POLICIA
doble parricidio en vicente lópez

Sospechan que Martín del Río le plantó el arma a su hermano

2023_04_08_martin_delrio_parricidio_vicente_lopez_telam_g
Acusado. Martín del Río (arriba) está preso sospechado de haber asesinado a sus padres. | Télam

Los fiscales que investigan el doble asesinato del matrimonio de José Enrique y María Mercedes del Río, cometido en agosto pasado en el partido bonaerense de Vicente López, sospechan que parte del plan criminal del hijo menor de las víctimas y presunto parricida Martín del Río era incriminar a su hermano mayor dejando el arma homicida en la casa de fin de semana de sus padres.

“Un tipo al que no tembló al meterle un balazo en la frente a su madre, tampoco va a tener remordimiento en ensuciar a su propio hermano mayor”, dijo a la agencia Télam uno de los investigadores judiciales de la causa.

La sospecha que ahora tienen los fiscales se desprende de tres elementos: que la pistola 9 milímetros homicida fue hallada en la casa del country San Diego de Moreno donde Diego del Río también tenía acceso, que hace unos meses la defensa del imputado pidió que se investigue al hermano mayor de su cliente y por varias frases que el propio acusado dejó en su última indagatoria sembrando sospechas contra su hermano.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Además, si bien no es un elemento que conste o pueda ser valorado en el expediente, el equipo de tres fiscales de Vicente López que investigó el caso y está conformado por Martín Gómez, Alejandro Musso y Marcela Semería, siempre supo que la noche del 7 de septiembre del año pasado, cuando fue detenido al ingresar al country Nordelta de Tigre donde vivía, del Río le preguntó a los policías de la DDI: “¿A mí solo? ¿No van a ir a detener también a mi hermano?”.

“Martín del Río siempre supo que el arma homicida estaba en la caja fuerte de la casa de sus padres en el country de Moreno donde su hermano tenía acceso. Y fue dejando en sus dos declaraciones indagatorias y a través de su defensora algunas pistas y dudas sobre el hermano para que sospechemos de él cuando saltara que esa 9 milímetros fue la empleada en el doble crimen”, dijo a esta agencia otra de las fuentes judiciales consultadas.

La hipótesis de los tres fiscales es que en algún momento entre la noche del 24 de agosto pasado –día del crimen–, y la madrugada del 25, Martín del Río salió de su casa del barrio Barrancas del Lago de Nordelta y se dirigió al country San Diego de Moreno a dejar en la caja fuerte la pistola Bersa Mini Thunder homicida que horas más tarde secuestraría la Policía.

Los policías ingresaron a la vivienda la tarde del 25 de agosto con la colaboración de Diego del Río, el otro hijo de las víctimas y hermano del imputado, quien además aportó la llave de la caja de seguridad, dentro de la cual fue hallada la pistola.

La abogada Mónica Chirivin, defensora de Del Río detenido, dijo a Télam: “¿Por qué no lo investigamos al señor Diego? El día 25 entró dos veces al country San Diego. Tiene ingreso a las 16.11 y el allanamiento arranca 16.30 o 16.40 ¿Alguien puede creer que si Martín del Río hubiera entrado a la madrugada al country San Diego los fiscales no lo hubieran sabido? Si estaba monitoreado. Ahora no saben cómo acomodar las cosas”.