sábado 25 de junio de 2022
POLITICA tensiones internas

Amenazas de ruptura y negociaciones cruzadas entre los diputados radicales

Negri cosechó el respaldo para comandar el bloque partidario pero un grupo de díscolos le reclama mayor representación y anticipan que armarán una bancada propia.

04-12-2021 03:44

El radicalismo se encuentra en pleno estado de ebullición y lo que comenzó como una disputa de rutina por la distribución de los cargos después de la elección está por derivar en una ruptura del bloque en la Cámara de Diputados

Durante la semana pareció cerrarse el primer capítulo con la ratificación de Mario Negri al frente del bloque radical, con 27 votos propios contra 15 voluntades pertenecientes al grupo que comanda Emiliano Yacobitti. 

Pero el hilado fino del reparto de los lugares claves en la bancada no termina de convencer al sector disidente, que ahora pasó a pedir la conducción del interbloque, lo que enfureció a Negri. “En el Senado va a haber un jefe de interbloque y un jefe de bloque, pero acá Negri a pesar de haber perdido la elección insiste en concentrar las dos figuras en su persona”, graficó a PERFIL un diputado del grupo de los 15 que dan pelea. 

El pasado jueves hubo un intento de acercamiento en el despacho del diputado Miguel Bazze, ladero de Negri, en el que también estuvieron Ricardo Buryaile y Karina Banfi por el sector orgánico, con Yacobitti, Dolores Martínez y Alejandro Cacace de la vereda de enfrente. 

La instancia formal de decisión será el próximo lunes por la tarde, en una reunión convocada por el cordobés para cerrar los acuerdos. Los díscolos anticipan que no se harán presentes porque van “camino a la constitución de otro bloque”, amenazan. 

La idea es presentar el martes la conformación definitiva de las bancadas que conformarán el interbloque, que seguirá llamándose Juntos por el Cambio. Si bien forma parte de las negociaciones, no es necesario que ese día se anuncie quién será el jefe del interbloque y se podría postergar la definición hasta la concreción de la próxima sesión, para mediados de diciembre. 

Yacobitti explicó ayer que “lo único que no se puede romper es Juntos por el Cambio” y puso como ejemplo el caso de Emilio Monzó, que también trabaja en la conformación de un espacio propio sin separarse de Juntos por el Cambio. 

"Lo único que no se puede romper es Juntos por el Cambio", asegura Yacobitti

Como demostración de fuerza, Negri marca el respaldo que tiene por parte de Cristian Ritondo y de Juan Manuel López para lograr que una misma persona tenga los dos cargos, con la explicación de que la figura de jefe de interbloque no existe en la estructura del Congreso y que, por ejemplo, no podría formar parte de una reunión de Labor Parlamentaria.

Sin embargo, estos temblores pueden derivar en la apertura de otro conflicto que ya parecía saldado y que es el reclamo del PRO para quedarse con el interbloque, amparado en la mayoría numérica que logró en los últimos comicios. En la UCR lo tienen más que claro, y es por eso que los orgánicos ya les presentaron el asunto a los disidentes.

“El bloque radical ya les explicó que tenemos muchos menos legisladores del PRO. ¿Cómo nos piden algo que no es del partido?”, insistieron en las conversaciones. Más allá de los cargos formales como la vicepresidencia tercera que libera Alfredo Cornejo, el reclamo está ligado a ser tenidos en cuenta para las “vocerías”, aquellos lugares de relevancia política para poder convertirse en palabra autorizada del espacio.

 

Semana de juras en el Congreso

El próximo martes 7 al mediodía tendrá lugar la sesión preparatoria en la Cámara de Diputados donde jurarán los nuevos legisladores, que iniciarán sus funciones el 10 de diciembre. 

Tras la fallida convocatoria a una sesión para el 30 de noviembre, se esperaba que se llamara a sesionar pero no se logró trabajar en un temario de consenso en el oficialismo y la oposición, y se frustró dicha posibilidad. 

Lo mismo sucederá el jueves 9 en el Senado, con la jura de los 24 nuevos integrantes, y a continuación fue convocada una sesión especial, la última en la que el Frente de Todos tendrá quórum propio. 

El temario no fue dado a conocer pero el oficialismo podría incorporar la aprobación de los 116 DNU presidenciales cuestionados por Juntos por el Cambio.