jueves 08 de diciembre de 2022
POLICIA otro caso de gatillo fácil

Policía bonaerense disparó y mató a un chico de 16 años

Luciano Olivera iba en su moto cuando lo sorprendió un control policial en la madrugada de ayer. Al parecer se asustó porque no tenía registro y fue perseguido por un patrullero. Interceptado, recibió un balazo en el tórax.

11-12-2021 03:16

Un adolescente de 16 años identificado como Luciano Olivera fue asesinado de un disparo en el pecho en Miramar en medio de un supuesto operativo policial; por este hecho fue aprehendido un efectivo. La familia de la víctima afirma que este es un caso de gatillo fácil, según informó Minuto Uno. 

El hecho ocurrió a las 4 de la madrugada del viernes, cuando una patrulla de la policía bonaerense en la que iban cuatro agentes quiso identificar al joven que se trasladaba en una moto Yamaha YBR 125 roja. Esto habría sucedido sobre la avenida 9, entre las calles 32 y 34. Según dijeron los efectivos que participaron del operativo, el joven se detuvo con su moto, el personal policial descendió del móvil y el menor fue hacia el oficial Maximiliano González, que de manera preventina llevaba su arma  reglamentaria y de manera accidental se le habría escapado un disparo que impactó  en el tórax de Luciano Olivera. Si bien se solicitó la asistencia de una ambulancia, cuando llegó al lugar el adolescente ya con tenía vida.  

TN informó que los amigos que estaban con Luciano contaron que él “se asustó y se fue” cuando lo quisieron parar en la calle, y que hubo una corta persecución. La tía del menor contó que el chico “no tenía registro porque era menor” y que ese fue el motivo por el cual salió corriendo de la policía, y que ellos “lo mataron de la nada”.

Luego de enterarse del hecho, los familiares y vecinos del menor se manifestaron frente a la dependencia policial en reclamo de justicia y a manifestar su enojo, lo que llevó a un enfrentamiento con piedras que recibió la respuesta de balas de goma por parte de los efectivos de la fuerza.

Por este hecho, Maximiliano González fue llevado a un hospital de la zona con una crisis de nervios y quedó con custodia. “Por más que esté preso, mi sobrino está muerto. Solamente un pelotudo puede hacer lo que hizo este policía”, dijo la familiar de Luciano. 

Esta tía también forma parte de las fuerzas de seguridad bonaerense y reconoció que había visto a este policía de unos 25 años, acusado de de efectuar el disparo. “Se nota que anduvo festejando un cumpleaños, no sé si borracho, pero no estaría con todas las luces para hacer semejante cosa”. A la vez que agrega que el efectivo “ya lo conocía y le pegó un tiro igual”. También señaló que vive en el mismo barrio, a “5 o 6 cuadras” de la casa de Luciano.

En cuanto al accionar policial, expresó: “No puede haber un disparo accidental. Los que somos efectivos sabemos perfectamente que no hay disparos accidentales. Este argumento es de una telenovela de los 90”.

En Radio con Vos dijo: “Lo que sabemos es que lamentablemente nos encontramos con un policía inoperante. Violó toda la reglamentación de la institución policial. Yo pertenezco a la policía, mi hijo también. Hay gente que no debería estar en la policía y este es el ejemplo”.

La investigación de este hecho la lleva adelante la fiscal de Miramar Ana María Caro y de la Policía Federal. La fiscal Caro llegó al lugar antes de las 9 después que trasladaran el cuerpo del adolescente. Ella se dispuso a aprehender rápidamente al policía que ejecutó el tiro, quien dio una versión extraoficial sobre lo acontecido asegurando que el disparo había sido accidental y que “se le había escapado el tiro”, según contó TN.

En horas del viernes el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni viajó a la ciudad balnearia para reunirse con la familia de Luciano y reconoció que “no hay palabras para justificar semejante acto”; así también dijo que el gobernador Kicillof está “conmocionado, dolido y preocupado” por la muerte de Luciano. 

Los incidentes entre conocidos del menor y la policía volvieron a suceder por la tarde en frente de la comisaría local. El motivo de la convocatoria en la plaza céntrica fue pedir justicia, pero después se sucedieron corridas y disparos de bala de goma. (Ver recuadro).

 

Tres días de luto

El intendente de General Alvarado, Sebastián Ianantuony, decretó tres días de duelo en su municipio por el fallecimiento de Luciano Olivera. Serán el 10, 11 y 12 de diciembre, donde la Bandera Nacional permanecerá izada a media asta en los edificios públicos y plazas. También a través de la Dirección de Ceremonial y Protocolo, expresaron sus condolencias.

Por medio de un comunicado expresó: “Este gobierno comunal no se siente ajeno a tan desgraciado suceso, que ha vulnerado la intimidad de una familia y cobrado la vida de un ser inocente”.

A  su vez por las redes Alvarado se pronunció: “Es como una forma de unirse al “dolor de la familia, allegados, vecinos y amigos de Luciano”, sostuvo.

El intendente se sumó  al pedido de justicia de los familiares y amigos del menor. “Desde mi lugar, como intendente de General Alvarado, pero principalmente como padre y vecino, me sumo al pedido de justicia de toda una comunidad que reclama una explicación ante un hecho de tal magnitud”.

En esta Nota