viernes 27 de mayo de 2022
POLICIA parque chacabuco
19-03-2022 04:19

Seis policías de la Ciudad están presos por matar a joven en una persecución

La víctima tenía 27 años y recibió un tiro mortal a la altura del tórax. La estaban siguiendo por un robo que sufrió una mujer. De los 16 efectivos que intervinieron, seis reconocieron que dispararon contra el auto.

19-03-2022 04:19

Seis policías de la ciudad de Buenos Aires permanecen detenidos por la muerte de un joven de 27 años, a quien atacaron a tiros en medio de una persecución policial que se originó a partir de una denuncia por un robo menor en el barrio porteño de Parque Chacabuco. 

La víctima fatal fue identificada como Ezequiel Kresta. Vivía en Villa Lugano y tenía un hijo que está por cumplir 2 años. La versión policial lo señala como el autor de un robo bajo modalidad de arrebato que sufrió Teresa Barrionuevo, una mujer de 62 años que estaba caminando por calle Cachimayo, en sentido a Zelarrayán, cuando fue despojada de sus pertenencias por un joven. 

Según recordó, el ladrón la tiró al piso y la arrastró para finalmente despojarla de su cartera, en la que llevaba el teléfono celular, la billetera y toda su documentación.

Barrionuevo denunció el caso de inmediato y aportó que el autor había escapado a bordo de un Fiat Fiesta patente EGY 218. Con ese dato, varios móviles de la Policía de la Ciudad montaron un operativo cerrojo en las inmediaciones, hasta que en un momento consiguieron dar con el vehículo que había señalado la víctima.    

El parte oficial de la policía porteña indica que tras una “extensa persecución, al llegar a la intersección de pasaje República y Riglos, a raíz de que el Ford Fiesta, al ser interceptado, colisiona a varios móviles policiales, abocados a la persecución, se producen disparos de arma de fuego (al parecer por parte de Policía de la Ciudad a los efectos de provocar la detención del rodado)”. 

“Así las cosas –continúa el informe–, y luego de recorrer varias cuadras, la persecución vuelve sobre la calle Cachimayo, en donde el vehículo Fiesta pierde el control colisionando a un rodado particular marca Chevrolet Onix dominio AD662MX. Se destaca que la colisión se produce en el mismo lugar donde aconteciera el robo arrebato que originara la presente investigación”.

De acuerdo con el reporte, los efectivos advirtieron enseguida que el conductor estaba muerto y apuntaron en el parte policial que presentaba al menos un impacto de arma de fuego a la altura del tórax. 

Según las fuentes, en el seguimiento del auto de Kresta habrían intervenido al menos 16 policías porteños. Seis de ellos, “de manera espontánea”, reconocieron haber utilizado su pistola 

reglamentaria y fueron demorados preventivamente por orden de Hugo Decaria, juez nacional en lo Criminal y Correccional N° 20 de la Ciudad de Buenos Aires. 

Los voceros apuntaron que el juez aguardaba en las últimas horas los resultados de los peritajes a esas armas para intentar identificar cuál de los policías fue el que efectuó el disparo que mató a Kresta Orellano. Según las fuentes, del interior del coche que manejaba Kresta secuestraron un casquillo cuyo cotejo con proyectiles testigos de las armas incautadas será clave para la causa.

Entre los efectivos involucrados directamente con el ataque a tiros contra el auto hay tres oficiales, dos oficiales primeros y un oficial mayor de la fuerza de 

seguridad porteña, la mayoría perteneciente a la comisaría vecinal 7B de la Policía de la Ciudad.

Se trata de Nicolás García, Francisco Rodríguez, Rodrigo Giraudo, Fernando Correa, Sergio Fernández y Alexis Duarte. De acuerdo a los voceros, todos se encuentran “comunicados” en la alcaidía de la Superintendencia de Investigaciones Federales de la PFA, ubicada en la calle Madariaga al 6900, y a la espera de ser indagados.

Un dato saliente del informe policial es que en ningún momento hace mención sobre una posible intimidación con un arma de fuego de parte del conductor del auto. De hecho, la mujer que había sufrido el robo manifestó que fue víctima de un arrebato y tampoco mencionó esa posibilidad.  

Sobre el supuesto ladrón se informó que tenía antecedentes delictivos, aunque por delitos menores, y destacaron que había sido demorado el pasado 11 de marzo en el barrio de porteño de Constitución por un arrebato en la zona. En septiembre de 2018 fue investigado en una causa por “robo en ausencia de moradores” que tramitó en la Comuna 8.

Kresta, que vivía en el barrio de Villa Lugano, tenía un hijo de un año con su pareja y varios trabajos estables en los últimos años, entre ellos en una sucursal de la cadena de cafetería Starbucks y en el hipermercado Coto. 

Fuentes policiales señalaron que la mujer que sufrió el robo se acercó hasta la escena en la que terminó muerto y lo reconoció como quien la asaltó y arrastró por la calle unos minutos antes.

En esta Nota