POLICIA
PRESOS POR TUITEAR

Tras 53 días en preventiva, los tuiteros liberados en Jujuy denunciaron irregularidades y malos tratos en prisión

Marcelo Nahuel Morandini y Humberto Roque Villegas brindaron sus testimonios, en los que destacaron que en la cárcel quisieron "quebrarlos psicológicamente" y que esperan "lo peor" de la Justicia jujeña. En Jujuy "no hay una democracia", afirmaron.

Marcelo Nahuel Morandini y Humberto Roque Villegas 20240227
Marcelo Nahuel Morandini y Humberto Roque Villegas. | Collage

El exgobernador de Jujuy, Gerardo Morales, se presentó hoy como querellante en la causa por la cual dos hombres estuvieron detenidos 53 días por sugerir en redes sociales que su mujer Tulia Snopek le había sido infiel. También fueron entrevistados los hombres procesados, quienes denunciaron que en la cárcel quisieron “quebrarlos psicológicamente” y que esperan “lo peor” de la Justicia jujeña. En Jujuy “no hay una democracia”, afirmaron

El ingeniero ambiental y profesor universitario Marcelo Nahuel Morandini, de 45 años, fue detenido el 4 de enero en la Unidad Penal 1 de Jujuy por escribir en redes sociales un mensaje sobre la vida privada del exgobernador Gerardo Morales. "Hace ya varios años que en Jujuy se hace el Carnaval de Los Tekis (una estafa en la que caen los turistas). Pero este año no se hace. Y todo parece que es porque uno de Los Tekis le enseña a tocar la quena a la mujer del exgobernador. Imposible aburrirse en Kukuy", ironizó en su cuenta de X.

Este martes se publicó una entrevista realizada por La Nación, en la que Morandini denunció que fue detenido de forma anónima, por policías que accedieron a su casa sin identificarse, con excusas falsas. “Me recibió el servicio penitenciario, me hicieron controles ‘de rutina’ que consistieron en desnudarme, filmarme y tomar mis datos. Me filmaron en varias oportunidades desnudo en la parte procesal. Me trasladaron luego a la parte de sanidad, donde me volvieron a desnudar y después me llevaron al pabellón 2, donde los guardias me desnudaron y filmaron”, relató. 

“Cuando me ingresaron a la celda 40, pasé tres noches sin zapatillas, sin ropa interior ni lentes, sólo tenía remera y pantalón. No podía salir de la celda vestido, cada vez que se presentaba un oficial o alguien de salud tenía que desnudarme. La celda tenía seis baldosas, era de 2 por 2,40 metros. Tenía una ventana por la que no podía mirar hacia afuera, el piso de cemento estaba permanentemente húmedo. Me dieron un colchón y una botella y un fuentón para hacer mis necesidades, no me dieron papel higiénico. Me abrían la celda cinco veces por día”, recordó Morandini. 

El hombre procesado reprochó que en la cárcel intentaron responsabilizarlo “de cosas que no hice y querían lograrlo amedrentando, presionando, trasladándome, desnudándome, sometiéndome, para quebrarme psicológicamente. No lo hice y no lo voy a hacer. Mi temor era mi vida y la de mi familia” y añadió: “Ahora no me siento poderoso, para nada. Sé que tampoco va a ser lo mismo mi vida a lo que era antes, se ha transformado, se ha expandido. Pero sí siento que mi voz y mi denuncia son necesarias en este momento”. 

Por último, el ingeniero y profesor admitió: “Tengo miedo de lo que pueda pasar, no sé cuáles son los pasos a seguir para la Justicia y el exgobernador. Hace poco mandé un audio desde el penal haciendo responsable al gobernador por mi integridad y lo seguiré haciendo. Cualquier cosa que nos pase va a ser responsabilidad del gobierno. Es vergonzoso, disciplinador y aterrador lo que me ha pasado”, comentó. 

