Despejado
Temperatura:
16º
Ciudad:
Buenos Aires
martes 23 de abril de 2019 | Suscribite
POLICIA / En Quilmes
miércoles 20 marzo, 2019

La historia del "suicidado" que no murió: "mi mujer me quiso matar"

Llorosa, la brevemente viuda salió gritando que había hallado al marido colgado de una viga. Pero el hombre, gomero, estaba "casi" muerto y le arruinó el plan...

Leonor Báez (50) quiso hacer pasar por suicidado al marido, Héctor Eduardo Ramírez (44), en una gomería de Solano. Se habían casado en febrero Foto: Facebook

Una mujer de 50 años planeó lo que parecía "el crimen perfecto". Eligió como víctima a Héctor Eduardo Ramírez, dueño de dos gomerías y otras propiedades en el partido de Quilmes, con quien se casó en febrero, todo parecía una novela romántica, hasta que el 6 de marzo por la noche la mujer salió del taller gritando que su marido "se había suicidado". Contó que lo había encontrado "ahorcado, colgando de una viga"...

Diecinueve días antes Báez se había casado con Ramírez, y cuando los vecinos llamaron al 911 el procedimiento policial fue el usual, patrulleros, ambulancia, pero la trama empezó a cambiar cuando los médicos detectaron que Ramírez "todavía tenía signos vitales". Tras varios días en terapia intensiva, en los que el gomero se debatió entre la vida y la muerte, milagrosamente pudo recuperarse.

A los policías ya les había llamado la atención que Báez en el nosocomio, visiblemente nerviosa, dijera que "no quería que nadie visitara a su marido, salvo ella", y al segundo día dejara de venir a ver como estaba. Ramírez pudo hablar dejó todo en claro: su mujer lo había golpeado intentando desmayarlo, y que junto a un ex novio luego lo habían colgado de una viga con un cable al cuello para "suicidarlo". 

Si Báez hubiera demorado algunos minutos más de la gomería a pedir ayuda a los vecinos gritando que su esposo se había suicidado, seguramente Ramírez habría muerto, pero el destino permitió que sobreviviera y la trama terminó con Báez detenida y acusada de intento de homicidio agravado por el vínculo.

leonor baez 20032019
La torta de casamiento de Báez con el gomero Ramírez. Dice Elizabeth, pero la policía la identificó como Leonor.

Según testigos, Báez, de nacionalidad paraguaya, en medio de una crisis nerviosa, solicitó ayuda a sus vecinos la tarde del miércoles 6 de marzo, y estos llamaron al 911. Ramírez fue bajado de la viga por la policía de la comisaría 4ta. de Quilmes y trasladado en un ambulancia al hospital de ese distrito.

Los voceros informaron que si bien su mujer lo creía muerto, los médicos en la ambulancia constataron que Ramírez tenía todavía signos vitales, por lo que quedó internado en estado de coma. Al llegar al centro asistencial, Báez supo del estado de su marido y dio indicaciones precisas a las enfermeras para que "no dejaran ingresar a nadie a verlo".

El hecho comenzó a ser investigado por la policía y el fiscal de Quilmes Ariel Rivas, quien ordenó diversas diligencias y la obtención de testimonios de familiares y vecinos del gomero, al tiempo que tomó declaración a la mujer que explicó que su flamante marido "se había suicidado tras una discusión que habían mantenido esa misma mañana".

A la "Gitana Liz" todo le salió mal y cayó desde un noveno piso

Una de las cosas que llamó la atención de los investigadores fue que Báez dejó de visitar a su marido cuando estaba internado y además, al comunicarse con una de las hijas de éste, le aclaró que ella nada había tenido que ver con lo sucedido, lo que le sonó extraño a la joven. De la pesquisa surgió además que la relación entre Báez y los familiares de Ramírez no era buena y que el día del supuesto suicidio testigos vieron a la mujer entrar junto a otro hombre a la gomería de su esposo.

Además un empleado de Ramírez declaró que la mujer siempre discutía mucho con él, incluso la mañana del hecho. Las dudas de que Ramírez hubiera intentado suicidarse se acrecentaron con el correr de la investigación y se disiparon definitivamente cuando cinco días después del hecho éste volvió en sí y denunció que su esposa y el hombre que fue visto con ella en el lugar, que resultó ser su ex pareja, habían intentado matarlo.

De su relato surgió que ese 6 de marzo, cerca de las 22.30, cuando cerraba su gomería, su mujer llegó junto a una pareja anterior, Iginio Morales Ocampo, también paraguayo, y que luego de golpearlo lo colgaron de la viga intentando matarlo. Ambos quedaron acusados de tentativa de homicidio, en el caso de ella agravada por el vínculo. Los detenidos, que permanecen alojados en comisarías de Quilmes, se negaron a declarar en sede judicial.

La “viuda negra” hot entregó a su víctima para saldar una deuda de drogas

Este miércoles por mañana, la hermana de Ramírez, Graciela, le contó a la agencia Télam que "su hermano vivió un calvario porque la mujer que lo enamoró en poco tiempo y se casó con él para asesinarlo y quedarse con sus bienes".

"Mi hermano estuvo cinco días casi muerto pero una tarde abrió los ojos y contó que su mujer lo quiso matar. Ella nunca se imaginó que iba a ir presa por asesina", agregó. "Se quiso quedar con la casa, una camioneta y dos negocios. Ella estaba acostumbrada hacer esas cosas macabras, hasta corrió a los hijos de él de la casa y planificó el homicidio con su ex pareja", indicó Graciela Ramírez.

Los voceros dijeron que ahora se investiga Báez y Morales Ocampo cometieron otros hechos similares, entre ellos si estuvieron vinculados a la muerte de un anciano al que Báez cuidó durante 2018 en la ciudad de La Plata, a quien incluso le cobraba la jubilación.También se investiga si una vivienda que tiene a su nombre en el partido de Berazategui "la obtuvo con alguna maniobra delictiva similar".

 

H.B.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4608

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard