sábado 24 de septiembre de 2022
POLICIA CRIMEN EN CAMPANA

"Maté a una persona y la quemé", la presunta confesión del femicida de Alejandra Abbondanza

Según el testimonio de Carlos Rubén Chiminelli, su hijo Agustín le confesó el crimen momentos antes de que llegara a su vivienda la Policía Bonaerense. Una ex pareja del acusado, lo definió como un "psicópata".

19-09-2022 21:00

El joven Agustín Chiminelli le habría confesado a su padre que mató y quemó a una persona momentos antes de que llegara a su vivienda la Policía Bonaerense, según reveló el progenitor del presunto femicida de María Alejandra Abbondanza, en su declaración indagatoria ante la trabajadora judicial. 

Según el testimonio de Carlos Rubén Chiminelli (69) a la fiscal de Campana Ana Laura Brizuela, su hijo le dijo: "Maté a una persona y la quemé".

Agustín Chiminelli, de 24 años, es un vecino con quien Abbondanza había tenido una relación sentimental. Él, su padre y su madre, Liliana Esther Sánchez (64), hoy están acusados del “homicidio calificado” de la mujer.

Carlos Chiminelli se desvinculó del femicidio, lo mismo que hizo su esposa, quien dijo a la fiscal que recién se enteró de lo ocurrido cuando llegó la Policía al domicilio donde fue hallado el cuerpo de María Alejandra.

"Destruyó una familia completa": un fuerte golpe en la cabeza sería la causa de muerte

El cuerpo fue descubierto la mañana del pasado sábado en una casa ubicada en Moreno y Alberdi, de Campana, en el marco de la búsqueda de Abbondanza. La mujer había sido vista con vida por última vez alrededor de las 17.30 del viernes, cuando sacó a pasear a su perro.

Las cámaras de seguridad de una vecina captaron a Abbondanza entrar a la casa del presunto criminal por voluntad propia y ya alrededor de las 4:00 del sábado se ve a Agustín Chiminelli salir de su vivienda con el perro de Abbondanza como si fuera a pasearlo.

En el regreso, el perro no tenía puesto el pretal ni la correa, ya que los mismos estaban manchados con sangre y los colocó el asesino en una bolsa, junto con la ropa ensangrentada de la mujer asesinada en un terreno baldío situado a dos cuadras del domicilio del sospechoso. Alrededor de las 5, el animal fue soltado y regresó a la casa de Abbondanza, con manchas de sangre en el pelaje.

Los investigadores policiales revisaron los tachos de basura de la cuadra y hallaron una bolsa similar a las que había dentro del inmueble con una mancuerna, un buzo y una toalla, todo con sangre.

Sacó a pasear al perro y un vecino la asesinó y descuartizó en su casa

Según la autopsia preliminar, María Alejandra Abbodanza murió de un traumatismo de cráneo, que se habría hecho con un elemento contundente, posiblemente una mancuerna. Después de esto, el cuerpo fue mutilado y quemado en una parrilla.

La mancuerna habría sido descartada en una bolsa de residuos en un domicilio a 50 metros de la escena del crimen

Un investigador confirmó que el pasado 10 de septiembre una expareja del joven ahora detenido realizó una denuncia en su contra en el Juzgado de Familia de Campana por violencia. "El Juzgado dispuso una orden de acercamiento para la casa y el lugar de trabajo de la joven, pero no llegaron a notificarlo a él porque el viernes pasado no fue localizado”, señaló a una fuente de la causa.

Narcisista, sádico e hipersensible al rechazo: las pericias al policía que mató por odio a una trans

"Yo tuve un Dios aparte de poder zafar, pero María no"

En una publicación en redes sociales, Milena, una ex pareja de Chiminelli, definió al acusado como un "psicópata" al que los padres "apañaban".

“Siempre fuiste un psicópata y un manipulador disfrazado de nene bueno. Me hiciste la vida miserable mientras estuvimos vinculados y hay muchos testigos. Hasta de cuando te partiste una baldosa en la cabeza para que no me vaya con mis amigas", expresó la joven en su perfil de Instagram.

Sobre el vínculo que tenía con los padres comentó que “veían todo lo que hacías y me hacías pasar”. Lo “apañaban por ser su único hijo, encerrándome en su casa porque si me quería ir el nene se ponía violento y si ya había roto cosas empezaba a volar otras por el aire”, agregó.

“Los tres son una porquería y espero que se caguen pudriendo. Me duele pero hace unos años atrás pude haber sido yo. Varias veces me vi muerta en manos tuyas Siempre supe lo que podías llegar a hacer vos y tus viejos. Estoy segura de que si muchas hablan, pasaron por el mismo calvario. Yo tuve un Dios aparte de poder zafar, pero María no. Espero que pagues todo", cerró la joven en su relato.

ds