jueves 23 de septiembre de 2021
POLITICA el festejo en olivos
29-08-2021 01:01
29-08-2021 01:01

Alberto abogado: la causa se mueve pero sin impacto electoral

Es lo que creen en Casa Rosada luego de ver las primeras encuestas. Cae la imagen presidencial pero no repercute en la intención de voto. Espera rapidez judicial.

29-08-2021 01:01

Si la frase no hubiese sido dicha por Mauricio Macri a principio de 2018 y remita a que después de decirla su gestión no mejoró, hoy Alberto Fernández podría apropiarse del eslogan “Lo peor ya pasó”. Se refiere a la pandemia y a la crisis económica pero ahora también al escándalo por el festejo en la Quinta de Olivos en plena cuarentena. Aunque la causa por el cumpleaños de Fabiola Yañez recién muestre los primeros avances, el Presidente está convencido de que sorteará la Justicia sin grandes inconvenientes.

Después de haber cerrado dos veces su estudio de abogado para dedicarse a la gestión pública, Fernández volvió a redactar un escrito judicial. Tenía suspendida su matrícula por ejercer la presidencia pero horas antes de hacer la presentación, el Colegio Público de Abogados de Capital Federal le extendió un certificado para que pueda actuar en el expediente que investiga el incumplimiento de las restricciones. “Está habilitado para ejercer la profesión exclusivamente como letrado en causa propia en la Causa 4723/2021 caratulada ‘FERNANDEZ, Alberto y otros s/ violación de medidas de propagación epidemia (205) y abuso de autoridad’, por ser causal que encuadra en el segundo párrafo del artículo 4° de la ley 23.187”, dice el texto.

Fue el jefe de Estado quien redactó las 36 páginas y el jueves las presentó de manera electrónica. En su despacho de la Casa Rosada ese día siguió la estrategia judicial el jefe de asesores y abogado, Juan Manuel Olmos.

Fernández sabe que la próxima semana el fiscal se pronunciará sobre la “excepción de falta de acción” y el sobreseimiento que pidió. No niega que podrá ser rechazado y por eso hizo la propuesta de reparar el daño causado con una donación de parte de su sueldo.

El protagonismo de Alberto Fernández vuelve a desordenar la campaña

Espera que la causa avance rápido aunque ya no le preocupan los tiempos electorales. En el Gobierno creen que el deterioro a su imagen y su consecuencia en la elección no tiene que ver con un fallo judicial. “La foto que se vio es más fuerte que cualquier sentencia. La gente no espera a la Justicia para declarar culpable o inocente a alguien”, dicen en su entorno más íntimo. En la Casa Rosada aseguran que no se ve un fuerte impacto en el voto y, si eso ya no se notó en los sondeos recibidos, tampoco surgirá en las próximas dos semanas. “Lo peor ya pasó”.

La intención del voto del Frente de Todos en provincia de Buenos Aires no muestra grandes cambios. Dirigentes del oficialismo dicen que la ventaja sobre Juntos bajó de 8 a 6,5% y que en el resto del país la influencia de la foto fue aún menor. “Si bien es cierto que la imagen de Alberto sí cayó, se da un fenómeno en esta campaña que cayeron la de todos los dirigentes. Incluso la de Horacio Rodríguez Larreta”, explican.

Quienes piensan en la pelea política tampoco están apurados. Un cierre exprés de la causa dejaría la sensación de impunidad. Por más movimientos que tenga el expediente, en el oficialismo explican que el tema se irá diluyendo.

Con la estrategia judicial planteada, Fernández no se imagina siendo llamado a indagatoria en plena campaña. Sin embargo, creen que el fiscal Ramiro González –que ya imputó al Presidente– podrá pedir distintas medidas de prueba antes de evaluar si acepta que el jefe de Estado pague cuatro cuotas de la mitad de su sueldo por la “reparación”. Aún queda una posible pelea por la competencia con el tribunal de San Isidro a cargo de Sandra Arroyo Salgado.