 

“Siempre esperamos lo peor de la Justicia”

En otra entrevista realizada este martes, el segundo hombre liberado y bajo investigación en Jujuy por supuestas lesiones psicológicas sobre Tulia Snopek, llamado Humberto Roque Villegas, de 42 años, dijo que su preocupación principal actual es el inicio de clases, ya que al estar detenido no pudo generar ingresos para sostener a su cuatro hijos y no puede comprar los útiles. La publicación por la que inició su problema judicial fue en Facebook y se trató de fotos de la hija de Morales y Snopek, insinuando que en realidad nació como producto de una relación paralela de la mujer con un músico del grupo folklórico Los Tekis.

“Nunca imaginamos que, por compartir una publicación que ya era viral, esto iba a suceder. Sí imaginábamos lo que es la Justicia jujeña porque sabemos que no es democracia, sino una dedocracia. Yo no tengo nada personal con Morales, pero la gestión fue un mamarracho y, a causa de eso, buscaron una excusa para detenernos por 53 días. Yo no quise burlarme de las personas ni nada por el estilo, sino que era un chiste que ya estaba en redes, no busqué ofender a nadie”, admitió Villegas en comunicación con Reynaldo Sietecase, en Radio Con Vos

El trabajador independiente textil informó que el juicio iniciará el 20 de marzo y declaró: “Siempre esperamos lo peor de la Justicia”. Sobre la decisión del fiscal Walter Rondón, quien ordenó la detención de ambos hombres y, este lunes, le pidió al juez Gustavo Ortiz que se los liberara, opinó que “no es rara porque es algo habitual: buscaban en WhatsApp y redes excusas para seguir culpándonos de algo que no existe. Tarde o temprano el circo se iba a caer. Todavía no terminó, pero buscan silenciar al pueblo y decir ‘con nosotros no se metan, miren lo que les pasa a ellos’”, sumó. 

Villegas recordó una experiencia “regular” en la cárcel e indicó que dependía de los guardias de turno. “Los internos nos entendieron y nosotros pusimos de nuestra parte para llevarnos todos bien. No hay otros detenidos, no están los otros 2.000 que supuestamente iban a caer, según el fiscal”, apuntó. Finalmente, denunció que la Justicia tiene secuestrados sus teléfonos y “están haciendo uso de nuestras redes, mandando mensajes amedrentando a la gente” y postuló: “Miedo no tengo, pero si este caso no hubiera tenido repercusión nacional ya estaríamos condenados. El gobernador actual todavía no se dio cuenta de que asumió, sigue en las nubes”. 

Martín Lousteau calificó de "abusiva" la prisión preventiva de los tuiteros en Jujuy

Morales se presentó como querellante contra Morandini y Villegas

El exgobernador de Jujuy se presentó hoy como querellante en la causa, tal como lo es su mujer y la acusación pública está en manos del fiscal Walter Rondón. También se refirió por primera vez al caso y aseguró que Morandini y Villegas le generaron un "daño irreparable" a su hija de dos años: "¿Qué le digo a mi hija cuando me pregunte quién es el padre?", lamentó.

En ese marco, Morales sostuvo este martes que los hombres no fueron detenidos "por tuitear" sino por formar parte de un "grupo delictivo" que alteró la identidad de su hija de dos años y generó "lesiones psicológicas" por violencia de género sobre su mujer, por lo que pretende que la causa llegue a la Corte Suprema de Justicia.

"No se trata de una causa por tuitear en Jujuy, sino que es una causa organizada por Morandini y Villegas por organizar, planificar, crear, difundir y tornar incierta y alterar la identidad de una niña de dos años y por lesiones psicológicas agravadas por violencia de género en el caso de mi mujer", aseguró Morales en declaraciones a Radio Mitre. "Voy a cuidar la honra de mi mujer y la identidad de mi hija, que es el delito más grave en esta causa", remarcó el exgobernador. 

ML / ds