Lluvias con tormenta fuertes o moderadas en la región
Temperatura:
15º
Ciudad:
Buenos Aires
domingo 21 de julio de 2019 | Suscribite
POLICIA /
jueves 22 enero, 2015

El análisis de los especialistas sobre el caso Nisman

Psicólogos forenses y criminalistas analizan las posibilidades de suicidio u homicidio en el caso del fiscal muerto que denunció a la Presidenta.

Redacción de Perfil.com

Foto: Télam

En medio del interrogante por la muerte del fiscal Alberto Nisman, y luego de que el resultado del barrido electrónico diera negativo, especialistas en criminología y psicología forense analizaron para Perfil.com, en base a sus experiencias, el controvertido caso.

El criminólogo Raúl Torre, afirmó que tuvo “docenas de casos de muertos en el baños: suicidios, suicidios fingidos, algunos con tiros en la cabeza, otros degollados”. Asimismo, sostuvo que “la forma más fácil de simular un homicidio es un suicidio”.

“Hay dos tipos de muertes: la natural y la violenta. Esta última se separa en tres subgrupos: accidentes, suicidios y homicidios. En el caso Nisman, la muerte natural y el accidente se descarta, asi que solo queda la posibilidad de un asesinato o que se quitó la vida”.

En relación al resultado negativo que arrojó el barrido microscópico practicado sobre las muestras tomadas de las manos del fiscal Nisman y que determinó que no existen restos residuales de pólvora, Torre explica que “no es clave”. “Cuando esta pericia da positivo, es incontrovertible; pero, si es negativa, no es determinante”.

Sobre como se efectua el barrido, Torre sostiene que “básicamente, es un aparato que busca una muestra que es mil millones de veces más pequeña que un gramo; una partícula compuesta de plomo, bario y antimonio; tres metales que provienen del fulminante, no de la polvora”, explica y asegura: “La muestra se obtiene con unos discos de carbono y se coloca en el microscopio, que se bombardea con electrones y revela la presencia del material. Es como buscar la caja negra en el oceano”.

“En caso que se encuentren los tres metales, es contundente que la persona gatilló el arma y es de baja probabilidad en caso que se encuentren sólo uno o dos de esos metales. Pero, si no se encuentran restos de ninguno, no significa que es nula, sino que pudo no haber quedado registro”.

Torres explica que “depende del tipo de arma” la cantidad de residuo que queda. “Si es un arma con la recarga cerrada, de pequeño calibre o con un cartucho de buena calidad, el residuo será mínimo. Hoy todos debatíamos sobre el barrido electrónico y lo cierto es que yo he tenido casos de suicidios donde el resultado no encontró restos. Recuerdo uno de un hombre que se disparó con un calibre 32 y como la mano entró en contacto con un charco de sangre, la prueba dio negativo”, dijo a Perfil.

El especialista asegura además que, “una vez que se conozca el contexto” va a poder determinarse si hubo un suicidio u homicidio. “Faltan saber resultados de varios análisis de la autopsia, como ser exámenes de toxicología, de anatomía patológica, etc.”, analiza.

”Si hay una instigación al suicidio, es decir que alguien lo presionó, seguramente debió haber sido personalmente. para evitar el registro digital, sea llamado, mensaje, Whatsapp, etc. A mi me llama mucho la atención que a Nisman le hayan dado un arma”.

Por otro lado, el Dr. Miguel Maldonado, psiquiatra Forense aseguró que la muerte de Nisman "es un suicidio raro. Hay algunos que son de manual. Este caso presenta algunas dudas y también certezas".

"La fiscal lo caratuló como muerte dudosa, porque hay cuestiones que no están del todo claras", afirmó Maldonado y sostuvo que "la inexistencia de antecedentes previos que mostraran ideas suicidas es lo que genera muchas dudas".

Por último, el psiquiatra aclaró que “Nisman no parecía un hombre que podría tomar una medida de tamaña magnitud” y reclamó que “sin querer los medios están haciendo una autopsia psicológica, que debería ser realizada por profesionales y sería de gran utilidad en el caso”.

Osvaldo Varela, psicólogo forense, explicó a Perfil.com que “las autopsias psicológicas ayudan a revelar si el hecho es un suicidio o un homicidio”. “A través de protocolos se estudia a la víctima y se busca una posible relación con el victimario mediante a su personalidad”.

Varela explica que “durante los años ’60 en San Diego, Estados Unidos, la tasa de suicidios entre adolescente se incrementó de sobremanera. Ante esto, el FBI se interesó en ésta técnica a fin de esclarecer y poder distinguir si la causa de muerte era realmente tal y diferenciarla de un accidente y homicidio”.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4697

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard