domingo 05 de febrero de 2023
POLICIA ENCARNIZADA DISPUTA EN LOS PAGOS DE MARIO ISHII

Ianonne: acusan a la interna política de José C. Paz

Alfredo Sobrino, abogado de Juan Salvador “El Loco” Jorge, quien estuvo un mes y medio preso, denunció que su cliente fue detenido por los dichos de un funcionario con el que está enfrentado dentro del PJ.

28-12-2006 13:54
Alfredo Sobrino, abogado del ex empleado municipal Juan Salvador “El Loco” Jorge, liberado ayer tras pasar un mes y medio preso por el secuestro de Hernán Ianonne, deslizó hoy que su cliente fue detenido a raíz de dichos de un secretario del municipio de José C. Paz que pertenece a una línea política distinta.

En diálogo con El Exprimidor, por radio Spika, Alfredo Sobrino, abogado de "El Loco" Jorge, quien era delegado en el municipio a cargo de Mario Ishii, dijo que para el arresto de su cliente fueron básicas las tres declaraciones testimoniales aportadas por Juan Carlos Di Nucci, secretario de Inspección y Habilitación de José C. Paz.

"El pertenece a una línea política distinta a la que pertenece Jorge", aclaró Sobrino, al recordar que fue Di Nucci quien dijo ante la Justicia de San Martín que había visto a "El Loco" a bordo de un Ford Focus oscuro similar a uno de los auto empleados en el secuestro de Ianonne.

"No sé cuáles son los motivos que lo llevaron (a Di Nucci) a declarar lo que declaró, lo cierto es que esa declaración provocó que Jorge estuviera un mes y 15 días detenido", resaltó el letrado.

Jorge siempre negó haber conducido un auto de esas cartacterísticas, aunque en su contra jugó otra declaración, la de un policía de apellido Solís que, según Sobrino, trabaja en la SubDDI de José C. Paz, cuya sede está justo al lado del lugar donde trabaja Di Nucci.

Ese policía, explicó el defensor, fue quien dio a conocer a la Justicia la existencia de Juan Vianna -también liberado tras estar detenido por el secuestro- y declaró que se trata de una persona que suele prestarle autos a sus amigos, con muchos de los cuales se cometen delitos.

Jorge y Vianna fueron liberados ayer a raíz de un fallo de la Sala I de la Cámara Federal de Apelaciones de San Martín, por entender que las pruebas en su contra eran insuficientes para mantenerlos procesados por el secuestro de Ianonne, que se extendió 26 días y en el marco del cual se pagaron 300 mil pesos de rescate.

Con esa decisión judicial no quedan detenidos en la causa, ya que otros dos hombres que habían sido apresados porque tenían el teléfono Nextel de la víctima recuperaron la libertad la semana pasada.

El dinero del rescate. Los investigadores avanzaron en la causa paralela iniciada a raíz de la denuncia del tío de Ianonne, Miguel Estete, quien aseguró que la Policía bonaerense intentó robarse 47 mil de los 300 mil pesos del rescate.

Una fuente con acceso al expediente confirmó que durante las últimas horas se realizó un allanamiento en la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Martín, durante el cual se secuestraron algunas computadoras.

Es que en esa causa paralela fue denunciado por el fiscal federal de Tres de Febrero Paulo Starc el jefe del Gabinete Antisecuestros de la DDI de San Martín, capitán Gustavo Javier Espósito, a quien se lo sindica como el responsable del hecho.
El fiscal sospecha que también hubo otros policías involucrados y, ante las dudas, las autoridades del ministerio de Seguridad bonaerense desplazaron de sus cargos a otros cinco efectivos, entre ellos el entonces jefe de la DDI de San Martín, comisionado Oscar Giles.

Policía indignado. Esta mañana, en diálogo con Radio del Plata, Giles aseguró que el decreto mediante el cual fue echado de la fuerza "no hace referencia al caso Ianonne".

"Si yo hubiera tomado conocimiento de funcionarios de la fuerza en el caso lo hubiera denunciado, nadie se tomó el trabajo de ir a la fiscalía para ver si estaba involucrado, de un día para el otro me dejan en la calle sin darme explicaciones, estoy en la calle sin motivo, ahí está mi indignación. Yo quiero que se corrobore. No hay ni acusación del fiscal", agregó el desplazado policía.

Fuente: Télam

En esta Nota