, y estamos a la espera de esos resultados”, amplió el jefe policial. 

Ante la falta de indicios, la comisaría 1ª de Bahía Blanca solicitó en las últimas horas la colaboración de la sociedad para dar con su paradero. García Gurrea está siendo buscado desde el 20 de mayo pasado, cuando no se presentó a trabajar en la verdulería de Punta Alta.   

Tanto en Bahía Blanca, como en otras localidades cercanas, la foto del hombre desaparecido está pegada en comercios y muchos móviles policiales, tal como ocurrió el año pasado en el caso de Facundo Astudillo Castro, el joven de 22 años que fue hallado sin vida en agosto del año pasado en un cangrejal de la localidad de General Cerri.

En la solicitud de paradero se indica que García Gurrea “es de 1.75 m de altura, delgado, cabello corto oscuro, posee tatuaje en todo el brazo derecho y en el pecho ‘papi te amo’, desconociéndose vestimenta al momento de su desaparición. En caso de tener algún dato comunicarse al teléfono 2914551902 o al 911”.

Los voceros señalaron que la Policía realizó operativos en distintos puntos de Bahía Blanca (zona céntrica, Ingeniero White, General Cerri y Punta Alta), pero hasta el momento no surgieron novedades relevantes. 

Los padres del hombre desaparecido están desesperados y dudan de la versión de la pareja de su hijo. “Yo me entrevisté con Pamela (N. de R.: mujer de García Gurrea) porque quería verle la cara y su reacción cuando le consultara sobre lo que había pasado. Yo sabía cosas de ellos porque ella siempre me contaba todo. Me consideraba como una especie de padre. Pero cuando llegamos a ciertas circunstancias que explicó ella, y están en la causa por la explicación que le dio a la Policía, no me quedé conforme con eso y se me presentaron muy serias dudas que aún persisten”, dijo Juan, el papá de Gabriel, en declaraciones al noticiero Telefe Noticias. 

El hombre no puede entender que su hijo no se comunique con ellos ni con un amigo, aunque reconoce que tiene que pensar que “está vivo”. Cristina, su esposa, también planteó sus sospechas contra su nuera “porque fue la última persona que lo vio”.

“La llamé para ver qué pasó y me dijo ‘se fue, discutimos, pero no te hagas problema porque se fue bien. Me dio un beso y se fue hace tres días’”, recordó la mujer. 

Con el paso de los días y la falta de datos, la familia de Gabriel comenzó a desesperarse. No es para menos. 

Ya llevan más de 44 días sin noticias y la angustia es cada vez peor.

 

La sospecha de la mamá

Cristina es la mamá de Gabriel. Está desesperada. Y no es para menos: no sabe nada de su hijo desde el jueves 20 de mayo pasado, cuando supuestamente se fue de su casa después de discutir con su mujer. 

“Hay algo turbio en todo esto”, dice ella, aunque todavía mantiene la esperanza de poder encontrar a Gabriel con vida. La mujer duda de todos y hasta de su nuera.  

“Yo esperaba que ella –por la pareja de su hijo– viniera y me dijera “vamos a buscarlo juntas”. Fue la mujer de mi hijo un montón de años, no lo puedo entender. Ante una cosa así, ¿cómo puede ser que no se haya interesado en qué le pasó?, no lo entiendo”, dijo en declaraciones al sitio La Brújula 24. 

“Yo sospecho de todo el mundo, cuando pasa una cosa así es muy doloroso. No puedo señalar a alguien, pero sí hay algo turbio en todo esto”.

Sobre la relación que mantenía con la pareja de su hijo, explicó que “yo tenía buena relación con ella, nunca tuvimos ningún problema, pero a partir de la desaparición de mi hijo ella nunca más se comunicó conmigo, a pesar de que el lunes 24 la llamé dos veces y no me contestó el teléfono. Nunca más se comunicó conmigo”.

 

El caso

◆ Gabriel García Gurrea, de 45 años, está desaparecido desde el jueves 20 de mayo pasado. 

◆ Trabaja en una verdulería, pero ese día no se presentó y sus empleados alertaron a sus familiares. 

◆ Sus padres no estaban enterados y cuando contactaron a la pareja de su hijo, ella les contó que habían discutido y que Gabriel se fue de la casa por sus propios medios. 

◆ Lo extraño es que no se llevó su teléfono celular. Según su mujer, sí salió con una muda de ropa. Desde entonces su paradero es un misterio.