sábado 02 de julio de 2022
POLICIA entrevista exclusiva

La ex mujer del argentino que fingió su muerte quiere “el divorcio”

Convivió 21 años con Ariel Leites do Santos. Por primera vez, cuenta el calvario que soportó en 2011, cuando creyó que su ex había fallecido.

14-02-2015 18:45

“Cuando me enteré que estaba desaparecido pensé que le había dado un infarto y se había ahogado, pero después empecé a sospechar...”. La mujer no tenía pruebas concretas para desmentir la supuesta muerte de su ex esposo y padre de sus hijos en las aguas del río Uruguay, en Misiones. Pero había cosas que no le cerraban. Sus sospechas terminaron de confirmarse hace dos semanas, cuando se descubrió que Ariel Leites do Santos, de 45 años, gozaba de buena salud en las playas de Curitiba, en Brasil, donde vive con su nueva familia. “Ahora sólo quiero que me firme el divorcio, trámite que quedó inconcluso por su ‘muerte’”, dice su ex mujer a PERFIL, en la primera entrevista que brinda desde que se conoció el caso, y que aceptó bajo reserva de identidad.

El 2 de enero de 2011 Leites fue a pasar el día con familiares y amigos al camping Puerto Sánchez, de Panambí, en la provincia de Misiones. Al mediodía se adentró en el río Uruguay y nunca más volvió. Helicópteros, buzos, perros y patrulleros lo buscaron sin suerte por agua y tierra. Diez días después lo dieron por muerto imaginando que se había ahogado.  

Cuatro años más tarde, y ante su inesperada aparición con vida, la Justicia de nuestro país investiga si el empresario generó esta situación para cobrar un seguro de vida con el objetivo de saldar sus deudas.

Sorpresa. “Yo pensé que le había dado un infarto y se había ahogado”, explica su ex esposa. “Cuando fueron pasando los días –agrega–, y por cómo siguieron las cosas, empecé a sospechar que se había ido, aunque eran sólo conjeturas mías y no tenía pruebas”.

La mujer que estuvo casada con Leites 21 años y terminó la relación ocho meses antes de la desaparición, cuenta a PERFIL que no tuvo tiempo de llorarlo porque enseguida se preocupó por contener a sus hijos y comenzó a trabajar para mantenerlos.

—¿Qué indicios tenía para sospechar que se había fugado?
—Simplemente porque a las pocas semanas su nueva mujer (la misma con la que fue descubierto en Brasil) también desapareció de la ciudad y ella estaba esperando un hijo con él. Nada más obvio.
Durante tres años la familia creyó que el empresario estaba muerto, hasta que recibieron una llamada. “El se comunicó con los padres y con mis hijos mayores. Les dijo lo mismo que le explica ahora a la jueza y la prensa: que estaba amenazado”, recuerda y agrega: “Los chicos están sufriendo mucho, igual que mis ex suegros, pero él sigue siendo el padre. El fue un buen padre siempre, hasta que hizo lo que hizo. A lo que me refiero es que mientras estuvo con ellos hizo todo lo posible por cuidarlos, pero después los dejó sin explicaciones y sin nada para salir adelante”.

—Después que se comunicó con ustedes, ¿alguien notificó a la Justicia que había aparecido?
—Creo que los padres lo hicieron, pero son cosas complicadas ya que les dijo que se fue porque estaba amenazado de muerte y que cuando solucionara todos sus problemas les iba a contar algo más. Por precaución se mantuvo todo en secreto, pero los padres luego lo informaron. Nosotros no sabíamos cómo actuar. No sabemos de procedimientos legales, entonces hicimos lo que pudimos.

¿Inició alguna acción legal en su contra?
—Me estoy asesorando. Cuando nos separamos, y como todavía teníamos hijos menores, hicimos un acuerdo de cuota alimenticia hasta que saliera el divorcio. Todo quedó en la nada porque él no llegó a firmar los papeles. Ahora que apareció, el trámite de divorcio lo voy a iniciar cuanto antes.

Entramado. El jueves pasado la jueza de Instrucción de Oberá, Alba Kunzmann, le permitió a Leites volver a Brasil. En la puerta del juzgado el hombre expresó: “Estoy feliz de volver a casa”. En la causa por “defraudación en grado de tentativa”, iniciada por una aseguradora luego de que su actual esposa intentara cobrar un seguro de vida tras la presunta desaparición del empresario, su mujer tendrá que presentarse a dar su testimonio en los próximos días.

La Justicia sospecha que ella y un socio intentaron cobrar la póliza de un seguro de vida en 2011, pero el plan no llegó a concretarse. Por esta razón, luego de su reaparición pública, el hombre tuvo que regresar a Misiones para dar explicaciones ante la Justicia.

 

Lo que establece la Ley

Divorciarse de la persona que uno eligió para vivir el resto de la vida resulta traumático en cualquier circuntancia, pero mucho más cuando una de las partes muere o desaparece en medio del trámite.

El abogado de familia Osvaldo Ortemberg explica que “si fallece y no se llegó a la sentencia de divorcio, el sobreviviente es viudo y tiene derecho a la mitad ganancial y a heredar al fallecido. Pero si desaparece sin que se haya terminado el divorcio el cónyuge podrá pedir la declaración de ausencia y la designación de un encargado de cuidar sus bienes y un defensor para continuar el juicio si ello fuera posible. Pero el estado civil seguirá siendo ‘casado/a’, ya que sólo la sentencia de divorcio o la muerte puede cambiar el estado civil”. Además el letrado aclara que: “Si el juicio no se mueve por seis meses, el cónyuge puede pedir, a los dos años de la separación de hecho, que se decrete la separación personal, que es idéntica al divorcio, salvo que no puede volver a casarse”.

En esta Nota