sábado 03 de diciembre de 2022
POLICIA avanza la causa por el salvaje accionar de la bonaerense

Represión en Gimnasia: quedó detenido el jefe del operativo y el oficial que baleó a un camarógrafo

El comisario Juan Gorbarán, jefe de la comisario novena de La Plata y encargado de organizar el operativo de seguridad que terminó con una represión brutal en el partido entre el Lobo y Boca, fue arrestado por orden del juez de garantías Agustín Crispo. También fue demorado el oficial principal Fernando Nahuel Falcón, acusado de herir a un trabajador del canal TyC Sports. El fiscal Martín Almirón, a cargo de la investigación, informó que el hincha muerto falleció a causa de un infarto “no traumático”.

09-10-2022 06:06

El jefe del lamentable operativo de seguridad que se llevó a cabo en la cancha de Gimnasia y el efectivo que disparó contra un camarógrafo fueron detenidos ayer en el marco de la causa en la que se investiga la salvaje represión en las inmediaciones del estadio, cuando los hinchas quisieron ingresar sobre la hora del partido y la Policía bonaerense los atacó con balas de goma y gases lacrimógenos. En ese contexto murió de un “paro cardiorespiratorio” un simpatizante que estaba en la tribuna con su familia. Ayer sus restos fueron despedidos y sus allegados reclamaron “justicia por César Regueiro”.

Según fuentes judiciales, el comisario Juan Manuel Gorbarán era quien estaba a cargo del operativo del partido del último jueves en el Bosque y era también jefe de la Comisaría 9na de La Plata. El otro detenido es Fernando Nahuel Falcón, quien está acusado de haberle disparado a un camarógrafo de TyCSport, según confirmó a PERFIL el fiscal de la causa, Martín Almirón.

Los policías fueron capturados en sus domicilios. En el caso de Gorbarán quedó imputado por el delito de “estrago doloso seguido de muerte”. Falcón, en cambio, se lo acusa por “lesiones calificadas”.

Último adiós. Antes de conocerse las detenciones, familiares, amigos y simpatizantes de Gimnasia despidieron ayer los restos de César Regueiro, el hincha de 57 años que murió en medio de la represión.

“Se siente, se siente, Lolo está presente”, fue uno de los cánticos que acompañaron la despedida en el recorrido desde la casa velatoria hasta su destino final, en el cementerio  municipal local, previo paso por la cancha del Lobo.

La familia de “Lolo” Regueiro pidió “justicia” y volvió a remarcar que el hombre murió en el contexto de la represión policial que originó la Policía bonaerense contra los simpatizantes que querían ingresar al estadio para ver el  partido que disputaba su equipo contra Boca.

La caravana fúnebre que llevaba los restos de Regueiro salió cerca del mediodía de ayer y pasaron por la cancha de Gimnasia, antes de culminar el recorrido en el cementerio. La familia de Lolo pidió justicia por el hombre que perdió la vida cuando afuera del estadio comenzó una represión policial contra simpatizantes del Lobo que querían ingresar a la cancha.

Los gases lacrimógenos que arrojaron los efectivos afectaron a los hinchas, jugadores, técnicos y demás personas que estaban dentro del estadio. Los simpatizantes que se encontraban en las tribunas invadieron el campo de juego porque la atmosfera se había tornado irrespirable y las puerta del estadio habían sido cerradas por los encargados del operativo de “seguridad”.

El hermano de Regueiro levantó un cartel en donde se pedía justicia por Lolo. Luego le agradeció a todos los presentes por acompañarlos en la despedida del hombre que había ido a la cancha con su hija y sus dos nietos.

“Este cartel me lo dio una vecina de mi hermano. Pedimos justicia por Lolo, por todos los caídos en las canchas. Porque siempre con la corrupción policial pasan estas injusticias”, dijo el hermano de Regueiro y pidió que “los ayuden” para que “no quede impune” la muerte del hincha.

La hija del hincha fallecido, en uno de los últimos posteos que realizó en sus redes sociales tras la muerte de su padre, también pidió Justicia. “Mi papá el que siempre estuvo, el que dejaba todo por sus nietos. Tu negra y tus nietos te van a recordar siempre papi”, escribió y continuó: “Es tan injusto lo que te pasó, que paguen. Justicia para mi papá. La van a pagar todos”.

La joven, entre sus posteos, había compartido las últimas fotos con vida del hincha. En una se lo ve junto a sus dos nietos en su casa antes de salir a la cancha. Y en otra ya están en la tribuna del estadio de Gimnasia con su hija y los menores de edad. Todos sonreían para la foto.

Pero a nueve minutos de comenzado el partido, en esa misma tribuna todo se convirtió en un caos. Afuera se escuchaban los ruidos de disparos de bala de gomas y los gases lacrimógenos empezaron a afectar a todos los que estaban en el Bosque. Ahí fue cuando Regueiro se descompensó. “Mi papá nunca sufrió del corazón como dicen los noticieros, mi papá se murió en la cancha no lo asistieron, él estaba vivo lo dejaron morirse ahí. Lo mató la policía. Estando en el piso descompuesto no podía respirar y le tiraron un gas lacrimógeno al lado”.

Por su parte, el fiscal a cargo de la causa le dijo a la agencia Télam que “la muerte de Regueiro fue producida por un mecanismo no violento y a consecuencia final de un paro cardiorespiratorio no traumático” y aclaró que “no se produjo ni por un golpe, ni por efecto del gas lacrimógeno”.

“Esto no quita responsabilidades de otro tipo, ni significa que la policía haya actuado bien, pero la causa de muerte fue el paro cardíaco”, aclaró el letrado. Además, apuntó que se lo informó a los hijos.

La investigación. El viernes por la mañana personal de la Unidad Búsqueda de Evidencia de la Policía Federal Argentina secuestró “gran cantidad de cartuchos de escopeta y de gases lacrimógenos” en las inmediaciones del estadio Juan Carmelo Zerillo. Serían más de 400 cartuchos los recolectados.  También se hizo un relevamiento de cámaras de la zona y se trabajaba en contactar a los simpatizantes que resultaron heridos para que declaren en la causa.

Mientras que la investigación judicial deberá determinar la responsabilidad de cada efectivo en el operativo y si existió sobreventa de entradas.

Además del hincha fallecido, fueron ocho las personas que fueron hospitalizadas con heridas leves y en el transcurso del viernes último recibieron el alta médica. Mientras que la restante persona estaba fuera de peligro, pero aún en observación por una herida en el maxilar, informaron desde el Gobierno bonaerense.

 

“Accionar desmedido”

La Comisión Directiva del club Gimnasia La Plata volvió cuestionar el “accionar desmedido” ejercido por la policía bonaerense y la Agencia de Prevención de Violencia en el Deporte (Aprevide). Además solicitó incorporarse a la causa como “particular damnificado”.

A través de un comunicado, el club presidido por Gabriel Pellegrino solicitó que se le “otorgue el rol de particular damnificado y de víctima ante los lamentables hechos acontecidos, con la mera finalidad de tutelar y proteger los intereses del club y sus asociados”.

Al mismo tiempo, reiteró “su absoluto repudio al accionar desmedido desplegado por la Policía de la Provincia de Buenos Aires y por la Aprevide, en la previa, durante y luego de la suspensión del partido con Boca Juniors”.

“Exigiremos que se investiguen y se esclarezcan los hechos suscitados en las inmediaciones de nuestro estadio y sus responsables hasta las últimas consecuencias”, se señaló en el comunicado.

En esta Nota