jueves 16 de septiembre de 2021
POLICIA La Plata
06-01-2021 06:43

Pidieron allanar la comisaría a la que fueron Carolina Píparo y su marido tras el choque

El abogado de uno de los motociclistas atropellados busca que se preserven rastros genéticos del matrimonio. La diputada deberá declarar hoy ante la fiscal.

06-01-2021 06:43

En la madrugada de Año Nuevo en la ciudad de La Plata, la diputada provincial de Juntos por el Cambio Carolina Píparo y su marido, Juan Ignacio Buzali, llegaron a la Comisaría de las calles 53 entre 9 y 10, luego de haber atropellado con su auto a dos motociclistas que confundieron con los motochorros que previamente habían asaltado a la diputada a las 2 de la madrugada en la casa de sus suegros.

Los testimonios alimentan la sospecha de la defensa, que apunta que la pareja estaba alcoholizada en las primeras horas del 1 de enero, cuando habrían perseguido y atropellado a Luis Levalle (21) e Iván Coronel (17), y escaparon sin brindarle asistencia. Sin embargo, la legisladora bonaerense deberá declarar hoy miércoles 6 de enero ante la fiscal y relatar lo ocurrido.

Martín de Vargas, abogado de Levalle, le pidió este martes a la Justicia que allane la comisaría a la que fue el matrimonio "para que se preserven rastros genéticos". El letrado detalló que luego de chocar a la moto en la que viajaban los jóvenes, Píparo y su esposo fueron hasta la Comisaría 1ra. de la capital bonaerense donde "los policías los vieron vomitando y con fuerte olor a alcohol".

El Frente de Todos de La Plata exige la renuncia de Carolina Píparo

A su vez, De Vargas insistió en que "cada día se reafirma la hipótesis de que fue homicidio en grado de tentativa", e insistió con que la legisladora y su marido confundieron a Levalle y al adolescente que lo acompañaba en la moto "con chorros y los embistieron por eso".

Señaló además que "la presencia del secretario de Seguridad de la Municipalidad, Darío Ganduglia, fue para encubrir los delitos cometidos por Buzali", y agregó que Píparo y su marido "quisieron formar en la opinión pública algo que no era". Por otro lado, cuestionó que el abogado defensor del matrimonio, Fernando Burlando, minimice el hecho por tratarse de lesiones leves y consideró que "debe haber una justicia para los pobres".

Píparo, que además de diputada es secretaria de Asistencia a la Víctima y Políticas de Género de la Municipalidad de La Plata, calificó el episodio como "accidente", aunque evitó explicar por qué no frenaron a brindarles asistencia. "Mi asistido no tuvo nada que ver con el hecho. Los chicos fueron embestidos intencionalmente. Buzali aceleró atrás de ellos para embestirlos. Es tentativa de homicidio doloso", aseveró De Vargas.

Asimismo, el defensor declaró que recusaron a la magistrada Marcela Garmendia por ser madre de un integrante del gabinete municipal y sostuvo que "ésta es una lucha entre partes desiguales: gente humilde por un lado y, por el otro, el mejor abogado, una parte con contactos políticos y jueces con familiares en el mismo partido".

En el rechazo al planteo en su contra, Garmendia argumentó que su hijo no está vinculado a la causa y que "suponer que el mero hecho de compartir funciones en una misma gestión genera, por esa sola circunstancia, un interés en el devenir de un determinado proceso, sin profundizar ni justificar cual sería la relación o el actuar concreto, no logra evidenciar ese supuesto interés que fundamenta la hipótesis recusatoria".

Si bien los abogados de los jóvenes embestidos pidieron la detención de Buzali por considerar que intentó cometer un doble homicidio, la decisión ahora está en manos de la magistrada Garmendia.

En tanto, la fiscal platense María Eugenia Lorenzo sigue tomando declaraciones testimoniales y analizando imágenes de cámaras de seguridad para determinar si el esposo de la legisladora debe ser imputado en la causa.

Cronología de los hechos

El caso ocurrió el viernes 1° de enero, cerca de las 2 de la madrugada, cuando al menos seis motochorros asaltaron a Píparo en la puerta de la casa de su suegro. Le robaron la cartera con 20 mil pesos y un teléfono marca iPhone, que en las últimas horas apareció en Berisso.

Una hora más tarde, el Fiat 500 L que conducía su marido y en el que la legisladora viajaba como acompañante, embistió en las calles 21 entre 37 y 38 a una moto Honda XR250 en la que iban Levalle y Coronel. Según la versión de Píparo, "cinco motos" les cerraron el paso, chocaron "con una" y supuestamente tres los "empezaron a perseguir".

Los dos jóvenes que fueron atropellados por la pareja no eran delincuentes, sino que estaban junto a un grupo de amigos recorriendo la tradicional quema de muñecos. Ambos jóvenes no tienen antecedentes delictivos y además tenían los papeles de la moto en regla.

Según testigos, la diputada y su esposo arrastraron la moto varios metros (algunos hablan de entre 400 y 300) y no frenaron para asistir a los heridos. Ellos aclararon que no se detuvieron por temor a ser nuevamente asaltados. Luego, el auto de la familia Píparo se detuvo varias cuadras después del atropello, en plaza Moreno, donde los esperaba el secretario de seguridad municipal, Darío Ganduglia.

Allí, una mujer que además fue testigo del incidente los filmó y viralizó el video en las redes. En el video se ve el golpe que tenía el auto que conducía Buzali, pero extrañamente los inspectores no le realizaron el control de alcoholemia.

Video | Qué muestran las cámaras de seguridad sobre el caso Piparo

En la Comisaría

"Solicitamos que se allane la comisaría para que se preserven los rastros genéticos", declaró el abogado de Levalle, quien manifestó que "a Buzali se le extrajo sangre y la pericia está ordenada para el día 8 de enero".

Según detallaron efectivos de la comisaría, la pareja vomitó en el baño y ambos tenían "olor a alcohol". Además, precisaron que incluso tuvieron que limpiar el baño de la sede policial cuando el matrimonio se retiró para volver a ponerlo en condiciones.

Sin embargo, desde el entorno de Píparo desmienten la posibilidad de que estuviera alcoholizada. Según dijeron a TN.com.ar, la legisladora no toma dado que no le gusta el alcohol. "Tampoco es cierto que su marido se haya descompuesto. Recién a las 6 de la madrugada, a Carolina le baja la presión por todo lo que pasó y se descompuso en la sede policial", concluyeron.

 

CFT/FF