lunes 26 de julio de 2021
POLITICA Segunda ola
19-03-2021 22:55

Alberto Fernández se debate en volver a cerrar, a un año del aislamiento

El Presidente busca advertir sobre la llegada de la segunda ola, pero cuenta con una férrea oposición y descrédito popular. Hay preocupación por el sistema de salud.

19-03-2021 22:55

Un año atrás, Alberto Fernández anunciaba el inicio del aislamiento social obligatorio por el avance del coronavirus en el país. Sus presentaciones llegaban a superar los 50 puntos de rating acumulados, la política –incluido el arco opositor– celebraba la anticipación de la cuarentena, y tenía una aceptación en la gestión que llegó a superar el 80%. Hoy el escenario es otro: el Presidente decidió recurrir a su primera cadena nacional para hablarles a los ciudadanos sin intermediarios, la oposición ya no acompaña la gestión de la pandemia y la imagen presidencial cayó.

La segunda ola de covid-19 llegará en un contexto político totalmente distinto al del comienzo de las medidas restrictivas. La ciudadanía ya no se muestra dispuesta a acompañar una cuarentena estricta y el propio Gobierno busca evitar la vuelta al confinamiento. Admite que si cierra, los sectores económicos deben quedar excluidos. ¿Esto es posible? El ministro de Producción, Matías Kulfas, tranquiliza a distintos empresarios, con quienes evalúa que los protocolos sanitarios funcionaron bien y fueron pocos los contagios que se produjeron en las fábricas desde el regreso de la actividad. 

Por ahora, el Gobierno solo está dispuesto a avanzar en mayores controles a las restricciones que resistieron el año de cuarentena. La suspensión total de vuelos aún no está en evaluación aunque sí lo está seguir reduciendo las salidas y llegadas. El Ministerio de Salud elevó una recomendación en las últimas horas que tiene que ver con la suspensión de los viajes de egresados.

“Más allá de las posibles falsificaciones en las pruebas PCR que se detectan, nos preocupan los viajes de egresados. Es una actividad de alto riesgo epidemiológico por las acciones que realizan, como salidas nocturnas y aglomeraciones en lugares cerrados”, explicó a PERFIL Arnaldo Medina, secretario de Calidad en Salud del Ministerio de Salud de la Nación.

Alberto Fernández, junto a Rodríguez Larreta y Axel Kixillof.

Con poco optimismo, la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, debe revisar  si esto era posible de implementar. Mientras tanto, siguen desalentando el turismo. “Desaconsejamos los viajes al exterior, sobre todo a países en donde circulan las cepas más contagiosas. Creemos que solo deben viajar los argentinos que tengan tareas esenciales y que el turismo debe ser reducido al máximo”, dijo a este medio Florencia Carignani, directora de Migraciones.

La Dirección de Migraciones volverá a poner a disposición de las provincias la información que brindan los pasajeros que llegan al país al firmar la declaración jurada. Allí los ciudadanos deben completar los datos sobre dónde transitarán los días de aislamiento. Desde el gobierno nacional buscan que cada jurisdicción intensifique los controles mientras que desde Salud se firmó un convenio con la Cruz Roja, institución que se encargará de hacer seguimientos telefónicos de los viajantes.

Enojo. Alberto Fernández está convencido de que debe comenzar a hablarle de manera directa a la sociedad. Para el gobierno nacional, los mensajes sobre la administración de la pandemia no están llegando de manera clara. No hubo anuncios: su primer mensaje grabado fue para “que el ciudadano advierta la gravedad en la que va a ingresar Argentina pero también para aclarar lo que sucede en el mundo con las vacunas”.

El Gobierno ofrece a Paraguay un puente con China para las vacunas

Al jefe de Estado le molesta que las críticas sobre el retraso en la llegada de dosis contra el coronavirus no tienen en cuenta que se trata de una problemática mundial. “Solo 18 países han recibido el 88% de las vacunas que se han distribuido hasta ahora. La gran mayoría de los países está en un gran desierto, con pocas vacunas o sin ningún acceso a ellas. Solo 15 países recibieron hasta ahora más del 10% de las vacunas que compraron. Esta es la realidad del mundo de 2021: la escasez, la desigualdad y la demora de las vacunas”, dijo el Presidente en su primera cadena nacional.

En la Casa Rosada circula una encuesta que da alivio. En el Área Metropolitana de Buenos Aires “vemos que aquellos que dicen que se vacunarán (o ya se vacunaron) son el 81% de la población, 15 puntos por encima de los números de febrero”, es la primera evaluación sobre cómo el desprestigio sobre las vacunas, sobre todo la Sputnik V, fue quedando atrás. Pero otros dos números dan mayor entusiasmo: entre los opositores, la voluntad de vacunarse ya llega al 73% (entre los consultados que votaron al Frente de Todos ese número se eleva al 90%); y en cuanto al avance del plan de vacunación, el 45% ya conoce a alguien cercano que recibió al menos una dosis.

El Presidente busca mostrar acompañamiento ante la segunda ola que se aproxima. Volvió a hablar por videoconferencia con los gobernadores y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, reunió por primera vez de manera presencial a los ministros de Salud de todos los territorios para unificar medidas sobre el plan de vacunación. Sin embargo, para la oposición, Fernández ya no es “el comandante” (tal como lo bautizó Mario Negri) detrás del cual se alinearon para enfrentar la pandemia y los cuestionamientos, en pleno año electoral, se incrementaron.