jueves 06 de octubre de 2022
POLITICA entrevista al diputado electo del fit en jujuy

Alejandro Vilca: "Creo que el peronismo está debilitado, es un peronismo de manos vacías"

Alejandro Vilca fue una de las sorpresas de la elección. Critica tanto a Gerardo Morales como al kirchnerismo. Dice que Milagro Sala es un “chivo expiatorio”. Rechazo a Milei.

20-11-2021 02:57

Alejandro Vilca, del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), fue una de las sorpresas de las elecciones del último domingo. Se consolidó como la tercera fuerza en la provincia de Jujuy y logró una banca en el Congreso contra todo pronóstico.

Vilca trabajó como recolector de basura y hoy como diputado  provincial asegura “devengar el mismo salario”.  Luego de encabezar en 2006 una serie de protestas en su tierra, San Salvador de Jujuy, en las que reclamaba las precarias condiciones de los trabajadores, fundó el Partido de los Trabajadores Socialistas.

El ahora diputado nacional electo habló con PERFIL sobre el resultado de Juntos por el Cambio, el papel del peronismo durante las elecciones, las “ambiciones” del gobernador Gerardo Morales y el protagonismo de Javier Milei; de quien sentenció, “muestran la vuelta del resabio conservador y de derecha”. Además, opinó sobre Milagro Sala, de quien aseguró que “es un chivo expiatorio”.

—¿Qué opina del resultado en las elecciones del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y sus aspiraciones a la presidencia en 2023?

—Gerardo Morales por su ambición personal y de escalar en la política nacional pretendió ganar tres diputados, los que se ponen en juego en Jujuy para mostrarse como ganador. Bueno, lejos de eso, el electorado, el pueblo, dio otros resultados. Hoy creo que las elecciones le han puesto un freno. Solamente se puede llevar un diputado de los tres que se pretendía.

—¿Cuál fue la clave del acompañamiento del pueblo a Juntos por el Cambio en las elecciones?

—Creo que es el vacío de alternativas. Muchas veces la gente no está votando porque cree que es la mejor salida que vuelva Macri, o que crea que fue el mejor gobierno, sino es porque no hay muchas alternativas. De hecho, el surgimiento de extrema derecha como Milei o Espert, con discursos muy duros, de pérdidas de derechos o de pérdidas laborales, o xenófobos a lo Bolsonaro o a lo Trump, muestra una forma en que se puede canalizar el electorado y que sectores empresariales piden que sea por la derecha.

—A propósito de Milei, ¿qué opina de él y sus propuestas?

—No me representan, evidentemente. Muestran la vuelta del resabio conservador y de derecha. Coquetea permanentemente con el macrismo, entonces, creo que tiene un perfil que en cualquier momento va a cerrar con Patricia Bullrich o con Macri o el sector de derecha o de alguna coalición. No veo diferencia en nada, más allá de un discurso verborrágico.

—En cuanto al personaje de Milagro Sala, ¿le parece que es una presa política?

—Creo que Morales aprovechó su desprestigio para avanzar sobre el derecho a la protesta, para copar la Justicia jujeña y así justificar la persecución a todos aquellos que son opositores. Es un chivo expiatorio porque además si uno juzga todo lo que son los casos de corrupción y de abuso, no eran solamente ellos, sino que había todo un aparato estatal que le daba esa impunidad: gobernadores, intendentes radicales que le firmaban las obras de construcción o el asistencialismo, muchos de esos dirigentes que eran, digamos, criaderos de Milagro Sala, hoy trabajan para la UCR.

—¿Considera que el kirchnerismo se encuentra debilitado?

—No sé si el kirchnerismo en particular, yo creo que el peronismo. Es un peronismo de manos vacías. Por ahí para ganar las elecciones les sirvió la unidad de todo el peronismo, pero para gobernar se ve que no es tan así. No es que tiene un plan definido para decir “hoy la Argentina va en este curso”. Es muy pragmático, es muy sobre la hora, sobre negociar y ver qué pasa mañana.

En esta Nota