viernes 21 de enero de 2022
POLICIA Gatillo fácil en Barracas
30-11-2021 07:40
30-11-2021 07:40

Lorena Miño, la policía que se entregó tras el asesinato de Lucas González: "No tengo nada que ver"

La agente de la Policía de la Ciudad contó su versión sobre el día que mataron al joven futbolista. “Yo no estoy preparada para estar detenida, hace 3 meses me egresé”, dijo.

30-11-2021 07:40

Lorena Miño, la policía de la Ciudad de Buenos Aires que se encontraba prófuga y que está acusada de encubrir el crimen de Lucas González, relató su versión de lo sucedido aquel 17 de noviembre, cuando asesinaron al joven futbolista de 17 años en Barracas, y afirmó que no tuvo "nada que ver".

“Yo no estoy preparada para estar detenida, hace 3 meses me egresé. Yo no tengo nada que ver, está bien que se haga justicia por Lucas, pero yo no tengo nada que ver con esto”, dijo Miño este lunes 29 de noviembre en diálogo con A24, poco antes de entregarse a la Justicia.

La agente estaba prófuga desde el sábado pasado, cuando el juez Martín del Viso ordenó el arresto de los seis policías acusados de encubrir a los tres detenidos e imputados por el homicidio (el inspector Gabriel Alejandro Isassi, el oficial mayor Fabián Andrés López y el oficial Juan José Nieva). Ese día fueron detenidos otros cinco policías que, al igual que Miño, están acusados de haber adulterado la escena del crimen y “plantado” un arma de plástico para hacer pasar la persecución como un hecho de inseguridad.

Crimen de Lucas González: se entregó la policía prófuga que asegura ser inocente

Lorena Miño: "Estaba muy asustada"

De acuerdo con el abogado de Miño, Roberto Castillo, “a ella se la involucra por haber estado en el lugar del hecho”. “Lo que tenemos que tener en cuenta acá es la jerarquía”, dijo el letrado al apuntar contra los tres detenidos e imputados por el homicidio.

La agente explicó cómo fue su reacción cuando se enteró que pidieron su detención junto a los otros cinco efectivos: “Para empezar tenía mucho miedo, estaba muy asustada. Yo salía de servicio y me llamaban que me estaban haciendo un allanamiento y esperándome con una orden de detención. Me llama mi abogado y vengo a la oficina de él".

Además de Miño, se encuentran acusados de "encubrimiento agravado, privaciones de la libertad agravadas y falsedades ideológicas” y detenidos el comisario Juan Romero y el subcomisario Roberto Inca, a cargo de la División Sumarios y Brigadas de la Comisaría Comunal 4; y el comisario Fabián Du Santos, el principal Héctor Cuevas y la oficial Micaela Fariña, todos efectivos de la Comisaría Vecinal 4D de la Policía de la Ciudad.

Miño, oriunda de Corrientes, relató que está viviendo “en Capital Federal con mi pareja” con el fin de encontrar “un futuro mejor para ayudar a mi familia”. “Todavía no pude hablar con mi familia, no tuve contacto”, dijo y concluyó: “No estoy preparada para estar detenida, yo no estudié para esto".

Lucas González

El video de Lorena Miño antes de entregarse

Asimismo, Miño había difundido previamente un video a través de su abogado, en el que remarcó que “no tuvo nada que ver” y que “lamenta muchísimo” el asesinato del joven. Entre lágrimas, en una filmación que dura poco más de tres minutos, la agente sostuvo que por culpa de tres policías "que hicieron todo mal" ella se encuentra vinculada a la causa.

"Eran cuatro masculinos armados dándose a la fuga en una (Volkswagen) Suran azul, lo cual con mi compañera fuimos en ayuda de mis compañeros y cuando llegamos ya estaba la Suran estacionada", relató sobre el día del homicidio de Lucas, cuando recibió el aviso “de un enfrentamiento armado con la Brigada de Policía de la Ciudad en Iriarte y Vélez Sarsfield”. Y recordó: "Se les pidió que descienda al chofer del vehículo (…) los chicos ya estaban abajo, uno se da a la fuga y los compañeros decían 'le dispararon a mi amigo, no dijeron que eran policías, eran chorros'".

Lamento muchísimo la pérdida de Lucas, pero yo no tengo nada que ver”, afirmó Miño, quien a su vez lamentó que “se siente el odio de la gente, por tres personas que hicieron algo mal”. “No todos son iguales. Yo no tengo nada que ver con lo que pasó”, recalcó.

 

CFT/ff