domingo 16 de mayo de 2021
POLITICA Juntos por el Cambio
11-03-2021 11:19

Aumenta la presión sobre María Eugenia Vidal, que juega hasta el final con la incógnita de su candidatura

La exgobernadora bonaerense busca contener a los dirigentes del conurbano y prepara su regreso tras un año de silencio. ¿Va a provincia o a la Ciudad?

11-03-2021 11:19

Todo aquel que rodea a María Eugenia Vidal asegura que la exgobernadora de la provincia de Buenos Aires será candidata en 2021. Que no tiene alternativa. Que debe ordenar el espacio. Lo que nadie en Juntos por el Cambio quiere afirmar es si lo será por el distrito que dirigió hasta 2019 o por la Ciudad de Buenos Aires donde fue vice de Mauricio Macri. Juran que ella no sabe aún qué hacer. Pero el tiempo se acaba.

Más allá de las declaraciones, en los hechos se observa que María Eugenia Vidal está armando la estructura para "jugar" en 2021 contra el peronismo. ¿Cuándo reaparecerá? Recién a mediados de abril con el lanzamiento de un libro sobre su gestión. A partir de allí, la estrategia es volver a los medios de comunicación, aunque sin confirmar candidatura, algo que espera hacer recién en mayo o junio (los plazos para presentar las listas vencen el 22 de junio). Hasta entonces mantendrá la expectativa.

Una nueva encuesta arroja resultados inesperados en la Ciudad de Buenos Aires

La estrategia en la provincia

La estrategia está cargada de nerviosismo para quienes rodean a María Eugenia Vidal. PERFIL dialogó con dirigentes del PRO que están en el territorio y todos insisten en tener definiciones mucho antes. El principal problema que tienen es que los candidatos locales empezaron a tender puentes con otros sectores ante el miedo de quedar afuera en la negociación de las listas. "Si ella no aparece, los peronistas y otros propios están a la pesca. Ante la falta de definiciones se nos van. Cada día que pasa es más difícil sostener la estructura".

Ejemplos sobran. Este jueves, Miguel Ángel Pichetto lanza "Peronismo Republicano" junto a Joaquín de la Torre. Emilio Monzó, por su parte, recorre distritos y suma aliados. ¿Terminarán todos juntos en las listas? El temor de los más desconfiados es que alguno termine jugando "por afuera" y haga como hizo Florencio Randazzo en 2017 que selló la suerte de la elección para el peronismo, derrotado por JXC.

Patricia Bullrich, Mauricio Macri, y Horacio Rodríguez Larreta en una cumbre PRO. María Eugenia Vidal, presente por Zoom.
Patricia Bullrich, Mauricio Macri, y Horacio Rodríguez Larreta en una cumbre PRO. María Eugenia Vidal, presente por Zoom.

Hay un condimento extra. ¿Cuántas patas tiene Juntos por el Cambio para negociar una lista? Hasta hace un tiempo eran el PRO, la UCR y la Coalición Cívica. Ahora se multiplicaron los candidatos. Nadie quiere quedarse afuera. Pero hay más nombres que espacios. "Éramos tres. Hoy tenés que sumar, como mínimo, dos espacios más que quieren tener un lugar en la mesa de negociaciones. Si María Eugenia no es candidata y ordena termina en quilombo", se sincera un operador político que camina cerca de la exgobernadora. 

La cena secreta de Patricia Bullrich y Javier Milei: anécdotas, elecciones y un enemigo político en común

Qué dicen las encuestas

Por otra parte, el equipo de Vidal mira las encuestas. Lo mismo hacen en la Ciudad los laderos de Horacio Rodríguez Larreta. Por ahora no tiene reemplazo. Saben que la contienda será muy difícil. Si no se puede ganar, aseguran, hay que perder por poco. Una derrota por 20 puntos, como ocurrió en 2019, haría peligrar la alianza opositora en el conurbano.

En el entorno de la gobernadora hacen este análisis: más allá de ganar o perder, la candidatura te mantiene en vigencia y en la centralidad de la verdadera disputa, que es en 2023. ¿El ejemplo más reciente? Cristina Fernández de Kirchner, quien se vio casi obligada a ser candidata en 2017 para estar en el centro y definir la elección dos años después.

A la espera de Vidal, tanto Jorge Macri como Diego Santilli y Cristian Ritondo se muestran dispuestos a ocupar ese espacio, pensando en el objetivo grande que es la gobernación en dos años. Ahí la disputa es feroz pero silenciosa. ¿Alguno mide más que otro? La pregunta de este medio a diversos actores no tiene una respuesta. Todos apuestan a que Vidal ordene su cabeza. Y ordene al resto de la tribu.

 

RI/FF

En esta Nota