domingo 03 de julio de 2022
POLICIA datos del observatorio “ahora que si nos ven”

Hubo 256 femicidios en 2021 y el 37% de los casos ocurrieron en la Provincia

El Registro Nacional de Femicidios marcó una baja de 16% respecto a 2020, aunque las cifras siguen siendo altas. Tierra del Fuego, por segundo año consecutivo, no tuvo casos.

02-01-2022 03:54

Las estadísticas marcan un pequeño retroceso, aunque los números siguen siendo altos y preocupantes. En el año que se fue hubo 256 femicidios, un 16 por ciento menos que en 2020, pero la brutalidad –en la mayoría de los casos– demuestra que no alcanza con las restricciones de acercamiento, los botones antipánico ni las tobilleras electrónicas.

Los datos recopilados por el Observatorio Ahora Que Sí Nos Ven  (Aqsnv) entre el 1º de enero y el 30 de diciembre de 2021 indican que una mujer es asesinada en el país cada 34 horas. “Esto nos demuestra que la violencia machista que tanto nos afecta a la vida de las mujeres sigue siendo un problema que parece no tener respuestas”, señala el Observatorio en su informe.

De acuerdo a estos datos, el 67% de los femicidios fueron cometidos por la pareja o ex pareja de la víctima. “Estas cifras nos muestran que el lugar más inseguro para las mujeres no es la calle, como el imaginario popular lo supone, sino que es nuestro propio hogar”, destaca el Observatorio “Aqsnv”. 

Los números también revelan que el 37,5  de los casos ocurrieron en la provincia de Buenos Aires, el 7, 4 en Córdoba y el 6,25 en Tucumán. Del desglose de las estadísticas en el país se destaca también que Tierra del Fuego, por segundo año consecutivo, no registró ningún femicidio en su territorio. En 2019, último año con asesinatos, hubo dos casos.   

Según el trabajo de la ONG, que se realiza en base a la información difundida de medios gráficos y digitales del país, del total de las víctimas 233 fueron mujeres, mientras que los femicidios vinculados (ejecutados para causar daño a una mujer) totalizaron 15.

El informe destaca también que al menos 181 niños y niñas perdieron a sus madres víctimas de femicidios, y muchos de ellos en su propio hogar. “Esto muestra cómo la problemática afecta a las infancias que están expuestas a situaciones de violencia permanente incluso siendo testigos del peor final”, dice Aqsnv.

Para “Ahora que Sí nos Ven” “los femicidios siguen siendo una urgencia” y plantea que el Estado “debe proteger implementando medidas más eficientes que las que se tomaron durante este año en el que uno de cada cuatro víctimas había realizado al menos una denuncia o tenían medidas de protección”. 

De los femicidas identificados el trabajo reseña que el 39,5% de los asesinatos fueron cometidos por la pareja actual de la víctima y el 27% por un ex. En solo el 1,2% el autor no tenía relación con la mujer.  

A su vez, señala que 42 de las 256 víctimas fatales (16%) había realizado al menos una denuncia previa, y 24 (9%) tenía vigente una medida judicial. “Por inacción o negligencia los actores judiciales no asistieron de forma efectiva a las víctimas”, critica el informe.    

Según el registro de la ONG, en lo que va del año uno de cada diez femicidios fue cometido por personal de las fuerzas de seguridad. 

“La jerarquía y el arma que porta un policía son utilizadas para vulnerar y abusar de las mujeres. No podemos permitir que la violencia machista e institucional quede impune. Es urgente que se ponga en marcha una transformación de las fuerzas de seguridad y armadas de nuestro país”, plantea el Observatorio en el Registro Nacional de Femicidios.    

El récord mensual de femicidios fue en enero 

con 39 casos, seguido por octubre con 37 y noviembre que llegó a 23. En diciembre, por ejemplo, veinte mujeres fueron asesinadas, pero hubo dos casos que impactaron 

por una brutalidad demencial: los crímenes de Beatriz González (40) y Sandra Borda (46).  

A Beatriz la mataron a golpes. Su cuerpo, mutilado y arrojado a un costado de la ruta 9, en la provincia de Salta, fue hallado el miércoles 22 de diciembre pasado. Tenía el rostro desfigurado y sus familiares pudieron identificarla gracias a sus tatuajes. 

Por el caso, fue detenido Tayro Shiroky Tsuboi Zayas (27), un joven de origen paraguayo que aparentemente mantenía una relación sentimental con la víctima. En su casa encontraron el celular de Beatriz. 

El femicidio de Sandra, ocurrido este jueves 30 de diciembre en el partido de La Matanza, cerró las estadísticas del año dejando un mensaje fuerte de asco y repudio. Es que una cámara de seguridad registró el momento del asesinato. En el video se ve cómo la ex pareja de la mujer la golpea y la ejecuta a balazos en el piso. También hiere a su hijo. 

La mujer volvía de una feria junto a sus hijos cuando se encontró con su ex pareja Francisco Gasparutti (42). Según voceros policiales, el primer balazo ingresó por la nuca y salió por el pómulo. Luego la volvió a atacar y le pegó culatazos cuando agonizaba. Poco después, el femicida fue detenido y puesto a disposición de la Justicia. De acuerdo a las fuentes, se negó a declarar, pero igual seguirá detenido. La noche de Año Nuevo la pasó en la cárcel, donde probablemente viva el resto de sus días.

 

Los crímenes de diciembre, entre los más brutales del año 

El mes de diciembre figura entre los cinco con más femicidios del año. Según las estadísticas de  “Ahora Que Si Nos Ven”, hubo veinte asesinatos, pero varios de ellos con un salvajismo pocas veces visto. 

Beatriz González (40) fue desfigurada a golpes y su cuerpo mutilado en la provincia de Salta. Sandra Borda (46) fue ejecutada a tiros por su ex pareja en el partido de La Matanza, en la calle, delante de su hijo y a plena luz del día. 

Otro femicidio que despertó una fuerte conmoción fue el de Mariana Sotelo (30), la hermana de la delegada del Inadi  en la provincia de Chaco. 

La operación de autopsia reveló que Sotelo presentaba unas veinte heridas punzocortantes, ocasionadas por su pareja Maximiliano Quiróz, quien luego de matarla con un objeto punzocortante, intentó quitarse la vida.

El 29 de diciembre, en el partido de Florencio Varela, Marina Isabel Meza (43) fue degollada en su casa de la calle 527 al 1800. Orlando Jara (53), su ex pareja con el que tuvo dos hijos, se entregó horas después en una comisaría de la zona: tenía las manos ensangrentadas y confesó ser el autor del femicidio. Según testigos, días antes la había amenazado por teléfono: “Voy a ir y te voy a matar”, le dijo. 

En Mar Chiquita, partido bonaerense de General Pirán, ocurrió otro crimen demencial: el 23 de diciembre Nicole Peña (29) fue arrojada con vida a un aljibe y murió ahogada, según confirmó el informe de autopsia. Su ex pareja confesó que la violó y la mató.

En esta Nota